Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Dieta para el autismo y sus beneficios (libre de gluten y caseína)

Diversos estudios realizados han demostrado que en algunos niños que sufren de autismo una dieta individualizada puede ayudar a mejorar los síntomas del autismo. La dieta más conocida es la dieta exenta de gluten y de caseína, donde se retiran todos los alimentos que contengan gluten como la harina de trigo, cebada y centeno, y alimentos que contengan caseína, que es la proteína presente en la leche y en sus derivados.

Asimismo, un gran porcentaje de estos niños sufren de candidiasis por lo que en estos casos se elimina el azúcar y se disminuye el consumo de fructosa proveniente de las frutas, prefiriéndose el consumo de las frutas menos dulces. También suele indicarse la realización de exámenes de alergia alimentaria para verificar si es necesario excluir otros alimentos de la dieta. 

Es importante que la dieta sea indicada por un nutricionista, debido a que cada caso es distinto, debiendo evaluarse diversos parámetros para la elaboración de una dieta personalizada.

Dieta para el autismo y sus beneficios (libre de gluten y caseína)

Cómo realizar la dieta libre de gluten y de caseína

En esta dieta se deben retirar todos los alimentos que contengan estas dos proteínas. Es importante mencionar que en algunos niños al iniciar el cumplimiento estricto de esta dieta, pueden presentar un "síndrome de abstinencia" que puede durar aproximadamente 2 semanas. Este síndrome se caracteriza porque se exacerban los síntomas de hiperactividad, agresividad, trastornos del sueño y otras alteraciones sensoriales y motoras. Esta crisis es limitada y pasa sin dejar secuelas. 

Por lo general al cabo de 8 a 12 semanas de cumplimiento de la dieta se suele observar una mejoría tanto en el sueño, como en la hiperactividad y en la interacción social. Los efectos de la dieta son acumulativos, por ello mientras más rápido se inicie más se beneficiará el niño de este tratamiento.

1. Gluten

Es una proteína que se encuentra presente en el trigo, la cebada y el centeno, cuya ingestión puede provocar irritación a nivel intestinal generando síntomas como diarrea, dolor e inflamación abdominal. Por este motivo es importante retirar de la dieta alimentos como: 

  • Pan, tostadas, galletas, bizcochos, pastas, tortas, pasteles;
  • Cerveza, pizza, chucherías, perro caliente, hamburguesas;
  • Germen de trigo, bulgur, sémola de trigo;
  • Quesos, ketchup, mayonesa, salsa de soya;
  • Salchicha, aderezos industrializados;
  • Cereales, barras de cereales, jarabes y algunos medicamentos;
  • Hostia distribuida en la iglesia católica;
  • Salsas blancas;
  • Sopas deshidratadas o aderezos listos.
  • Cualquier alimento que se prepare a base de cebada, centeno y trigo.

Es importante leer la etiqueta nutricional de los productos alimenticios para ver si contienen o no gluten. Conozca cuáles son los alimentos que no contienen gluten.

Dieta para el autismo y sus beneficios (libre de gluten y caseína)

2. Caseína

La caseína es la proteína presente en la leche y en sus derivados como el queso, yogur, el cuajo, crema de leche, leche condensada y todas las preparaciones culinarias que usen estos ingredientes. 

Además de esto, algunos ingredientes utilizados por la industria también pueden contener caseína como el caseinato, fermento lácteo y el suero de leche, siendo importante verificar el rótulo de los alimentos antes de comprar un producto industrializado. Conozca más sobre los alimentos que contienen caseína.

Como la dieta limita el consumo de los lácteos y derivados, la ingesta de calcio debe provenir de otros alimentos como el brócolis, almendras, berro, linaza, nueces, albahacas, espinacas, garbanzos, entre otros y en caso de ser necesario, la nutricionista podrá indicar un suplemento de calcio para cubrir sus necesidades diarias. 

Dieta para el autismo y sus beneficios (libre de gluten y caseína)

3. Otros alimentos

Asimismo, asociada a la dieta libre de gluten y de caseína, se deben restringir los nutrientes que promueven el crecimiento de hongos y levaduras, eliminando el consumo de azúcar y de alimentos con elevado contenido de fructosa. Este tipo de azúcares se fermentan en el intestino y crean un sobrecrecimiento de este tipo de organismos, por lo que son más propensos a sufrir de candidiasis. 

Además de esto, el nutricionista suele indicar un análisis de alergia alimentaria, donde se verifica si el niño es alérgico a otros alimentos, y en aquellos que den positivos para alergia, también son eliminados de la dieta, debido a que causan inflamación de la mucosa intestinal.

