Ventilación mecánica no invasiva: qué es, tipos y para qué sirve

La ventilación mecánica no invasiva, mejor conocida como VMNI, es un método que se utiliza para facilitar la respiración de una persona a través de dispositivos que no son introducidos en el aparato respiratorio; a diferencia de la intubación, que es un método invasivo en el que es necesario introducir un tubo en las vías aéreas para que la persona pueda ser conectada a un dispositivo que suple la función respiratoria, procedimiento conocido como ventilación mecánica.

Por lo general, el médico neumólogo indica la ventilación mecánica no invasiva en personas que tienen enfermedad pulmonar obstructiva crónica, también denominada EPOC, asma, edema pulmonar debido a problemas cardíacos y síndrome de apnea obstructiva del sueño, siendo el tipo más usado la presión positiva continua de las vías respiratorias, mejor conocida como CPAP, por sus siglas en inglés. 

En los casos donde una persona presenta mucha dificultad para respirar, con caída de los niveles de oxígeno en la sangre, o no respiran, la ventilación no invasiva no es indicada, debiendo realizarse otras técnicas que garanticen un mayor suministro de oxígeno. 

Ventilación mecánica no invasiva: qué es, tipos y para qué sirve

Para qué sirve

La ventilación mecánica no invasiva sirve para mejorar el intercambio gaseoso, facilitando la respiración a través de una presión que es ejercida en la abertura de las vías aéreas y ayudando en los movimientos de inspiración y espiración. Este método puede ser indicado y orientado por un neumólogo, anestesiólogo o médico intensivista en personas que presentan las siguientes condiciones:

  • Insuficiencia respiratoria;
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica;
  • Edema pulmonar causado por problemas en el corazón;
  • Asma;
  • Síndrome de dificultad respiratoria aguda;
  • Insuficiencia respiratoria aguda en pacientes inmunodeprimidos;
  • En el destete de la ventilación mecánica;
  • Pacientes con orden de no intubar;
  • Traumatismo torácico;
  • Neumonía.

En la mayor parte de los casos, la ventilación no invasiva es utilizada junto con el tratamiento con medicamentos y tiene las ventajas de ser un método que posee menor riesgo de infección, no requiere sedación y permite que la persona hable, coma y tosa al usar la mascarilla. Como es de fácil utilización, existen modelos portátiles que pueden emplearse en casa, como es el caso del CPAP. 

Principales tipos

Los dispositivos de ventilación no invasiva funcionan como ventiladores que sueltan aire, aumentando la presión en las vías respiratorias, lo que a su vez facilita el intercambio gaseoso, y algunos modelos pueden utilizarse en casa. En general, estos dispositivos deben estar regulados de forma específica por un neumólogo, y la presión es aplicada dependiendo de la condición respiratoria de cada persona. 

Los aparatos utilizados en la ventilación no invasiva poseen varias interfaces, es decir, existen distintas mascarillas para que sea aplicada la presión del dispositivo sobre las vías respiratorias, como las mascarillas nasales, faciales, tipo casco y las que son colocadas directamente en la boca. De esta manera, los principales tipos de VNI son los siguientes:

1. CPAP 

El CPAP es un tipo de ventilación mecánica no invasiva que funciona aplicando una presión continua durante la respiración, esto quiere decir que es utilizado solo un nivel de presión, no siendo posible ajustar la cantidad de veces que la persona va a respirar. 

Este aparato puede emplearse en personas que tengan control sobre la respiración y está contraindicado en individuos que tengan alteraciones neurológicas o problemas respiratorios que dificulten el control de la respiración. El CPAP es muy utilizado en personas con apnea del sueño, pues permite que las vías respiratorias permanezcan abiertas todo el tiempo, manteniendo constante el paso de oxígeno mientras la persona está durmiendo. 

2. BIPAP 

El BIPAP, cuyas siglas en inglés significan presión positiva de dos niveles en las vías respiratorias, favorece la respiración por medio de la aplicación de la presión positiva a dos niveles; es decir, ayuda a la persona durante la fase de inspiración y espiración, pudiendo controlarse la frecuencia respiratoria a partir de una configuración predefinida por el neumólogo. 

Además, la presión se dispara por el esfuerzo respiratorio de la persona y luego, con la ayuda del BIPAP, es posible mantener los movimientos de la respiración de forma continua, lo que no permite que la persona se quede sin respirar, siendo muy indicado en casos de insuficiencia respiratoria. 

Ventilación mecánica no invasiva: qué es, tipos y para qué sirve

3. PAV y VAPS

La PAV, conocida como ventilación proporcional asistida, es el tipo de aparato más utilizado en hospitales en las UCI y funciona adaptándose a las necesidades respiratorias del paciente, razón por la cual el flujo de aire, la frecuencia respiratoria y la presión que ejerce en las vías respiratorias cambian de acuerdo con el esfuerzo que la persona haga para respirar. 

Por otra parte, el VAPS, siglas que significan presión de soporte con volumen asegurado, es un tipo de ventilador también empleado en hospitales que funciona a partir de la regulación de la presión por parte del médico intensivista o neumólogo, de acuerdo con la necesidad de cada persona. A pesar de poder ser utilizado en la ventilación no invasiva, este dispositivo es más usado para controlar la respiración de personas con ventilación invasiva, es decir, intubadas. 

4. Casco

Este dispositivo está indicado en personas que presentan EPOC, que ingresaron a la Unidad de Cuidados Intensivos, además de ser la primera opción en aquellos individuos en los que la vía de acceso es difícil ya sea por un trauma en la cara o en los que se tiene planeado una ventilación no invasiva por un tiempo prolongado.

A diferencia de los otros tipos de VNI, el caso tiene la ventaja de proporcionar oxígeno a la persona de forma rápida, se evitan efectos adversos como daños en la piel por el uso de otros dispositivos, por ejemplo, además de poder proporcionar alimentos.

Cuándo no es indicada

La ventilación no invasiva está contraindicada en los casos donde la persona presenta condiciones como paro cardiorrespiratorio, pérdida de consciencia, luego de cirugías, traumatismos o quemaduras en el rostro u obstrucción de las vías aéreas. 

Asimismo, es necesario tener precaución al utilizar este método en mujeres embarazadas, en personas que estén realizando nutrición por sonda y en individuos con obesidad mórbida, ansiedad, agitación o claustrofobia, que es cuando una persona tiene la sensación de estar atrapada y no puede permanecer en sitios cerrados.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • KINNEAR, W. Non-invasive ventilation in acute respiratory failure. Thorax. Vol.57. 192-211, 2002
  • BELLO, Giuseppe; PASCALE, Gennaro; ANTONELLI, Massimo. Noninvasive Ventilation. Clinics in Chest Medicine. Vol. 37, n.4. 711-721, 2016
  • HOSPITAL MUNICIPAL MIGUEL COUTO. Oxigenoterapia e ventilação não invasiva. Disponible en: <http://www.szpilman.com/CTI/protocolos/Oxig%C3%AAnio%20e%20ventila%C3%A7%C3%A3o%20n%C3%A3o%20invasiva.pdf>. Acceso en 06 Ene 2020
  • SCHETTINO, Guilherme P. P. et al. Ventilação mecânica não invasiva com pressão positiva. J. bras. pneumol. Vol.33, suppl.2. 92-105, 2007
  • FERREIRA, Susana; NOGUEIRA, Carla; CONDE, Sara; TAVEIRA, Natália. Ventilação não invasiva. Rev Port Pneumol. Vol.15, n.4. 655-667, 2009
Más sobre este tema: