Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

5 Complicaciones que puede causar el dengue

Las complicaciones del dengue normalmente surgen cuando se es picado más de una vez por el mosquito o cuando los cuidados necesarios durante la enfermedad, como reposo e hidratación constante, no ocurren. 

El dengue es una enfermedad causada por un virus, conocido como el virus del dengue, que se transmite a las personas a través de la picadura del mosquito Aedes aegypti, causando el surgimiento de síntomas como dolor en todo el cuerpo, manifestación de manchas rojas en la piel, cansancio extremo, náusea y fiebre alta. Vea más sobre los síntomas del dengue.

Algunas de las complicaciones que pueden ser causadas por el dengue son deshidratación grave, problemas en el hígado, en el corazón, neurológicos o respiratorios, además del dengue hemorrágico, que es una reacción grave al virus del dengue que lleva a la aparición de sangrados.

5 Complicaciones que puede causar el dengue

De esta forma, las complicaciones que pueden ser causadas por el dengue incluyen:

1. Dengue hemorrágico

El dengue hemorrágico es un tipo de dengue que generalmente surge, en la mayoría de las veces, cuando se infecta más de una vez por el virus, originando cambios en la coagulación sanguínea. Esta enfermedad causa sangrados especialmente en los ojos, encías, oídos y nariz, así como la aparición de sangre en las heces, pequeñas manchas rojas en la piel, vómitos y pulso débil y rápido. 

En caso de que este tipo de dengue no sea tratado con rapidez puede llevar a la muerte. Su tratamiento tiene que ser hecho en el hospital para que puedan ser controladas las hemorragias y la hidratación del cuerpo. Sepa cómo prevenir el dengue.

Síntomas de dengue hemorrágico
Síntomas de dengue hemorrágico

2. Deshidratación grave

La deshidratación es uno de los síntomas más comunes del dengue y cuando ocurre provoca síntomas como cansancio extremo, sed, debilidad, dolor de cabeza, boca y labios secos, labios agrietados y piel seca, ojos hundido y aumento de la frecuencia cardíaca.

La deshidratación puede ser tratada y prevenida a través de la ingestión de suero casero, jugos de frutas, tés y agua mientras se está enfermo, sin embargo, en los casos más graves puede ser necesario acudir al hospital para que el tratamiento de la deshidratación se haga con suero fisiológico administrado directamente en la vena.

3. Problemas en el Hígado

Cuando no se trata correctamente, el dengue puede causar hepatitis o insuficiencia hepática aguda, por ejemplo, que son enfermedades que afectan al hígado, llevando a cambios en el funcionamiento del órgano. En los casos más graves, estas enfermedades pueden llevar a daños irreversibles en el hígado, pudiendo ser necesario un trasplante de hígado. 

Cuando existen problemas en el hígado, generalmente están presentes síntomas de vómito, náuseas, dolor fuerte en la región del vientre y del abdomen, heces claras, orina oscura o piel y ojos amarillentos, por ejemplo.

4. Problemas Neurológicos

Algunas de las complicaciones que surgen cuando el virus del dengue alcanza el cerebro son encefalopatía, encefalitis y meningitis, por ejemplo. Además, el dengue también puede causar Mielitis, una inflamación en la médula espinal y el Síndrome de Guillain-Barré, una inflamación que afecta a los nervios. Entienda más sobre el síntoma de Guillain-Barré.

Estas complicaciones pueden ocurrir porque el virus del dengue puede pasar directamente al torrente sanguíneo, pudiendo alcanzar el cerebro y el Sistema Nervioso Central, causando inflamación. Además, el virus también puede provocar una reacción exagerada del sistema inmune, haciendo que éste produzca anticuerpos contra el virus que acaban atacando al propio organismo.

Cuando el virus del dengue ataca el sistema nervioso central, ocurre el surgimiento de síntomas específicos como somnolencia, mareo, irritabilidad, depresión, convulsiones, amnesia, psicosis, falta de coordinación motora, pérdida de fuerza de uno de los lados del cuerpo, en los brazos o piernas, delirio o parálisis, por ejemplo.

5. Problemas Cardíacos y Respiratorios

El dengue también puede conducir al derrame pleural cuando alcanza los pulmones, o a miocarditis, que es la inflamación del músculo del corazón.

Cuando existen problemas respiratorios o cardíacos, algunos de los síntomas que pueden ser percibidos incluyen falta de aire, dificultad para respirar, manos y pies fríos y de color azulado, dolor en el pecho, tos seca, dolor muscular o mareos.

Todos estos problemas deben ser tratados en el hospital, ya que se tratan de complicaciones más graves que requieren un tratamiento adecuado y un seguimiento médico constante. Además, es muy importante estar siempre atento a los síntomas percibidos, pues cuando no se trata adecuadamente el dengue puede incluso llevar a la muerte.

Conozca cómo mantener el mosquito que transporta el virus del dengue bien lejos de su casa: 

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje