Dolor de pies en el embarazo: causas y cómo aliviar

Actualizado en diciembre 2023

Para aliviar el dolor en los pies en el embarazo, se recomienda usar zapatos cómodos y que permitan que todo el pie esté apoyado, así como realizar masajes en los pies al final del día, ayudando a aliviar no solo el dolor de pies, sino también la hinchazón. 

El dolor en los pies en el embarazo es común y ocurre principalmente debido a los cambios hormonales y en la circulación sanguínea, las alteraciones óseas y el aumento de peso característico de la gestación. Conozca otras causas de dolor en los pies y qué hacer.

No obstante, si el dolor en los pies es muy intenso y ocasiona dificultades para caminar, si está presente por más de una semana o si empeora con el paso del tiempo, se debe acudir al traumatólogo o fisioterapeuta para identificar su causa e iniciar el tratamiento adecuado, pues los medicamentos deben ser evitados durante el embarazo.

8 formas de aliviar el dolor en los pies en el embarazo

Algunas maneras de aliviar el dolor en los pies en el embarazo incluyen:

1. Usar zapatos cómodos

El uso de zapatos cómodos puede ayudar a evitar y a aliviar el dolor y las molestias en los pies durante la gestación.

De esta manera, se recomienda utilizar zapatos bajos, con suela de hasta 5 cm de altura, pues así es posible apoyar bien el pie, distribuyendo el peso de forma adecuada y evitando posibles dolores tanto en el pie como en la región lumbar.

El hábito de usar diariamente zapatos incómodos puede agravar la situación, generando enfermedades ortopédicas como juanetes, espolón y artritis en los dedos, por ejemplo.

Por esta razón, lo ideal es que en el día a día sean utilizados zapatos cómodos, dejando aquellos que pueden ocasionar mayor incomodidad solo para ocasiones especiales.

2. Usar plantillas ortopédicas

El uso de plantillas ortopédicas o protectores para el talón ayuda a disminuir el dolor en el pie y la presión en el talón.

Esto porque estos dispositivos ayudan a absorber mejor el impacto al caminar, evitando el dolor en los pies.

3. Evitar el uso de sandalias planas

El uso de sandalias planas y de tacones muy altos no es recomendado, pues aparte de favorecer el dolor en el pie, también puede dar como resultado entorsis y dolor en la zona lumbar.

Además, el uso de sandalias planas puede aumentar la resequedad de la piel de los pies, en especial la del talón, causando grietas y provocando dolor en el talón en el embarazo.

4. Masaje en los pies

El masaje en los pies también puede ayudar a aliviar el dolor y reducir la hinchazón, la cual también es frecuente en el embarazo, pudiendo ser realizada al final del día, por ejemplo.

Para hacer el masaje, se puede utilizar una crema hidratante o algún aceite y presionar los puntos que más duelen. De esta manera, es posible no solo aliviar el dolor de los pies, sino también promover la relajación. Conozca cómo hacer un masaje relajante en los pies.

5. Elevar los pies

Elevar ligeramente los pies al final del día también puede ayudar a aliviar el dolor, así como contribuir a la disminución de la hinchazón, pues favorece la circulación sanguínea.

De esta manera, se pueden elevar ligeramente los pies sobre el brazo del sofá, la cabecera de la cama o en la pared para promover el alivio de los síntomas.

Además, para aliviar el dolor en los pies en la gestación y prevenir la hinchazón, también se puede apoyar la pierna en un banquito cuando se esté sentada, pues de esta manera es posible descansar las piernas y los pies, aliviando el dolor y las molestias.

6. Evitar estar mucho tiempo de pie

No estar mucho tiempo de pie ayuda a mejorar la circulación sanguínea de las piernas y el retorno de la sangre al corazón, aliviando la hinchazón en los pies que puede causar dolor, en especial al final del día.

7. Usar medias de compresión

Las medias de compresión facilitan el retorno de la sangre de las piernas al corazón y mejoran la circulación sanguínea y linfática, lo que ayuda a reducir la hinchazón de los pies, la cual puede causar dolor o molestias.

Asimismo, las medias de compresión reducen la sensación de cansancio en las piernas y en los pies. Conozca otras formas de aliviar la hinchazón en los pies en el embarazo.

El uso de las medias de compresión debe ser levado a cabo bajo orientación del obstetra, el cual puede indicar la más adecuada, pues existen varios tipos y tamaños.

Para utilizar las medias de compresión, se deben colocar por la mañana al levantarse, aún en la posición acostada, y retirarlas por la noche antes de dormir.

8. Baño de contraste

El baño de contraste contribuye a deshinchar los pies, aliviando el dolor y las molestias, pues ayuda a mejorar la circulación sanguínea.

Para hacer el baño de contraste, es necesario dos recipientes, como baldes o palanganas con capacidad para cubrir los pies y tobillos. A continuación, se debe colocar el agua caliente en un recipiente y el agua fría en otro.

Vea el siguiente video con consejos de cómo hacer el baño de contraste:

youtube image - Tratamiento casero para los tobillos hinchados

Principales causas

El dolor en los pies es frecuente en el embarazo debido a la hinchazón de las piernas y pies, el cual ocurre gracias a las alteraciones hormonales y el aumento de la dificultad del retorno venoso de los pies hacia el centro del cuerpo, lo que también favorece la hinchazón de los pies y el malestar al caminar.

Además, otras situaciones que pueden causar dolor en los pies durante el embarazo son:

  • Golpe directo, que puede ocurrir al tropezarse con algo;
  • Uso de zapatos inapropiados, con tacones muy altos o suelas incómodas;
  • Forma del pie, con pie plano o pie excesivamente arqueado;
  • Grietas y callosidades en los pies, las cuales indican el uso de zapatos incómodos o incluso una forma de caminar inadecuada;
  • Espolón calcáneo, que es una callosidad ósea que normalmente se forma en el talón, lo que causa dolor intenso al pisar debido a la inflamación de la fascia o aponeurosis plantar;
  • Juanete, el cual surge luego de utilizar zapatos de tacón con punta fina de forma frecuente durante años, lo que genera una deformidad en los pies. 

Por ello, es importante identificar la causa de dolor en los pies en el embarazo, para que pueda iniciarse el tratamiento más adecuado, con el objetivo de aliviar el dolor y el malestar, pudiendo ser suficientes el masaje y el uso de zapatos más cómodos.

Sin embargo, en caso de que el dolor no se quite, se recomienda consultar al obstetra, al traumatólogo o al fisioterapeuta para que realice una evaluación, identifique la causa del dolor en los pies y, de esta forma, recomiende el tratamiento más adecuado.