Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Gota: Qué es, síntomas, causas y tratamientos (con fotos)

La gota o artritis gotosa es una enfermedad inflamatoria causada por el exceso de ácido úrico en la sangre, situación llamada hiperuricemia, en que la concentración de urato en la sangre es superior a 6,8 mg/dL, produciendo dolor en las articulaciones. Los síntomas incluyen hinchazón, enrojecimiento y dolor para mover una articulación, siendo que la más afectada, generalmente es la del dedo gordo del pie, presentando dolor, principalmente al caminar.

Es importante señalar que no todas las personas que tienen una tasa de ácido úrico elevada desarrollarán gota, ya que la enfermedad depende de otros factores.

Las crisis de gota tienden a mejorar, y lo que se puede hacer es mejorar la alimentación para reducir los niveles de ácido úrico en la sangre y el uso de medicamentos antiinflamatorios para controlar los niveles de ácido úrico en la sangre para evitar que haya crisis de gota y que surjan complicaciones que son irreversibles, como deformaciones en las articulaciones.

Gota: Qué es, síntomas, causas y tratamientos (con fotos)

Para controlar los niveles de ácido úrico en la sangre,el reumatólogo o médico general puede indicar el uso de medicamentos para bloquear la producción de ácido úrico, como Alopurinol o medicamentos para ayudar a los riñones a eliminar el ácido úrico por la orina, como la Probenecida.

Las crisis de gota tienen cura y se pueden evitar a través de una alimentación que ayude a reducir los niveles de ácido úrico en la sangre, además del uso de medicamentos que bloqueen la producción de ácido úrico o que ayuden a eliminar el ácido úrico por la orina. Además de esto, el médico podrá indicar también el uso de antiinflamatorios para controlar el dolor y la inflamación.

Principales síntomas

Los síntomas de la gota surgen como consecuencia de la deposición de cristales de ácido úrico en las articulaciones, dando como resultado dolor intenso en la articulación que dura algunos días y empeora con el movimiento, además de aumento de la temperatura local, edema y enrojecimiento.

El dolor, que la mayoría de las veces comienza en la madrugada, es lo suficientemente intenso para despertar al paciente y dura alrededor de 12 a 24 horas, sin embargo, posterior al dolor la persona puede sentir molestas en la articulación afectada, principalmente al moverla, el cual puede durar algunos días o semanas, especialmente en el caso de que la gota no sea tratada de forma correcta.

Cualquier articulación puede verse afectada, sin embargo la gota es más frecuente en los miembros inferiores, principalmente en el dedo gordo del pie. También pueden desarrollarse cálculos renales y deposición de cristales de ácido úrico debajo de la piel, formando protuberancias en los dedos, codos, rodillas, pies y orejas, por ejemplo.

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico de la gota se realiza con base en la historia clínica del paciente, examen físico y exámenes complementarios, como medición del ácido úrico en la sangre y en la orina, además de radiografías.

El estándar de oro para el diagnóstico de la gota es la observación de cristales de urato a través de microscopia.

Causas da Gota

La gota se produce como consecuencia de la hiperuricemia, que corresponde al aumento de la cantidad de ácido úrico en la sangre, que puede surgir debido al aumento de la producción de ácido úrico así como de la deficiencia en la eliminación de esta sustancia. Otras causas son:

  • Ingestión inadecuada de medicamentos;
  • Uso exagerado de diuréticos;
  • Abuso de alcohol;
  • Consumo exagerado de alimentos ricos en proteínas como carnes rojas, vísceras, mariscos y granos como guisantes, frijoles o lentejas;
  • Diabetes;
  • Obesidad;
  • Hipertensión arterial no controlada;
  • Arteriosclerosis.

Debido a las grandes cantidades de ácido úrico circulante, hay una deposición de cristales de urato monosódico, que es la forma sólida del ácido úrico, en as articulaciones, principalmente en el dedo gordo del pie, tobillos y rodillas.

La gota es más común en personas con sobrepeso u obesas, que llevan una vida sedentaria y que son portadores de enfermedades crónicas no controladas. Además, la gota es más común en hombres entre 40 y 50 años de edad y mujeres después de la menopausia, generalmente a partir de los 60 años.

Fotos de la gota 

Gota: Qué es, síntomas, causas y tratamientos (con fotos)
Gota: Qué es, síntomas, causas y tratamientos (con fotos)

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de gota básicamente se divide en dos etapas: manejo de la crisis aguda y terapia a largo plazo. El tratamiento para las crisis de gota incluye medicamentos antiinflamatorios prescritos por el médico, como Ibuprofeno o Naproxeno, por ejemplo, para aliviar el dolor y la inflamación de la articulación. Otro medicamento antiinflamatorio muy utilizado para controlar el dolor y la inflamación es la Colchicina que actúa también a nivel del ácido úrico.

Los medicamentos corticoides como la Prednisona, también pueden ser utilizados para tratar el dolor y la inflamación de la articulación, sin embargo estos medicamentos son utilizados cuando la persona no puede tomar los otros antiinflamatorios o cuando estos no tienen el efecto deseado.

Además de estos medicamentos, el reumatólogo o médico general también podrá prescribir medicamentos para controlar los niveles de ácido úrico en la sangre para evitar nuevas crisis y prevenir complicaciones como el Alopurinol que actúa bloqueando la producción de ácido úrico o el Probenecid que ayuda a eliminarlo a través de la orina. Conozca más sobre el tratamiento de la gota.

Es importante también cambiar los hábitos alimenticios, ya que puede influenciar directamente en la cantidad de ácido úrico circulante y, por consecuencia, en la deposición de cristales en la articulación y tratar enfermedades de base que también pueden favorecer el surgimiento de la gota cuando no reciben tratamiento, como hipertensión y diabetes, por ejemplo.

Dieta para Gota

Para aliviar los síntomas de gota y evitar nuevas crisis es importante cambiar los hábitos alimenticios para que los niveles de ácido úrico se regularicen. De esta forma el individuo debe disminuir o evitar la ingestión de alimentos ricos en purinas como queso, lentejas, soya, carnes rojas o mariscos, así como bebidas alcohólicas, ya que aumentan los niveles de ácido úrico en la sangre, y beber alrededor de 2 a 4 litros de agua por día, ya que el agua ayuda a remover el exceso de ácido úrico por la orina.

Conozca cuáles son los alimentos que debe o no comer en la gota en el vídeo a continuación:

Cómo bajar el ÁCIDO ÚRICO alto a través de la alimentación

44 mil visualizaciones


Bibliografia

  • AZEVEDO, Valderilio F. et al. Revisão crítica do tratamento medicamentoso da gota no Brasil. Revista Brasileira de Reumatologia. Vol 57. 4 ed; 346-355, 2017
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE REUMATOLOGIA. Gota. Link: <www.reumatologia.org.br>. Acceso en 25 Sep 2019
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje