Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Dieta para síndrome de intestino irritable: alimentos permitidos y a evitar

La dieta para el síndrome de intestino irritable debe ser de fácil digestión, evitando el consumo de alimentos estimulantes e irritantes de la mucosa gastrointestinal, como el café y los picantes, alimentos ricos en grasa y azúcares, y regulando el consumo de fibras.

Esta dieta varía de una persona a otra debido a que la tolerancia a los alimentos y los síntomas presentes no son iguales para todo el mundo, ya que puede haber períodos intermitentes de dolor abdominal, de estreñimiento o diarrea y de distensión abdominal. Por este motivo, es importante acudir a un nutricionista para que realice una evaluación e indique un plan de alimentación individualizado y adaptado.

Además, también se recomienda que la persona anote diariamente lo que come, esto permitirá ayudar a identificar cuáles de los alimentos consumidos podría causarle síntomas y malestar, ya que muchas veces se logra asociar los síntomas a la ingestión de comidas específicas. Vea cuáles son los síntomas del síndrome de intestino irritable.

Dieta para síndrome de intestino irritable: alimentos permitidos y a evitar

Alimentos permitidos

Los alimentos que podrían ayudar a prevenir las crisis y que pueden ser incluidos en la alimentación son:

  • Frutas como papaya, melón, fresa, limón, mandarina, naranja o uvas;
  • Vegetales blancos o naranjas como chayota, zanahoria, calabaza, calabacín, pepino o lechuga;
  • Carnes blancas como pollo o pavo sin piel;
  • Pescados de cualquier tipo, preparados a la plancha, al horno o al vapor;
  • Alimentos probióticos como el yogur natural o el kéfir;
  • Huevos;
  • Leche desnatada y quesos blancos sin lactosa (si por algún motivo se siente malestar al ingerir este tipo de productos debe evitarlos);
  • Bebidas vegetales de almendra, avena o coco;
  • Frutos secos como almendras, nueces, marañón, cacahuates, pistachos;
  • Tes con propiedades digestivas y calmantes, como la manzanilla, tilo o toronjil (melisa), debiendo tomarse sin azúcar;
  • Harina de avena, de almendras o de coco para preparar pan, tortas, galletas y ponquecitos caseros;
  • Quinoa, alforfón y sorgo.

Además, también se debe beber entre 1,5 a 3 L de líquidos por día, entre agua, sopas, jugos naturales y tés, esto permitirá mantener las heces hidratadas para evitar el estreñimiento o la deshidratación en caso de diarrea.

Es importante mencionar que estos alimentos podrán variar en caso la persona sufra de intolerancia al gluten, alergia o sensibilidad a algún alimento o intolerancia a la lactosa.

Otras recomendaciones nutricionales

Para aliviar el malestar que causa el síndrome de intestino irritable es importante mantener algunas estrategias como: comer varias comidas al día en pequeñas cantidades, masticar bien los alimentos, evitar saltarse las comidas y realizar actividad física regularmente para favorecer los movimientos intestinales.

Además de esto, se debe limitar el consumo de frutas a 3 porciones por día y 2 de vegetales, así como evitar el consumo en exceso de fibras resistentes, estas son fibras que no son completamente digeridas por el organismo, lo que hace que se fermenten y aumenten la producción de gases intestinales.

Los alimentos deben ser cocinados de forma simple y con pocos condimentos, debiendo preferir el uso de hierbas aromáticas para darle sabor a las comidas.

Alimentos de consumo moderado

El consumo de alimentos ricos en fibras debe ser moderado, variando de una persona a otra, dependiendo de los síntomas presentes y de la tolerancia que esta tenga a las mismas.

Existen dos tipos de fibras, las solubles y las insolubles. La mayoría de los alimentos vegetales contienen una mezcla de ambos tipos, aunque algunos alimentos contienen mayor proporción de un tipo de fibra que de otra. En los casos de intestino irritable, lo ideal es que la mayor proporción sea de fibras solubles, debido a que tienden a producir menos gases intestinales.

Por este motivo, los alimentos que se mencionan a continuación deben consumirse moderadamente o en lo posible evitarse:

  • Cereales integrales, centeno, productos integrales, pasta;
  • Plátanos verdes y maíz;
  • Legumbres como lentejas, frijoles, garbanzo, espárragos y guisantes;
  • Vegetales como col de bruselas, brócoli, cebolla y ajo.

Este tipo de fibras podrían ser beneficiosas en caso la persona tenga estreñimiento, no debiendo consumirse en exceso, sin embargo, si por el contrario, la persona tiene diarrea no deberán ser ingeridos.

Alimentos a evitar

En la dieta para el síndrome de intestino irritable es importante evitar alimentos que sean estimulantes como café, chocolate, bebidas energéticas, té negro y té verde; la ingesta de bebidas alcohólicas y de alimentos que contengan edulcorantes artificiales; de condimentos como la pimienta, picante, cubitos de caldo y salsas; y de alimentos con elevado contenido de grasas y de azúcares, como frituras, embutidos, cortes de carne roja con mucha grasa, quesos amarillos, queso crema, comidas congeladas tipo nuggets, pizzas o lasañas, comidas rápidas, galletas rellenas, pasteles elaborados entre otros.

Estos alimentos hacen que la mucosa del intestino se irrite y se inflame, causando la aparición o agravando los síntomas como diarrea o estreñimiento, gases intestinales, cólicos y dolor abdominal.

Menú tipo para intestino irritable

La tabla a continuación muestra un menú ejemplo de 3 días para controlar el síndrome del intestino irritable:

ComidasDía 1Día 2Día 3
Desayuno1 vaso de leche de almendras + 2 huevos revueltos + 1 rebanada de pan de avenaOmelet preparado con 2 huevos, pollo desmenuzado y orégano + 1 naranja1 taza de té de manzanilla sin azúcar + 1 yogur natural sin lactosa con fresas picadas + 1 cucharada de linaza (en caso no tenga diarrea) 
Merienda de la mañana1 taza de papaya + 10 unidades de marañón5 galletas de avena + 1 taza de uvas1 taza de gelatina + 5 nueces
Almuerzo/ Cena90 grs de pechuga de pollo a la plancha acompañado de 1 taza puré de calabaza + 1 taza de ensalada de calabacín con zanahoria + 1 cucharadita de aceite de oliva + 1 rebanada de melón90 grs de pescado a la plancha acompañado de 2 papas cocidas (sin piel) + 1 taza de ensalada de lechuga, pepino y tomate + 1 cucharadita de aceite de oliva + 1 taza de papaya en cubos90 grs de pechuga de pavo + 1/2 taza de arroz + 1 taza de ensalada de chayota con zanahoria + 1 cucharadita de aceite de oliva + 1 mandarina
Merienda de la tarde

1 ponquecito casero preparado con harina de almendras

1 yogur natural s/lactosa con 10 uds de almendras1 taza de melón en trozos + 1 rebanada de pan de avena con 1 cucharada de crema de cacahuate

Las cantidades indicadas en el menú y los alimentos mencionados varían de una persona a otra, debido a que la enfermedad puede presentarse en grados más leves en algunas personas, o por el contrario más grave en otras.

Es importante acudir a un nutricionista para que le indique un plan nutricional adaptado a sus necesidades, además de realizar el seguimiento de la dieta hasta descubrir cuáles son los alimentos que puede incluir, cuáles debe consumir en poca cantidad o con poca frecuencia y cuáles son los que definitivamente debe evitar, una forma de seguir esto es seguir los pasos de una dieta FODMAP.

Vea en qué consiste el tratamiento para el este síndrome.

¿Qué es una dieta FODMAP?

Para saber los alimentos que debe evitar, por lo general el nutricionista o el médico indica la realización de la dieta FODMAP. En esta dieta se clasifican algunos alimentos en varios grupos, como los que contienen fructosa, lactosa, oligosacáridos y polioles.

Estos alimentos son poco absorbidos en el intestino delgado y rápidamente fermentados por las bacterias, por lo que cuando se restringen de la dieta, ayudan a aliviar los síntomas del intestino irritable.

Se comienza restringiéndolos por un período entre 6 a 8 semanas, luego poco a poco se pueden introduciendo por grupo y se va observando la reacción que generan el organismo. Esto ayudará a la persona a identificar y clasificar los alimentos que puede consumir, los que debe consumir con poca frecuencia y los que debe evitar, ampliando un poco más la dieta.

Vea con más detalles cómo funciona la dieta FODMAP.

Bibliografía >

  • NATIONAL INSTITUTE FOR HEALTH AND CLINICAL EXCELLENCE. Irritable bowel syndrome and diet. Disponible en: <https://www.nhs.uk/conditions/incontinence-bowel/documents/nice%20guidelines%20ibs.pdf>. Acceso en 20 Oct 2020
  • EL- SALHY Magdy et al. Diet in irritable bowel syndrome. Nutrition Journal. 14. 1-11, 2015
  • COZMA-PETRUT Anamaria et al. Diet in irritable bowel syndrome: What to recommend, not what to forbid to patients!. World Journal of Gastroenteroly. 23. 21; 3771–3783, 2017
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje