Virosis: qué es y qué hacer para no contraerla

Revisión médica: Drª Sylvia Hinrichsen
Infectóloga
julio 2020

Virosis es el nombre que recibe cualquier enfermedad que esté causada por un virus, el cual no siempre puede ser identificado. Generalmente, estas infecciones son benignas y no necesitan tratamiento antibiótico, puesto que estos no son capaces de eliminar el virus; pudiendo ser tratadas con reposo, hidratación y medidas de control de la fiebre, dolor, vómito y diarrea; en el caso de que estos síntomas estén presentes. 

Las virosis más comunes son causadas por los Rotavirus y Adenovirus, los cuales causan gastroenteritis, pudiendo afectar adultos, niños y bebés. Normalmente, los niños y bebés son los más afectados, debido a que permanecen en guarderías y escuelas donde hay más riesgo de contraer un virus. 

A continuación indicamos qué debe realizar para no contraer una virosis, en el caso de tener a alguien cercano infectado debe: 

1. Lavarse las manos 

Es recomendable lavarse las manos siempre antes de comer, antes y después de ir al baño, y cuando se estornude o tosa; para disminuir el riesgo de tener el virus en las manos. Las manos son la principal forma de tener contacto y facilitar la entrada del virus que esté esparcido por el aire o en superficies como mesas, sillas, bolígrafos o teléfonos, en el cuerpo. 

2. Mantener distancia de la persona enferma 

Una persona con alguna virosis puede contagiar a todos a su alrededor, principalmente, cuando tienen episodios de tos, vómito o diarrea; puesto que el virus, normalmente, se encuentra en esos fluidos corporales, que a pesar de que no se ven a simple vista, puede permanecer en diversas superficies e incluso esparcirse por el aire, en el caso de enfermedades respiratorias. 

La mejor forma de protegerse es mantenerse aproximadamente 1 metro de distancia de la persona enferma. En el caso de estar cuidando a un bebé con virosis, la mejor forma de protegerse es lavándose siempre las manos antes y después de cambiar los pañales, además de evitar utilizar los cubiertos o el vaso que utiliza el bebé para comer.

3. No compartir toallas, cubiertos y vasos

Otra forma muy eficaz para evitar contagiarse, es utilizar siempre la misma toalla, la cual no puede ser usada por la persona enferma. Los cubiertos, platos y vasos también tienen que ser de uso personal y, preferiblemente, se deben lavar con agua caliente y jabón para eliminar cualquier virus que pueda encontrarse en la superficie de estos objetos. 

4. Colocarse las vacunas necesarias

La vacunación es una buena forma para prevenir la infección de los virus de la rubéola, parotiditis (paperas) y sarampión, con la triple viral, por ejemplo. La mayor parte de ellas son obligatorias, siendo proporcionadas en los centros de salud. También existen otras vacunas en contra de ciertos virus, las cuales son indicadas por el médico, como en el caso de la varicela y el rotavirus, por ejemplo. 

La vacuna Rotarix que se utiliza para evitar la infección por rotavirus, no protege al 100% a la persona vacunada. Sin embargo, esta vacuna atenúa los síntomas en caso de que la persona sea infectada, por lo que si se presentan, los vómitos y la diarrea serán más leves y soportables mientras dure la gastroenteritis. 

Cómo saber si tengo una virosis

Los síntomas de la virosis se pueden manifestar algunas horas o días después de que la persona entra en contacto con el virus, apareciendo dolor de cabeza, malestar general y náuseas como primeros síntomas. Estos pueden evolucionar para tos, fiebre, diarrea y vómito, dependiendo del virus y del sistema inmunológico de la persona. 

Los síntomas de la virosis, por lo general, son más graves en niños, ancianos y personas con enfermedades crónicas o con el sistema inmune comprometido, puesto a que poseen el sistema inmune menos desarrollado o menos eficiente. No obstante, en el caso de una persona saludable, el propio sistema inmune combate la virosis, pudiendo desaparecer los síntomas al cabo de 2 o 4 días; sin embargo, es importante que la persona se mantenga de reposo, se alimente de forma correcta e ingiera bastantes líquidos. 

Conozca cómo identificar los síntomas de una virosis.

Cómo curar la virosis más rápido 

El tratamiento para la virosis se realiza con reposo, hidratación con suero casero, alimentación leve y, de ser necesario, medicamentos analgésicos y antipiréticos, como el Paracetamol, debiendo ser recetados por el médico. 

Los medicamentos para tratar la diarrea, sólo deben ingerirse si son indicados por el médico, debido a que pueden evitar que el organismo elimine el virus por sí propio. Antes de esto, se pueden ingerir pre o probióticos para regular el intestino y, de esta forma, lograr curar la virosis más rápido. Conozca más sobre cómo combatir una virosis

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em julio de 2020. Revisión médica por Drª Sylvia Hinrichsen - Infectóloga, em octubre de 2019.
Revisión médica:
Drª Sylvia Hinrichsen
Infectóloga
Infectóloga doctorada en Medicina Tropical en la Universidad Federal de Pernambuco en 1995. Nº de registro profesional: 6522

Tuasaude no Youtube

  • LAVARSE LAS MANOS PUEDE SALVAR TÚ VIDA

    02:44 | 12635 visualizações