Qué comer

En la dieta para las personas que sufren de autismo se deben incluir alimentos vegetales y frutas bajas en azúcares como la mandarina, la naranja, las fresas, el kiwi, manzana, frambuesas y moras. Asimismo, también pueden consumir papa, batata o camote, arroz, maíz, cuscús, frijoles, garbanzos, quinoa, lentejas, trigo sarraceno, amaranto, nueces, maní, almendras, coco, aceite de oliva, aguacate y semillas de chía, linaza y sésamo.

En el caso de las proteínas pueden consumir sus carnes rojas y pollo sin inconveniente. En el caso de los pescados, lo ideal es que se consuman los de pequeño tamaño porque contienen menos niveles de mercurio que los grandes. 

La harina de trigo puede sustituirse por otras harinas sin gluten como la de linaza, de almendras, de coco, de garbanzo y de avena, y en el caso de esta última el etiquetado nutricional debe indicar que no contiene gluten. En el caso de la pasta, existe en el mercado la pasta preparada a base de maíz, de garbanzo, de lentejas y de guisantes.

En el caso de la leche y sus derivados, puede ser sustituido por leches vegetales como leche de coco, de arroz, de quinoa, de avena y de almendras, y por las versiones vegetarianas de los quesos como el tofu y el queso de almendras.

Por qué esta dieta funciona

La dieta libre de gluten y caseína ayuda a disminuir los síntomas del autismo, debido a que esta enfermedad suele estar ligada a un problema llamado Sensibilidad no celíaca al gluten, que causa diversas alteraciones como diarreas, dolor abdominal y sangrados. Lo mismo ocurre para la caseína, que no es digerida correctamente cuando el intestino es más frágil y sensible. A pesar de que es una dieta difícil de cumplir por los padres y familiares, el nutricionista indicará diversas alternativas y preparaciones culinarias para ofrecer variedad y aportar todos los nutrientes que el niño o la persona con autismo necesita. 

Seguir este tipo de alimentación a reportado cambios favorables cuando se cumplen todas las indicaciones nutricionales al pie de la letra, habiendo un incremento en el deseo de comunicarse, mayor contacto visual, aumento de la concentración, mejorías en los trastornos el sueño, disminución de las reacciones de pánico y de las crisis de rabia, e incremento de la compresión del lenguaje hablado y de la habilidad de aprender palabras. 

Sin embargo, es importante destacar que es posible que esta dieta no funcione del todo en algunos pacientes, debido a que no todos poseen el organismo sensible al gluten y caseína, por ello es de suma importancia el acompañamiento de un profesional de la salud, ya que la intervención dietética lleva tiempo y requiere de diversos controles para determinar con exactitud cuál será la dieta más favorable. 

Menú ejemplo dieta libre de gluten y caseína 

La tabla a continuación muestra un menú de ejemplo de una dieta para el síndrome del espectro autista: 

ComidasDía 1Día 2Día 3
Desayuno1 vaso de leche de arroz + Pan sin gluten con huevo (en caso de no ser alérgico)Atol de avena sin gluten preparado con leche de almendras Tortillas de harina de garbanzo con espinacas + 1 vaso de leche de coco
Merienda de la mañana1 ud de kiwi + 6 almendras1 taza de fresas enteras + 1 cucharada de coco rallado1 unidad de mandarina + un puñado de maní o cacahuate
Almuerzo/ Cena1 rueda de pescado + 2 papas medianas + Ensalada cocida de brócolis con zanahoria + 1 cdta de aceite de oliva + 1 manzana1 filete de pollo mediano + arroz con frijoles + Ensalada de lechuga, cebolla y pepino + 1 cdta de aceite de oliva + 1 naranja1 bisteck de res + puré de batata o camote + Ensalada de repollo con zanahoria rallada + 1 cdta de aceite de oliva + 1 pera
Merienda de la tarde1 pera + 5 avellanas1 manzana horneada con 1 cdta de canelaPan con mantequilla de maní sin gluten 

Es importante recordar que este es sólo un menú ejemplo sin gluten y sin lactosa, y que el niño con autismo puede tener algunas otras restricciones, así mismo las cantidades variarán dependiendo de sus necesidades. Por este motivo debe ser acompañado por tanto por un médico como por un nutricionista, para que la alimentación favorezca su crecimiento y desarrollo, ayudando a minimizar los síntomas y las consecuencias de la enfermedad.


Bibliografia

  • ÁLVAREZ María Luisa et al. Nutrición en pediatría . 2ª. Caracas, Venezuela: Cania, 2009. 1153-1175.
  • MAHAN, Kathleen et tal. Alimentos, nutrição e dietoterapia. 13º. Brasil: Elsevier Ltda, 2013. 1034-1036.
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje