Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Escherichia Coli: Síntomas, tratamiento y transmisión

La Escherichia Coli es un grupo de bacterias que habitan naturalmente en el intestino humano y de algunos animales, sin que se produzcan enfermedades. Sin embargo, existen algunos tipos de E. Coli que son nocivos para las personas, entrando en el organismo debido al consumo de alimentos contaminados, causando una gastroenteritis con diarrea intensa y con la presencia de moco o sangre.

Además de causar infecciones intestinales, la Escherichia Coli también puede causar una infección urinaria, siendo importante identificarla a través de un examen microbiológico de orina específico para iniciarse el tratamiento. 

Existen 4 tipos de E. coli que causan infecciones intestinales, E. coli enterotoxigénica, enteroinvasiva, enteropatogénica y enterohemorrágica. Estos tipos de E. Coli pueden ser identificados en un examen de heces solicitado por el médico, surgiendo principalmente en niños, embarazadas, ancianos o personas con el sistema inmune débil como es el caso de las que están en tratamiento contra el cáncer o el SIDA, por ejemplo.

Escherichia Coli: Síntomas, tratamiento y transmisión

Principales síntomas

Los síntomas intestinales causados por la infección con la bacteria Escherichia Coli suelen surgir entre 5 a 7 horas después de haber entrado en contacto con la bacteria. En caso sospeche que pueda tener una infección por E. Coli, seleccione los síntomas que presenta a continuación: 

  1. 1. Diarrea constante
    No
  2. 2. Heces con sangre
    No
  3. 3. Dolor abdominal o cólicos frecuentes
    No
  4. 4. Náuseas y vómitos
    No
  5. 5. Malestar general y cansancio
    No
  6. 6. Fiebre por debajo de 38º C
    No
  7. 7. Pérdida del apetito
    No
Imagen que indica que el site está cargando

En la mayoría de los casos, la E. Coli causa sólo una leve gastroenteritis que se cura en menos de 1 semana.

Infección urinaria por Escherichia Coli

Además de las infecciones gastrointestinales, esta bacteria también puede causar infecciones del tracto urinario, pudiendo existir la aparición de síntomas típicos de infección urinaria como dolor o ardor al orinar, orina turbia, olor fuerte y sensación de peso en la vejiga, siendo importante acudir al médico para que sea recomendada la realización de un examen de orina para la identificación de la bacteria. Vea los síntomas de infección urinaria causados por esta bacteria

Escherichia Coli en el embarazo

La infección urinaria en el embarazo es común, siendo la E. Coli la principal causante de esta enfermedad. En este caso la bacteria que habita normalmente en el intestino alcanza la uretra donde prolifera causando síntomas como dolor, ardor y aumento de la frecuencia urinaria. El tratamiento se realiza siempre con antibióticos recetados por el médico, siendo recomendado ingerir mucha agua y jugo de arándano para eliminar la bacteria de las vías urinarias lo más rápido posible.

Es importante estar atenta a los síntomas y seguir el tratamiento médico porque en caso de que progrese puede alcanzar los riñones causando una pielonefritis, pudiendo poner en riesgo la vida del feto. 

Cómo se transmite la bacteria

La transmisión de la Escherichia Coli ocurre a través del agua o alimentos contaminados, o a través del contacto con las heces de una persona contagiada, por este motivo se transmite fácilmente, especialmente entre los niños en la escuela o en la guardería.  

Debido a que esta bacteria se transmite fácilmente por la proximidad entre el ano y la vagina, la E. Coli puede causar varias enfermedades como:

  • Gastroenteritis, cuando afecta el intestino;
  • Infección urinaria cuando llega a la uretra o la vejiga;
  • Pielonefritis, cuando afecta los riñones después de una infección urinaria;
  • Apendicitis, cuando afecta el apéndice del intestino;
  • Meningitis, cuando llega al sistema nervioso.

Además, cuando la infección por Escherichia coli no es debidamente tratada, es posible que esa bacteria alcance el torrente sanguíneo, causando septicemia, que es una situación de gravedad que debe ser tratada en el hospital.

Cómo se realiza el tratamiento

En el caso de infecciones intestinales, por lo general no se recomienda el uso de antibióticos, ya que esta situación se suele resolver por si sola al cabo de unos días. Siendo necesario mantener reposo, ingerir bastantes líquidos y sales de rehidratación oral y mantener una alimentación de fácil digestión para ayudar al organismo a combatir la bacteria y mejorar la diarrea. Vea qué comer cuando se tiene diarrea.

Además de esto, otra excelente forma de ayudar a regular el intestino es tomar un probiótico como liolactil, enterogermina, lacteol, vavig, pronell, floraplus, los cuales contienen bacterias que protegen el sistema digestivo, pudiendo comprarse en las farmacias o en las tiendas de productos nutricionales. Es importante recalcar que no se deben utilizar medicamentos antidiarreicos sin orientación médica, debido a que pueden agravar la enfermedad porque no permite que la bacteria sea eliminada a través de las heces.

En los casos de infección urinaria causada por Escherichia coli , el tratamiento se realiza con antibióticos, siendo los más indicados las Cefalosporinas, Levofloxacina y la Ampicilina. En algunos casos, el médico para escoger el antibiótico más adecuado puede solicitar un antibiograma, una prueba microbiológica que mide la sensibilidad de la bacteria a un grupo de antibióticos.

Cómo prevenir la infección

La prevención contra la contaminación con E. Coli consiste en:

  • Lavarse las manos después de usar el baño;
  • Lavarse las manos siempre antes de las comidas;
  • Lavarse las manos antes y después de preparar las comidas;
  • Lavar bien los alimentos que se consumen crudos como lechuga y tomate;
  • No tragar agua de la piscina, del río o de la playa.

Además de esto, también es importante desinfectar los alimentos que se comen crudos, colocándolos a remojar, completamente inmersos, en 1 cucharada de vinagre y dejándolos reposar durante quince minutos antes de consumir.

Bibliografía >

  • BARER, Michael R. Medical Microbiology: A guide to microbial infections - pathogenesis, immunity, laboratory investigation and control. 19 ed. Elsevier, 2018. 178-184.
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje