Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Principales causas de crepitación en la rodilla

Las crepitaciones en las articulaciones, científicamente llamados crepitación articular, normalmente se producen debido a la fricción entre los huesos presentes en la articulación y debido a una disminución en la producción de líquido sinovial dentro de esta.

La mayoría de las veces, la rodilla que crepita no representa ninguna enfermedad especial, por lo que no necesita tratamiento específico. Sin embargo, la permanencia de esta señal puede indicar que es necesario fortalecer los músculos de las piernas y los muslos porque eso disminuye el riesgo de fricción y también mejorar naturalmente la lubricación de la cápsula articular.

Para asegurarse de que la rodilla crepita, puede intentar agacharse un poco con la mano sobre la rodilla y observar si oye algún sonido o se siente la crepitación en la articulación. No siempre es posible escuchar la crepitación, pero es común sentir la fricción de la patela al agacharse.

Principales causas de crepitación en la rodilla

Principales causas de crepitación en la rodilla

Las causas más comunes de crepitación en las rodillas son:

1. Exceso de peso

Siempre que se encuentre por arriba de su peso ideal, las rodillas se someten a una carga superior a la que debería soportar. En este caso toda la estructura puede verse comprometida y, es común que haya quejas como dolor al caminar, hacer ejercicios o esfuerzos como subir o bajar escaleras.

Cómo tratar: es importante perder peso al llevar una dieta hipocalórica indicada por un nutricionista y practicar ejercicios de bajo impacto, como caminatas por lugares planos utilizando tenis de carrera porque estos absorben más el impacto y por eso protegen las articulaciones. Conozca cómo hacer una dieta para bajar de peso rápido y de forma saludable.

2. Artrosis en la rodilla

Sucede cuando hay un desgaste de la articulación, que puede ocurrir debido a un golpe, traumatismo o debido a la edad, habiendo aproximación entre los huesos del muslo y la pierna, produciendo dolor y, a veces hinchazón.

Cómo tratar: se pueden usar compresas frías o calientes, realización de ejercicios, tomar antiinflamatorios bajo orientación médica y, a veces, cirugía para la colocación de prótesis en la rodilla.

3. Cuerpo desalineado

Un desalineamiento del cuerpo, aunque microscópicamente también pueda dejar las rodillas crepintando por un mecanismo de compensación, por lo que ser evaluada la postura corporal y las articulaciones de la columna vertebral, caderas y tobillos.

Cómo tratar: hacer ejercicios como Pilates y natación pueden ser útiles, pero una técnica fisioterapéutica llamada Reeducación Postural Global alcanza excelentes resultados, ya que promueve el realineamiento de todo el cuerpo, disminuyendo la sobrecarga sobre las articulaciones y las compensaciones de los músculos. Vea 5 ejercicios fáciles para mejorar la postura en casa.

4. Alteraciones en la rótula

La rodilla que crepita también puede ser una señal de crepitación patelar, que puede ser causada también por una artrosis, ocasionada por el proceso natural de envejecimiento, un golpe o inflamación o una enfermedad llamada condromalacia patelar. En caso de que la rodilla sólo esté crepitando pero no tiene dolor ni ninguna limitación asociada, no es necesario ningún tipo de tratamiento específico. Conozca más sobre qué es la condromalacia y sus síntomas.

Cómo tratar: puede ser necesario realizar sesiones de fisioterapia utilizando aparatos y ejercicios para alinear la patela y disminuir esta incomodidad.

Cuándo acudir al fisioterapeuta

Es importante acudir al médico o al fisioterapeuta si además de oír que la rodilla crepita usted observa:

  • Dolor al mover las rodillas, al subir o bajar escaleras o agacharse;
  • Si la rodilla se encuentra enrojecida o hinchada;
  • Si cree que la rodilla está fuera de lugar.

Cuando estos síntomas están presentes pueden indicar artritis, artrosis, rupturas o inflamación en los ligamentos o meniscos, y puede ser necesario hacer exámenes y tomar medicamentos o sesiones de fisioterapia para tratar.

Durante el tratamiento fisioterapéutico, se recomienda no cargar pesos, no usar zapatos pesados ​​e incómodos y evitar al máximo subir y bajar escaleras. Una buena manera de ayudar un poco a esta articulación es colocando una venda elástica en la rodilla durante el día. Sin embargo, no debe ser muy apretada, para evitar problemas circulatorios.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje