Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Enfermedades psicosomáticas: Qué son, causas y cómo identificarlas

La somatización es un trastorno psiquiátrico en que la persona presenta múltiples quejas físicas, localizadas en diversos órganos del cuerpo, como dolor, diarrea, temblores y falta de aire, pero que no son explicadas por ninguna enfermedad o alteración orgánica. Generalmente, una persona con enfermedad psicosomática está frecuentemente en consultas médicas o en el servicio de urgencias del hospital debido a estos síntomas, y el médico acostumbra a tener dificultades para encontrar la causa. 

Esta situación también recibe el nombre de trastorno de somatización, y es común en personas ansiosas y depresivas, por eso, para su adecuado tratamiento es fundamental la realización de psicoterapia, además del acompañamiento con el psiquiatra, el cual podrá indicar medicamentos como antidepresivos y ansiolíticos para ayudar a aliviar el problema. 

Dolor en el pecho puede ser causado por ansiedad
Dolor en el pecho puede ser causado por ansiedad

Enfermedades psicosomáticas más comunes

Cada persona puede manifestar físicamente sus tensiones emocionales en diferentes órganos, pudiendo simular o empeorar enfermedades. Los principales ejemplos son:

  1. Estómago: dolor y sensación de quemazón, mareo, empeoramiento de gastritis y úlceras gástricas;
  2. Intestino: diarrea, estreñimiento;
  3. Garganta: sensación de nudo en la garganta, irritaciones más fáciles y constantes en la garganta y amígdalas;
  4. Pulmones: sensación de falta de aire y sofoco, pudiendo simular enfermedades pulmonares o cardíacas;
  5. Músculos y articulaciones: tensión, contracturas y dolor muscular;
  6. Corazón y circulación: sensación de dolor en el pecho, que puede incluso se confundido con un infarto, además, de palpitaciones, surgimiento o empeoramiento de la presión alta;
  7. Riñones y vejiga: sensación de dolor o dificultad para orinar, que puede imitar enfermedades urológicas;
  8. Piel: comezón, ardor u hormigueos;
  9. Zona íntima: empeoramiento de la impotencia y disminución del deseo sexual, dificultad para embarazarse y alteraciones del ciclo menstrual;
  10. Sistema nervioso: crisis de dolor de cabeza, jaqueca, alteraciones de la visión, del equilibrio, de la sensibilidad (adormecimiento, hormigueo) y de la motricidad, pudiendo simular enfermedades neurológicas.

La persona con trastorno de somatización puede sufrir por muchos meses o años con estos síntomas, hasta que se descubre la causa. Conozca más sobre los síntomas que pueden surgir en enfermedades psicosomáticas.

Además, existen enfermedades que pueden desencadenarse o empeorarse por situaciones de estrés, principalmente enfermedades inflamatorias, como artritis reumatoide, o enfermedades como fibromialgia o síndrome de intestino irritable, por ejemplo. 

Cómo se confirma

El diagnóstico de una enfermedad psicosomática debe ser realizado por un psiquiatra, pero un médico general u otro especialista pueden orientar esta posibilidad, debido a que excluyen la presencia de otras enfermedades a través del examen físico y de laboratorio. 

La presencia de los principales síntomas ayudan a identificar el problema, como latidos cardíacos acelerados, temblores, boca seca, sensación de falta de aire y de un nudo en la garganta y, pueden ser más o menos intensos de acuerdo con el empeoramiento o mejoría del estado emocional de cada persona. Para confirmar este trastorno, el médico identificará en su evaluación la existencia de por lo menos 4 síntomas, siendo más comunes los gastrointestinales los que imitan enfermedades neurológicas o que afectan la región íntima. 

Enfermedades psicosomáticas: Qué son, causas y cómo identificarlas

Causas de la enfermedad psicosomática

Existen diversas situaciones que facilitan el desarrollo de somatización, como depresión, ansiedad y estrés. Las personas más afectadas son las que sufren situaciones como:

  • Desgaste profesional y carga horaria de trabajo exagerada afectan, principalmente a aquellas personas que trabajan con el público como profesores, vendedores y profesionales de la salud, también los estudiantes y desempleados pueden sufrir estas complicaciones;
  • Trauma en la infancia o después de acontecimientos que marcan a la persona, además de conflictos de familia son algunas situaciones que pueden dejar a la persona con miedo y sin motivación para seguir adelante;
  • Situaciones de violencia psicológica y de desmotivación, como sucede en los casos de violencia doméstica y bullying;
  • Mucha ansiedad y tristeza en personas que no comparten o conversan sobre sus problemas. 

No buscar ayuda médica para estas situaciones, ya sea por dificultad para pedir ayuda o por creer que es una situación normal, puede agravar los síntomas o causar enfermedades físicas. 

Cuál es el tratamiento

El tratamiento para estas enfermedades puede incluir el uso de medicamentos como analgésicos, antiinflamatorios y antihistamínicos para aliviar los síntomas, sin embargo, es importante el acompañamiento de un psicólogo o psiquiatra, para aprender a controlar las emociones, y tratar la verdadera causa del problema. 

Antidepresivos, como sertralina o fluoxetina y, ansiolíticos, como clonazepam, por ejemplo, prescritos por el psiquiatra, ayudan a calmar y disminuir la ansiedad, así como sesiones de psicoterapia son importantes para ayudar en la resolución de conflictos internos. 

Algunas medidas sencillas y naturales también pueden ayudar a lidiar con los problemas emocionales, como tomar tés calmantes de manzanilla y valeriana, tomar días de descanso para relajar y la mente y buscar resolver un problema a la vez. Hacer algún tipo de ejercicio físico como caminata, correr, yoga o pilates también puede ayudar a promover el bienestar. Vea algunos consejos para controlar la ansiedad y el nerviosismo. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje