Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

¿Qué puede causar pérdida de peso involuntaria?

La pérdida de peso debe ser motivo de preocupación cuando ocurre de manera involuntaria, sin que la persona se dé cuenta de que está perdiendo peso. Podría ser normal adelgazar después de pasar por una situación de estrés como cambiar de trabajo, pasar por un divorcio o perder un ser querido.

Sin embargo, si la pérdida de peso no está relacionada con alguno de estos factores, y tampoco se asocia a cambios en la dieta o a un aumento de la actividad física, se debe acudir a un médico para evaluar la causa del problema, debido a que podría deberse a la presencia de una enfermedad, como problemas en la tiroides, diabetes o cáncer. 

¿Qué puede causar pérdida de peso involuntaria?

Posibles causas

Cuando la pérdida de peso ocurre de manera involuntaria, podría deberse a diversas situaciones como: la presencia de úlceras o una enfermedad inflamatoria intestinal; alteraciones neurológicas como la enfermedad de Parkinson; problemas en la tiroides como el hipertiroidismo; enfermedad pulmonar obstructiva crónica como el enfisema; enfermedades infecciosas como la tuberculosis y el SIDA; problemas o trastornos psicológicos como la depresión, anorexia o bulimia, por ejemplo.

Además de esto, otras enfermedades como diabetes, depresión, cáncer, o el abuso de bebidas alcohólicas o drogas, también podrían causar pérdida de peso sin razón aparente. Sin embargo, también podría tener causas específicas dependiendo de la edad del individuo o fases específicas de la vida como: 

1. En personas mayores

La pérdida de peso durante el envejecimiento es considerada normal cuando es lenta, relacionándose con la falta de apetito, alteraciones del gusto o debido al efecto secundario de algunos medicamentos. Otro motivo común es la demencia senil, que hace que la persona se olvide de preparar las comidas y de alimentarse de forma adecuada.

Además de la pérdida de peso, también es normal que ocurra pérdida de masa muscular y masa ósea, haciendo con que la persona tenga mayor riesgo de sufrir fracturas.

2. En el embarazo

La pérdida de peso en el embarazo no es una situación normal, pero puede ocurrir cuando la gestante sufre de muchos mareos y vómitos al inicio del embarazo, por lo que no consigue mantener una alimentación adecuada.

En estos casos, es fundamental consultar tanto al médico como a un nutricionista para saber qué hacer y evitar complicaciones graves que puedan perjudicar el crecimiento del feto, ya que se espera que la una embarazada sana y con peso normal aumente entre 11 a 15 Kg durante toda la gestación.

3. En el bebé

La pérdida de peso es común en bebés recién nacidos, que suelen perder hasta un 10% del peso corporal durante los primeros 15 días de vida, debido a la expulsión de líquidos a través de la orina y las heces.

A partir de este período, se espera que el bebé aumente alrededor de 250 g por semana hasta los 6 meses de vida, y vaya siempre aumentando de peso y altura conforme el avance de la edad.

Cómo se realiza el diagnóstico

Para diagnosticar cuál es la causa de la perdida de peso, lo ideal es acudir en primera instancia a un médico general, de familia o internista, el cual realizará un examen clínico y evaluará si existen o no otros síntomas asociados. 

Además de esto, también podrá solicitar algunos exámenes de sangre, de orina y heces; así como algunos exámenes de imagen como una resonancia magnética, radiografía, endoscopia o colonoscopia, por ejemplo. Una vez que se obtengan los resultados, el médico referirá a la persona al especialista más adecuado.  

Conozca algunos signos y síntomas que pueden indicar cáncer.

Cuándo debe preocuparse

Perder peso es preocupante cuando el paciente pierde, sin razón aparente, más del 5% del peso corporal en un período de 6 meses a 1 año. En personas con 70 kg, por ejemplo, la pérdida de peso es preocupante cuando es mayor a 3,5 kg, y en una persona de 50 kg cuando adelgaza más de 2,5 kg inesperadamente. 

Además de esto, también se debe estar atento a la presencia de otros signos como cansancio, pérdida de apetito, cambios en el ritmo de funcionamiento del intestino y aumento en la frecuencia de infecciones.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje