Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Hiperémesis gravídica: qué es, cómo identificarla y tratamiento

La hiperémesis gravídica es cuando la mujer durante el embarazo presenta náuseas y vómitos incontrolables varias veces a lo largo del día y durante semanas, pudiendo mantenerse incluso después del 3º mes de gestación.

Esta situación puede comprometer el estado nutricional de la mujer y puede causar síntomas como boca seca, pérdida de peso por encima del 5% del peso corporal inicial y aumento de la frecuencia cardíaca. 

En los casos más leves, el tratamiento puede ser realizado en casa mediante alteraciones en la dieta y con el uso de medicamentos prescritos por el médico. Sin embargo, en los casos más graves, puede ser necesario hospitalizar a la embarazada para reponer el desequilibrio de líquidos en el organismo y recibir medicamentos directamente por vía intravenosa.

Hiperémesis gravídica: qué es, cómo identificarla y tratamiento

Cómo identificar la hiperémesis gravídica

En la mayor parte de los casos, la mujer que sufre de hiperémesis gravídica no logra aliviar el deseo de vomitar utilizando los remedios naturales más comunes, como una paleta de helado de limón o la ingesta de té de jengibre. Además, pueden surgir otros signos y síntomas como:

  • Dificultad para comer o beber algo sin vomitar enseguida;
  • Pérdida de más del 5% del peso corporal;
  • Boca seca y disminución de orina;
  • Cansancio excesivo;
  • Lengua cubierta por una capa blanca;
  • Aliento ácido, semejante al alcohol;
  • Aumento de la frecuencia cardíaca y disminución de la presión arterial. 

Sin embargo, si no existen estos signos y síntomas, pero las náuseas y los vómitos están dificultando la realización de las actividades diarias, es muy importante consultar al obstetra para evaluar la situación e identificar si se trata de un caso de hiperémesis gravídica y, de ser así, iniciar el tratamiento adecuado. 

Qué causa el exceso de vómito

Las principales causas del vómito excesivo son las alteraciones hormonales y el factor emocional, sin embargo, esta condición también puede estar causada por citocinas que invaden la circulación materna, deficiencia de vitamina B6 o reacción alérgica o gastrointestinal; por estas razones se aconseja buscar ayuda médica. 

¿Vomitar excesivamente perjudica al bebé?

En general, vomitar de forma excesiva no genera consecuencias para el bebé; sin embargo, aunque sean raras, pueden ocurrir algunas situaciones, como bajo peso del bebé al nacer, tener un parto prematuro o desarrollar un bajo coeficiente intelectual.

No obstante, estas complicaciones sólo ocurren en casos donde la hiperémesis es muy grave o no se ha realizado un tratamiento adecuado. 

Cómo se realiza el tratamiento

En los casos más leves donde no existe una pérdida de peso acentuada ni riesgos para la salud de la madre o del bebé, el tratamiento puede ser realizado mediante reposo y buena hidratación. Un nutricionista puede aconsejar un tratamiento nutricional para corregir los trastornos ácido-básicos y electrolíticos del organismo. 

Algunas estrategias caseras que pueden ayudar a a combatir las náuseas matutinas y los vómitos son:

  • Comer 1 galleta tipo cream cracker al despertar, antes de salir de la cama;
  • Tomar pequeños sorbos de agua fría varias veces al día, principalmente cuando se sientan las náuseas;
  • Comer una paleta de helado de limón o naranja después de las comidas;
  • Evitar los olores fuertes, como perfumes y olores al momento de preparar comidas.

No obstante, en los casos más graves, es posible que la mujer embarazada no sienta ninguna mejoría después de adoptar estas estrategias, siendo necesario consultar nuevamente al obstetra para iniciar el tratamiento con medicamentos para las náuseas, como Proclorperazina o Metoclopramida. Si de esta forma aún la mujer continúa sufriendo de hiperémesis gravídica y se encuentra perdiendo mucho peso, el médico puede indicar la hospitalización hasta que los síntomas mejoren. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje