Entesitis: qué es, causas y cómo es realizado el tratamiento

La entesitis es la inflamación de la región que une los tendones a los huesos, la cual se denomina entesis. Ocurre con mayor frecuencia en personas que poseen uno o más tipos de artritis, como la artritis reumatoide y la artritis psoriásica, que es una inflamación en las articulaciones de personas que poseen psoriasis. Conozca qué es la psoriasis

La entesitis más común es la denominada entesitis aquilea o del tendón de Aquiles, que es la inflamación de la inserción del tendón de Aquiles en el hueso calcáneo, en la cual la persona siente mucho dolor al pisar. Además del talón, otras partes del cuerpo pueden sufrir inflamación de las articulaciones, como rodilla, espalda y cadera.

El diagnóstico de esta enfermedad es realizado por el traumatólogo mediante la evaluación de los síntomas y, en ciertos casos, de exámenes de imagen, como radiografías. 

Entesitis: qué es, causas y cómo es realizado el tratamiento

Principales síntomas

Los síntomas de la entesitis están relacionados con la limitación del movimiento de la articulación afectada, pudiendo originar: hinchazón y rigidez articular, dolor localizado y sensibilidad y aumento de la temperatura en la región. 

El dolor de la entesitis es variable, pudiendo causar solo una incomodidad o impedir el movimiento de la articulación lesionada. 

Qué puede causar entesitis

La entesitis puede estar causada por traumas o lesiones durante algún ejercicio; no obstante, normalmente surge como consecuencia de alguna enfermedad, tal como:

  • Artritis reumatoide, que es una enfermedad autoinmune en la que las articulaciones se ven afectadas, causando dolor, enrojecimiento, hinchazón, rigidez articular y dificultad para moverlas;
  • Artritis psoriásica, en la cual hay rigidez en las articulaciones y dificultad para realizar movimientos;
  • Espondilitis anquilosante, en la que las articulaciones de la columna tienden a unirse, causando dolor, pérdida de movilidad y menor flexibilidad en la columna;
  • Gota, que es una enfermedad causada por el exceso de ácido úrico en la sangre, la cual puede generar dolor en las articulaciones, principalmente en el dedo del pie. Conozca cuáles son las causas y cómo es la dieta para la gota

El diagnóstico de la entesitis es llevado a cabo mediante la observación de la zona de la lesión y la evaluación de los síntomas. En caso de que estos no sean muy claros, el médico puede solicitar la realización de algún examen de imagen para confirmar el diagnóstico, como radiografía, ecografía o resonancia magnética. 

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la entesitis es realizado de acuerdo con la gravedad de los síntomas y de la lesión. Este normalmente consiste en reposo de la región lesionada y uso de medicamentos con propiedades antiinflamatorias, como aspirina e ibuprofeno, para aliviar el dolor. También pueden ser realizados ejercicios leves de estiramiento, bajo orientación del fisioterapeuta o del traumatólogo, con el objetivo de disminuir un poco la presión en la zona. 

La cirugía es la última opción de tratamiento considerada por el médico y solo es realizada cuando la lesión es grave y los síntomas no mejoran con el uso de medicamentos. 

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: