Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Síntomas y diagnóstico del espolón calcáneo

El espolón calcáneo es cuando el ligamento del calcáneo se calcifica y forma una especie de 'hueso' generando un fuerte dolor en el talón, como si fuera una aguja, cuando la persona se levanta de la cama y coloca el pie en el piso.

Para aliviar el dolor del espolón existen tratamientos simples como el uso de plantillas ortopédicas de silicona y el masaje en los pies, pero también es importante hacer estiramientos con la pierna y el pié. Otras opciones son realizar fisioterapia, y como última opción, se opta por una cirugía para quitarlo.

Síntomas y diagnóstico del espolón calcáneo

Cómo saber si es espolón

El único síntoma es el dolor en la planta del pie, en la región donde el hueso se forma. Este dolor es agudo y en forma de puntada, y suele empeorar al hacer actividades como caminar, correr o saltar, desapareciendo después de algún tiempo en reposo.

El traumatólogo o fisioterapeuta podrá desconfiar que se trata de un espolón por los síntomas característicos que la persona presenta, pero el examen de rayos X es esencial para observar la formación de este pequeño hueso en el talón. 

Cómo tratar el espolón calcáneo

Lo que se debe hacer en caso de que sienta dolor provocado por un espolón a nivel del talón es mantener en reposo el pie por algunos minutos para aliviar el dolor. Sin embargo, en caso de que el dolor se mantenga por más de 15 minutos, puede utilizar otras opciones como:

  • Antes de dormir debe lavarse los pies, colocar crema hidratante y masajear toda la planta del pie, insistiendo más tiempo en la zona que está dolorida;
  • Deslizar una bola de tenis sobre el pie, principalmente en el talón, el cual puede ser hecho de pie o sentado y alivia mucho el dolor al momento. También se puede hacer este mismo ejercicio con un botella de agua fría;
  • Estirar la planta, jalando los dedos de los pies hacia atrás, debe sentir que toda la parte de atrás de la pierna también se estira;
  • Hacer fisioterapia con aparatos y ejercicios, incluyendo reeducación de postura global y osteopatía los cuales ayudan a alinear todas las estructuras del cuerpo, eliminando la causa del espolón; 
  • Si tiene sobrepeso, debe hacer dieta y practicar ejercicios para bajar de peso y alcanzar el peso ideal;
  • Realizar ejercicios de estiramiento para los pies y las piernas. Un buen ejemplo es: subirse en el borde de un escalón, dejando la mitad del pie hacia afuera y a continuación se debe dejar que el talón caiga con el peso, formando como un arco con el pie en el borde del escalón; 
  • Colocar una toalla en el piso e ir jalándola con los dedos de los pies, se debe apoyar el talón en el piso, y cuando jale la toalla se debe formar un arco con el pie; 
  •  Otro ejercicio que también puede hacer es agarrar unas canicas con los dedos de los pies, colocarlas en un plato y pasarlas de un plato a otro. Lo ideal es hacer esto con 20 bolitas al día, y debe recordar que el talón debe estar apoyado en el suelo;
  • El médico puede recomendar terapia con ondas de shock, infiltración con corticosteroides o como última opción la realización de una cirugía, esto solo si las opciones nombradas anteriormente no son suficientes. 

También es muy importante usar zapatos cómodos y no utilizar chancletas, ni sandalias bajitas, además de realizar estiramientos con la pierna y el pie diariamente. Vea también algunos remedios caseros para tratar el espolón.

Qué puede causar un espolón

El espolón a nivel del talón aparece debido a la acumulación de calcio debajo del pie a lo largo de varios meses, que ocurre debido al exceso de presión sobre el mismo lugar y principalmente debido al aumento de la tensión sobre la fascia plantar, que es un tejido que conecta el hueso del talón a los dedos.

Así que, el espolón es más común en personas que:

  • Están por encima del peso ideal;
  • Tienen el arco del pie muy alto o el pie muy plano;
  • Tienen el hábito de correr en superficies muy duras, como en el asfalto, sin el zapato deportivo adecuado;
  • Practican actividades que incluyen saltar constantemente en una superficie dura, como es el caso de la gimnasia artística o rítmica;
  • Usan zapatos duros y que necesitan caminar por muchas horas, durante el trabajo, por ejemplo.

Estos factores de riesgo aumentan la presión sobre el talón y, por lo tanto, pueden crear micro lesiones que facilitan la formación del espolón.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar