Tratamiento para el asma: medicamentos y cómo usar el inhalador

Actualizado en febrero 2024

Los medicamentos para el asma, como la budesonida, el formoterol o el montelukast, pueden ser indicados para el tratamiento a largo plazo del asma y para prevenir crisis asmáticas. Asimismo, también existen medicamentos para el tratamiento de crisis agudas de asma, como el salbutamol, el bromuro de ipratropio o la metilprednisolona, que poseen un rápido inicio de acción. 

Estos medicamentos actúan reduciendo la inflamación de los pulmones, abriendo los bronquios y facilitando la entrada de aire y la respiración, lo que alivia los síntomas del asma o de la crisis asmática. Vea cómo identificar los síntomas del asma.

El tratamiento del asma debe estar siempre orientado por un neumólogo o médico general, ya que es importante adaptar el tipo de tratamiento y medicamentos utilizados a los síntomas, edad, antecedentes de salud, tipo de asma, gravedad de la enfermedad e intensidad de las crisis, de forma individual.

Imagem ilustrativa número 1

Medicamentos para controlar el asma

Los medicamentos para controlar el asma generalmente son utilizados a largo plazo, pues ayudan a controlar y a prevenir crisis, debiendo ser tomados diariamente. 

Los medicamentos para controlar el asma que pueden ser indicados por el médico incluyen:

1. Budesonida

La budesonida, así como otros corticosteroides que se administran por vía inhalatoria, como beclometasona, fluticasona o mometasona, tienen una potente acción antiinflamatoria sobre las vías respiratorias, reduciendo la inflamación crónica presente en los pulmones, siendo considerado uno de los tratamientos más eficaces para el asma, pues ayuda a reducir los síntomas y prevenir crisis, mejorando la función pulmonar y la calidad de vida.

Estos medicamentos, conocidos como popularmente como inhaladores o "bomba" para el asma, pueden ser encontrados en farmacias convencionales. En ciertos casos, el médico puede asociar el uso del corticosteroide inhalado con broncodilatadores inhalados, para facilitar el tratamiento y controlar la enfermedad. 

Los corticosteroides administrados por vía inhalatoria deben ser empleados diariamente, según las indicaciones médicas, siendo importante enjuagar la boca o cepillar los dientes justo después de utilizarlos. Asimismo, se debe limpiar el inhalador con un cepillo o pincel suave para retirar los residuos del medicamento.

2. Formoterol

El formoterol es un broncodilatador inhalado de acción larga, así como el salmeterol, que ayuda a abrir los bronquios pulmonares, lo que facilita la entrada de aire y la respiración, ejerciendo un efecto durante 12 horas aproximadamente. Estos medicamentos son indicados para el tratamiento a largo plazo del asma. 

Por lo general, estos fármacos son usados en combinación con corticosteroides inhalados, como formoterol + budesonida o salmeterol + fluticasona, por ejemplo, pudiendo ser encontrados en farmacias convencionales. 

Los broncodilatadores de acción larga deben ser empleados solo bajo indicación médica, estando contraindicado su uso durante una crisis de asma, pues demoran algunos minutos en ejercer su máximo efecto. 

3. Montelukast

El montelukast es un antileucotrieno que actúa reduciendo la acción de sustancias denominadas leucotrienos, responsables por la inflamación de los pulmones, lo que ayuda a impedir el estrechamiento y la hinchazón de las vías respiratorias pulmonares. Otro antileucotrieno con acción semejante es el zafirlukast. 

Estos medicamentos están indicados para el tratamiento a largo plazo para prevenir crisis de asma, en los casos de asma moderada persistente y en aquellas personas que no toleran el tratamiento con corticosteroides inhalados. No obstante, también pueden ser empleados para complementar el tratamiento con corticosteroides y broncodilatadores inhalados. Los antileucotrienos tienen un efecto máximo luego de algunos días o incluso luego de 4 semanas de iniciado el tratamiento, razón por la cual no están recomendados durante una crisis de asmática. 

Los antileucotrienos pueden ser encontrados en forma de comprimidos revestidos o masticables o en forma de granulado, bajo los nombres comerciales Montipedia CR, Singulair, Montrate, Kastamon, entre otros, y no deben ser utilizados durante la gestación o lactancia, a no ser que sea indicado por el médico. Vea cómo usar el montelukast correctamente

4. Omalizumab

El omalizumab, así como el dupilumab, son medicamentos inmunosupresores indicados para el tratamiento del asma alérgica grave, cuando el tratamiento con corticosteroides inhalados no ha sido eficaz para disminuir los síntomas. Estos medicamentos actúan reduciendo la acción del sistema inmunitario, aliviando la inflamación de los pulmones. 

Los inmunosupresores pueden ser comprados en farmacias convencionales, bajo los nombres comerciales Xolair o Dupixent, en forma de inyección para aplicación subcutánea, y son vendidos mediante presentación de receta médica. Vea cómo usar el omalizumab correctamente.

5. Teofilina

La teofilina es una xantina que posee acción broncodilatadora, la cual, aunque hoy en día no sea muy utilizada, también puede ser indicada para el tratamiento de mantenimiento del asma, ya que contribuye a la relajación de los músculos de las vías respiratorias. 

Medicamentos para las crisis de asma

Los remedios indicados para tratar las crisis de asma solo deben ser utilizados en el momento en que surge la crisis o antes de realizar esfuerzos que impliquen aumento de la frecuencia respiratoria, en caso de que el médico lo recomiende. 

Los principales medicamentos para tratar crisis de asma que pueden ser indicados por el médico incluyen:

1. Salbutamol

El salbutamol, así como el fenoterol, es un broncodilatador inhalado de acción corta indicado para crisis de asma, pues actúa en pocos minutos luego de su aplicación y ejerce un efecto durante 4 a 6 horas. 

Estos medicamentos actúan dilatando los bronquios de los pulmones rápidamente, facilitando la entrada de aire y aliviando los síntomas de la crisis asmática. 

El salbutamol y el fenoterol pueden ser encontrados en farmacias convencionales, en forma de inhalador o solución para nebulización, bajo el nombre comercial Ventolin, Broxol Air o Fluvicil. Conozca cómo utilizar el salbutamol

2. Prednisona

La prednisona es un corticosteroide de acción sistémica, de la misma forma que la prednisolona o la metilprednisolona, los cuales pueden ser indicados para disminuir la inflamación pulmonar en casos de crisis de asma grave, y son usados generalmente por una a dos semanas de tratamiento. Esto porque, cuando son usados a largo plazo, el riesgo de efectos secundarios es mayor, en comparación con los corticosteroides inhalados, pudiendo causar obesidad, osteoporosis o diabetes, por ejemplo. 

Estos medicamentos pueden ser empleados por vía oral, en forma de comprimidos; no obstante, en ciertos casos, el médico puede recomendar la aplicación de corticosteroide directamente en la vena, como la metilprednisolona, en el hospital.

3. Bromuro de ipratropio

El bromuro de ipratropio es un medicamento antimuscarínico que actúa de forma rápida, ayudando a dilatar los bronquios en los pulmones, pudiendo ser indicado por el médico para el tratamiento de crisis de asma grave y mal controlada; sin embargo, también puede ser indicado para complementar el tratamiento con corticosteroides y broncodilatadores inhalados. 

El bromuro de ipratropio puede ser comprado en farmacias convencionales con el nombre comercial Combivent, Atrovent y Berodual, en forma de gotas para nebulización o inhaladores. 

Lea también: Bromuro de ipratropio: para qué sirve, dosis y efectos secundarios tuasaude.com/es/ipratropio

Medicamentos para el asma en el embarazo

Por lo general, los medicamentos para el asma en el embarazo son los mismos que la mujer ya usaba antes de quedar embarazada. No obstante, antes de continuar el tratamiento, la mujer debe hablar con el médico debido a que hay medicamentos que pueden ser más seguros en la gestación. 

El uso excesivo de medicamentos debe ser evitado durante el embarazo, por lo que es recomendado evitar factores que exacerben la enfermedad y aumenten el riesgo de surgimiento de crisis, como el contacto con polen, polvo, perros y gatos, perfumes y aromas intensos. 

Es importante seguir las recomendaciones médicas, pues el asma durante la gestación, cuando no es controlada o cuando provoca crisis, puede causar problemas para la mujer, como preeclampsia, diabetes gestacional o parto prematuro, y también puede afectar el bebé, pudiendo ocurrir parto prematuro o bajo peso al nacer, los cuales pueden colocar la vida del bebé en riesgo. 

¿Cómo utilizar el inhalador para el asma?

Los inhaladores, como Ventolin, Symbicort y Seretide, están indicados en el tratamiento y control del asma y deben ser usados de acuerdo con las indicaciones del neumólogo según la edad:

1. Cómo usarlo en adolescentes y adultos

Los pasos para que los adultos usen el inhalador para el asma de forma correcta incluyen:

  1. Exhalar, intentando sacar todo el aire de los pulmones;
  2. Colocar el inhalador en la boca, entre los dientes y cerrar los labios;
  3. Presionar el inhalador mientras respira profundamente por la boca, llenando los pulmones de aire;
  4. Retirar el inhalador de la boca y detener la respiración durante 10 segundo o más;
  5. Lavar la boca, sin tragar para que los restos del medicamento no queden acumulados en la boca o en el estómago.

En caso de que sea necesario usar el inhalador 2 veces seguidas, se debe esperar alrededor de 30 segundos y después repetir los pasos, comenzando por el primero.

La cantidad de polvo inhalado generalmente no se percibe, ya que no tiene sabor ni olor. Para verificar si la dosis fue correctamente utilizada, se debe observar el contador de dosis que se encuentra en el mismo inhalador. Generalmente, el tratamiento con inhalador también se acompaña del uso de otros medicamentos, especialmente para reducir las posibilidades de tener una crisis.

2. Cómo usarlo en el niño

Imagem ilustrativa número 2

Los niños mayores de 2 años de edad, que usan inhaladores con spray, pueden usar cámaras espaciadoras, que son dispositivos que pueden ser comprados en las farmacias o en tiendas online. Estas cámaras espaciadoras sirven para garantizar que la dosis exacta del medicamento llegue a los pulmones del niño.

Para usar el inhalador para el asma con la cámara espaciadora se recomienda:

  1. Colocar la válvula en la cámara;
  2. Agitar vigorosamente el inhalador, con la boquilla hacia abajo, de 6 a 8 veces;
  3. Conectar el inhalador en la cámara;
  4. Pedir al niño para exhalar el máximo de aire de los pulmones;
  5. Colocar la cámara en la boca, entre los dientes del niño, y pedir para que cierre los labios;
  6. Disparar el inhalador en spray y esperar a que el niño respire por la boca (por la cámara espaciadora) de 6 a 8 veces, lento y profundo. Tapar la nariz puede ayudar al niño a que respire por la boca;
  7. Retirar la cámara espaciadora de la boca;
  8. Lavar la boca y los dientes y después escupir el agua.

En caso de ser necesario usar el inhalador 2 veces seguidas, se debe esperar alrededor de 30 segundos y después repetir los pasos antes mencionados, iniciando por el paso 4.

Para mantener la cámara limpia, se debe lavar el interior solo con agua y dejar secar, sin pasar toallas o un paño para los trastes, para que no queden residuos en su interior. También se aconseja evitar el uso de cámaras espaciadoras de plástico, pues este material atrae las moléculas del medicamento hacia él y, de esta forma, el medicamento puede quedar adherido en las paredes, por lo cual puede no llegar a los pulmones.

3. Cómo usarlo en el bebé

Para usar el inhalador para el asma en el bebé y en niños pequeños de hasta 2 años de edad, se pueden usar las cámaras espaciadoras que poseen forma de nebulizador, envolviendo la nariz y la boca.

Para usar el inhalador para el asma en bebés se debe:

  1. Colocar la máscara en la boquilla de la cámara;
  2. Agitar vigorosamente el inhalador, con la boquilla hacia abajo durante algunos segundos;
  3. Conectar el inhalador en la cámara;
  4. Sentarse y colocar al bebé en una de las piernas;
  5. Colocar la máscara en el rostro del bebé, cubriendo la nariz y boca;
  6. Disparar el inhalador en spray 1 vez y esperar a que el bebé inhale alrededor de 5 a 10 veces a través de la máscara;
  7. Retirar la máscara del rostro del bebé;
  8. Limpiar la boca del bebé con un paño limpio y mojado solo con agua;
  9. Lavar la máscara y la cámara solo con agua y jabón neutro, dejando secar naturalmente, sin pasar la toalla ni el paño.

En caso de ser necesario usar el inhalador más de una vez, se debe esperar 30 segundos y comenzar de nuevo por el paso 4.

Cuidados durante el tratamiento del asma

Algunos cuidados importantes durante el tratamiento del asma son:

  • Usar los medicamentos recomendados por el médico;
  • Aplicarse vacunas como la de la gripe o neumonía, de acuerdo con lo indicado por el médico para ayudar a evitar infecciones pulmonares, que pueden causar una crisis de asma;
  • Identificar y evitar sustancias que pueden causar crisis de asma, como polen, moho, contaminación ambiental, por ejemplo;
  • Mantener un ambiente limpio, sin suciedad y sin polvo;
  • Evitar fumar;
  • Mantener un peso saludable;
  • Hacer ejercicio indicado por el médico;
  • Evitar bebidas alcohólicas;
  • Evitar lugares con mucho polvo, productos de limpieza con olor fuerte, spray de cabello o perfumes que puedan causar irritación o inflamación en los pulmones y empeorar los síntomas, llevando a crisis de exacerbación;
  • Evitar el uso de medicamentos por cuenta propia, como antiinflamatorios, ya que pueden desencadenar crisis asmáticas.

En caso de que haya una crisis de asma, es importante acudir con un médico inmediatamente o al servicio de urgencias más cercano. Conozca los primeros auxilios para la crisis de asma