Coronavirus (COVID-19) en niños: síntomas y tratamiento

Agosto 2021

Aunque no sea tan frecuente como en los adultos, los niños también pueden desarrollar la infección por el nuevo coronavirus, el COVID-19. Sin embargo, los síntomas aparentemente son menos graves; pues, en la mayor parte de los casos, las situaciones más serias de la infección tienden a causar tan solo fiebre alta y tos constante. 

Aún así, algunos niños pueden presentar un cuadro de infección grave, conocido como síndrome inflamatorio multisistémico, que puede producir síntomas más graves como fiebre muy alta, vómitos y manchas en la piel.

En cualquier caso, siempre que haya sospecha de COVID-19 se debe llevar al niño al pediatra para que realice una evaluación más completa y se tengan los cuidados necesarios, lavando frecuentemente las manos y manteniendo el distanciamiento social, ya que puede contagiar el COVID-19 a otras personas de mayor riesgo, como padres o abuelos.

Coronavirus (COVID-19) en niños: síntomas y tratamiento

Principales síntomas

Los síntomas del COVID-19 en niños son más leves que en los adultos e incluyen:

  • Fiebre por encima de 38 ºC;
  • Tos persistente;
  • Rinitis aguda (coriza)
  • Dolor de cabeza;
  • Disminución del olfato y gusto;
  • Dolor de garganta;
  • Náuseas y vómitos;
  • Diarrea;
  • Cansancio excesivo;
  • Disminución del apetito. 

Los síntomas son semejantes a los de cualquier otra virosis y, por esta razón, también pueden estar acompañados de algunas alteraciones gastrointestinales, como dolor abdominal, diarrea o vómitos, por ejemplo.

Al contrario de los adultos, la falta de aire normalmente no es común en los niños y, además, es posible que estos puedan estar infectados y no presentar síntomas. 

Síndrome inflamatorio multisistémico

Según una publicación a finales de mayo del CDC[2], se han identificado algunos niños con síndrome inflamatorio multisistémico, en el cual varios órganos del cuerpo, como el corazón, pulmones, piel, cerebro y ojos se inflaman y generan síntomas como fiebre alta, dolor abdominal intenso, vómitos, aparición de manchas rojas en la piel, manos y pies azulados, y cansancio excesivo. Por esto, siempre que se sospeche de una infección por el nuevo coronavirus, se debe acudir al hospital o consultar un pediatra. 

Alteraciones en la piel pueden ser más comunes en niños

Aunque COVID-19 parece ser más leve en los niños, especialmente con respecto a los síntomas respiratorios, como la tos y la falta de aliento, algunos informes médicos, como el informe publicado por la American Academy of Pediatrics[1], parecen indicar que en los niños pueden surgit otros síntomas distintos a los del adulto, que terminan pasando desapercibidos.

Es posible que el COVID-19 en los niños cause con mayor frecuencia síntomas como fiebre alta persistente, enrojecimiento de la piel, hinchazón y labios secos o agrietados, similar a la enfermedad de Kawasaki, incluso aunque no exista ningún síntoma a nivel respiratorio. Estos síntomas parecen indicar que en el niño, el nuevo coronavirus causa inflamación de los vasos sanguíneos en lugar de afectar directamente al pulmón. Sin embargo, es necesario la realización de más investigaciones.

Cuándo llevar al niño al médico

Aun cuando la variante infantil del nuevo coronavirus parezca menos grave, es muy importante que todos los niños con síntomas sean evaluados, pues es indispensable aliviar los síntomas e identificar su causa. 

Por lo tanto, se recomienda que sean evaluados por un pediatra todos los niños que presenten:

  • Menores de 3 meses de edad con fiebre por encima de 38 ºC en bebés;
  • Bebés entre 3 a 6 meses de edad con fiebre por encima de 39 ºC;
  • Fiebre que dura por más de 5 días;
  • Dificultad para respirar;
  • Labios y rostro con coloración azulada; 
  • Dolor o presión fuerte en la región del pecho o abdomen;
  • Pérdida considerable del apetito;
  • Alteración del comportamiento normal;
  • Fiebre que no mejore con el uso de medicamentos indicados por el pediatra. 

Asimismo, los niños cuando están enfermos tienen una mayor tendencia a deshidratarse debido a la pérdida de agua por el sudor y la diarrea; por esta razón, es importante consultar a un médico si existen síntomas de deshidratación como ojos hundidos, disminución de la cantidad de orina, boca seca, irritabilidad y llanto sin lágrimas. Conozca otros signos que pueden indicar deshidratación en los niños

Coronavirus (COVID-19) en niños: síntomas y tratamiento

Cómo es realizado el tratamiento

Hasta el momento no existe un tratamiento específico para el COVID-19 y, por esto, consiste en el uso de medicamentos para aliviar los síntomas y evitar el agravamiento de la infección, como paracetamol para disminuir la fiebre, antialérgicos para tratar la tos y la rinitis aguda y ciertos antibióticos, en caso de que exista riesgo de infección pulmonar. 

Generalmente, el tratamiento puede ser realizado en casa, manteniendo al niño en reposo, bien hidratado y administrándole los medicamentos recomendados por el médico en forma de jarabes; sin embargo, también existen situaciones donde puede recomendarse la hospitalización, especialmente si el niño presenta síntomas más serios, como falta de aire y dificultad respiratoria, o si posee antecedentes de otras enfermedades que faciliten el agravamiento de la infección, como diabetes o asma. 

Cómo proteger al niño contra el COVID-19

Los niños deben tener los mismos cuidados que los adultos en la prevención del COVID-19, lo que incluye:

  • Lavar las manos regularmente con agua y jabón, especialmente después de estar en sitios públicos;
  • Mantener el distanciamiento de otras personas, especialmente de ancianos;
  • Utilizar mascarilla de protección individual si tiene tos o estornudos;
  • Evitar tocar el rostro con las manos, principalmente la boca, la nariz y los ojos. 

Estos cuidados deben tenerse en cuenta a diario, pues, además de proteger la propia vida del niño contra el virus, ayudan a disminuir su transmisión, evitando contagiar a personas de mayor riesgo, como ancianos, por ejemplo. 

Además de los cuidados generales, los niños a partir de los 12 años puede ser vacunados contra el virus, ayudando también en la prevención contra el COVID-19.

Conozca también otros consejos generales para protegerse del COVID-19, incluso dentro de casa

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • CENTER FOR DISEASE CONTROL AND PREVENTION. COVID-19 Vaccines for Children and Teens. 2021. Disponible en: <https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/recommendations/adolescents.html>. Acceso en 09 Jun 2021
  • CENTER FOR DISEASE CONTROL AND PREVENTION. Ways to Protect Children from getting and spreading COVID-19. 2020. Disponible en: <https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/daily-life-coping/children/protect-children.html>. Acceso en 09 Jun 2021
  • CDC. For Parents: Multisystem Inflammatory Syndrome in Children (MIS-C) associated with COVID-19. Disponible en: <https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/daily-life-coping/children/mis-c.html>. Acceso en 01 Jun 2020
  • JONES, Veena G.; MILLS, Marcos et al. COVID-19 and Kawasaki Disease: Novel Virus and Novel Case. Hospital Pediatrics. 2020
  • CDC. Coronavirus Disease 2019 (COVID-19): Information for Pediatric Healthcare Providers. Disponible en: <https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/pediatric-hcp.html>. Acceso en 07 May 2020
  • NHS. Coronavirus in children. Disponible en: <https://www.nhs.uk/conditions/coronavirus-covid-19/coronavirus-in-children/>. Acceso en 07 May 2020
  • OMS. Q&A on coronaviruses (COVID-19). Disponible en: <https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/question-and-answers-hub/q-a-detail/q-a-coronaviruses>. Acceso en 07 May 2020
Más sobre este tema: