Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cómo son las contracciones durante el embarazo

A partir de las 20 semanas de gestación, la mujer puede sentir contracciones, sin embargo, no siempre significa que se ha iniciado el trabajo de parto. Esto debido a que existen 2 tipos de contracciones las de Braxton Hicks y las contracciones de parto, que son las que indican que el trabajo de parto se ha iniciado y suelen ocurrir a partir de la 37ª semana de gestación.

Es importante identificar qué tipo de contracciones está sintiendo la mujer para saber cuándo debe acudir al hospital o no. En general las contracciones del embarazo se caracterizan por: 

  • Dolor de vientre como si fuese un cólico menstrual más fuerte de lo normal;
  • Dolor en forma de puntada en la región de la vagina o en la parte baja de la espalda;
  • El abdomen se pone muy duro durante 1 minuto como máximo.

Las contracciones durante el período gestacional son importantes para entrenar el útero para el momento del parto, pero la intensidad con la que ocurren y la frecuencia con la que surgen determinan si son contracciones de entrenamiento o propias del trabajo de parto. Conoce otras señales de que el trabajo de parto se ha iniciado.

Cómo son las contracciones durante el embarazo

Contracciones de Braxton Hicks

Las contracciones de Braxton Hicks, también llamadas falsas contracciones, son contracciones de entrenamiento en el que el abdomen o una parte de él se pone muy duro durante menos de 1 minuto. Generalmente, este tipo de contracciones surgen alrededor de la 20ª semana de embarazo, y son para preparar el útero y el cuerpo para el momento del parto. 

Sus principales características que las diferencia de las contracciones de parto son:

  • Suelen disminuir con el reposo o con el cambio de posición de la madre;
  • Duran menos de 60 segundos;
  • No son rítmicas ni regulares;
  • No causan dolor, solamente pueden causar un ligero malestar en el vientre que no se irradia hacia la espalda u otra parte del cuerpo.

Estas contracciones suelen ocurrir 3 a 4 veces por día y pueden surgir cuando el bebé se mueve o patea.

Cuándo se debe acudir al hospital

La embarazada debe llamar a su obstetra o acudir al hospital en caso de tener contracciones intensas, frecuentes y rítmicas, antes de las 37 semanas de embarazo o; si estas contracciones vienen acompañadas de flujo vaginal de color rosado o rojo.

En estos casos el médico puede indicar reposo y prescribir magnesio para evitar que las contracciones provoquen el trabajo de parto antes de tiempo.

Contracciones de parto

Las contracciones de parto, o también llamadas verdaderas contracciones, que indican que se ha iniciado el trabajo de parto se caracterizan por:

  • Dolor que se inicia en la espalda y que se extiende por el abdomen hacia el vientre, y que a medida que va pasando el tiempo se va haciendo más intenso;
  • El dolor no disminuye con el reposo;
  • Son regulares, rítmicas y aumentan de intensidad;
  • Inicialmente surgen cada 20 minutos, disminuyendo su intervalo progresivamente a 15 minutos, después a cada 10 y 5 minutos entre una contracción y otra.

Generalmente estas contracciones ocurren a partir de la 37ª semana de embarazo, sin embargo, pueden ocurrir antes siendo una señal de parto prematuro. 

Cuándo se debe acudir al hospital

La embarazada debe acudir al hospital cuando las contracciones duren 1 minuto cada una y la diferencia entre una y otra sea de 5 minutos, porque son síntomas de que el bebé va a nacer.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Carregando
...