Síntomas de dengue en niños y bebés (y tratamiento)

El dengue en los niños y en bebés suele ser inicialmente asintomático, sin embargo, algunos pueden presentar fiebre alta, irritabilidad, somnolencia, manchas rojas en la piel y falta de apetito, especialmente en épocas de epidemia de la enfermedad, como en verano.

Sin embargo, el dengue no siempre se acompaña de síntomas fáciles de identificar, pudiendo confundirse con la gripe, por ejemplo, lo que puede hacer que la enfermedad se identifique en un estadio más avanzado.

Por este motivo, lo ideal es que siempre que el niño o el bebé presente fiebre alta, así como otros signos diferentes a los habituales, se acuda al pediatra para identificar la causa e iniciar el tratamiento más adecuado y evitar posibles complicaciones. 

Lea también: Dengue: síntomas, tratamiento y prevención tuasaude.com/es/todo-sobre-dengue
Imagem ilustrativa número 1

Síntomas de dengue en niños y bebés

Los síntomas de dengue en niños y bebés son:

  • Apatía y somnolencia;
  • Dolor en el cuerpo;
  • Fiebre alta, de inicio repentino y que dura entre 2 y 7 días;
  • Dolor de cabeza;
  • Rechazo a los alimentos;
  • Vómitos;
  • Diarrea o heces suaves;
  • Manchas rojas en la piel que surgen generalmente después del 3er día de fiebre.

Un niño con dengue puede no mostrar síntomas o tener síntomas muy similares a los de la gripe, por lo que la enfermedad a menudo pasa rápidamente a la etapa grave sin ser identificada. En la fase inicial del dengue no hay síntomas respiratorios, pero lo que hace que muchas veces los padres confundan el dengue con la gripe es la fiebre, un síntoma que puede estar presente en ambos casos. Vea cómo identificar la gripe.

En niños menores de 2 años, los síntomas como dolor de cabeza y dolor muscular pueden identificarse por llanto persistente e irritabilidad.

Lea también: ¿Qué es el dengue? (y cuánto dura) tuasaude.com/es/que-es-el-dengue

Test online de síntomas

Seleccione los síntomas que el niño o el bebé presenta y compruebe el riesgo de tener dengue:

  1. 1. Fiebre por encima de 39 ºC
  2. 2. Náuseas y/o vómitos
  3. 3. Dolor de cabeza constante
  4. 4. Dolor por detrás de los ojos
  5. 5. Manchas rojas en la piel de todo el cuerpo
  6. 6. Cansancio excesivo sin razón aparente
  7. 7. Dolor en las articulaciones y huesos
  8. 8. Sangrado por la nariz, ojos y encías
  9. 9. Orina de color rosado, rojo o marrón

El test de síntomas es únicamente una herramienta de orientación, no constituye un diagnóstico por sí mismo y no debe reemplazar la consulta con el pediatra.

Signos de alarma en el niño

Los principales signos que pueden indicar complicaciones del dengue en niños, suelen surgir entre el 3º y 7º día de la enfermedad, cuando la fiebre pasa. Estos signos son:

  • Vómitos frecuentes;
  • Dolor abdominal intenso, que no cede;
  • Mareos o desmayo;
  • Dificultad para respirar;
  • Sangrado nasal o por las encías;
  • Temperatura menor de 35ºC.

En general el dengue en niños se agrava de forma rápida, por lo que la manifestación de estos signos indican que la enfermedad se está agravando, siendo de suma importancia acudir al pediatra ante el surgimiento de los primeros síntomas, para que se identifique la enfermedad y evitar complicaciones.

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico de dengue se realiza a través de un análisis de sangre para evaluar la presencia del virus. Sin embargo, el resultado de este análisis demora algunos días por lo que el médico puede iniciar el tratamiento incluso antes de tener los resultados. Vea cómo se realiza el diagnóstico del dengue.

¿Por qué el niño puede tener dengue en más de una ocasión?

Todas las personas, tanto niños como adultos, pueden padecer dengue nuevamente así ya hayan sufrido la enfermedad anteriormente. Como existen 4 virus diferentes del dengue, la persona que se contagió de dengue una vez, desarrolla inmunidad sólo para aquel tipo de virus, pudiendo contagiarse de los 3 virus restantes.

Además de esto, es común que las personas que ya tuvieron dengue, desarrollen dengue de tipo hemorrágico, por lo que los cuidados para prevenir contagiarse con la enfermedad deben mantenerse. Vea cómo prevenir el dengue.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento del dengue se inicia cuando se identifican los síntomas, incluso sin la confirmación del diagnóstico por el análisis de sangre. El tipo de tratamiento que será usado dependerá de la gravedad de la enfermedad, y en los casos más leves, el niño puede recibir tratamiento en casa. En general el tratamiento incluye:

  • Ingesta de líquidos;
  • Suero intravenoso;
  • Medicamentos para controlar los síntomas de fiebre, dolor y vómitos.

En los casos más graves, el niño necesita permanecer internado en el hospital en la unidad de terapia intensiva. Normalmente, el dengue dura alrededor de 10 días, pero la recuperación total puede demorar de 2 a 4 semanas.

[articleLink_simple:dieta-para-dengue]