Convulsiones: qué son, enfermedades que las causan y tipos

Revisión clínica: Manuel Reis
Enfermero
mayo 2022

Las convulsiones son contracciones involuntarias y repentinas de los músculos del cuerpo, que ocurren por el exceso de actividad eléctrica anormal en algunas áreas del cerebro. Por lo general, estos episodios son rápidos durando unos pocos segundos o minutos y pueden ocasionar cambios en el comportamiento, movimientos y en el estado de conciencia de la persona.

En la mayoría de los casos, las convulsiones tienen cura y puede ser que no vuelvan a repetirse, especialmente si no está relacionada con un problema neuronal. Sin embargo, si ocurren como consecuencia de un problema de salud más grave, como epilepsia o incluso por falla de algún órgano, es necesario realizar el tratamiento adecuado a la enfermedad que se padezca, además de usar medicamentos anticonvulsivos, indicados por el médico.

Además de hacer el tratamiento, es importante saber qué hacer durante una convulsión, ya que durante este episodio hay riesgo de que la persona sufra un traumatismo al caerse o de que pueda asfixiarse, poniendo en riesgo la vida de la persona.

Principales enfermedades y otras causas

Las principales enfermedades que pueden causar convulsiones son: epilepsia, meningitis, tétanos, encefalitis, infección por el VIH, diabetes, insuficiencia renal e hipoglucemia. Otras causas también incluyen:

  • Fiebre alta, principalmente en niños menores a 5 años;

  • Traumatismo craneal;

  • Abstinencia después del consumo de larga duración de alcohol y drogas;

  • Reacción adversa de algunos medicamentos;

  • Falta de oxígeno en el cerebro.

La convulsión febril puede ocurrir en las primeras 24 horas de una fiebre en los niños. Enfermedades como otitis, neumonía, gripe, resfriado o sinusitis pueden provocar una convulsión febril. Normalmente, no representa riesgos para la vida ni deja secuelas neurológicas al niño.

El estrés acentuado puede provocar una crisis nerviosa intensa similar a una convulsión. Por esta razón, es llamada erradamente convulsión nerviosa, pero su nombre correcto es crisis conversiva.

Tipos de convulsiones

Las convulsiones pueden clasificarse en dos tipos según la región del cerebro afectada, pudiendo ser:

  • Convulsiones focales, donde solo se ve afectado un hemisferio del cerebro, por lo que la persona puede o no perder el conocimiento y tener cambios a nivel motor;
  • Convulsiones generalizadas, donde ambos lados del cerebro se ven afectados y por lo general suele haber pérdida de conciencia.

Además de esta clasificación, las convulsiones pueden clasificarse según los síntomas y duración del episodio convulsivo, pudiendo ser:

  • Focal simple, que es un tipo de ataque focal en el que la persona no pierde el conocimiento, pero se presentan cambios a nivel del gusto y el olfato, así como en los sentimientos;
  • Focal compleja, en que la persona se siente confundida o atontada y no es capaz de responder cuando se realizan algunas preguntas;
  • Tónica, en que la persona pierde el tonos muscular, se desmaya y pierde la conciencia por completo. Este tipo de convulsión puede ocurrir varias veces al día y dura apenas unos segundos;
  • Tonicoclónicas generalizada, es el tipo de convulsión más común y se caracteriza por el surgimiento involuntario de rigidez y contracción en los músculos, además de salivación excesiva y emisión de sonidos. Este tipo de convulsión suele durar máximo 3 minutos. Después de este episodio la persona suele sentirse extremadamente cansada y no se recuerda de lo que ocurrio;
  • Ausencia, es la más frecuente en niños, caracterizándose por la pérdida de contacto con el mundo externo, en que la persona se mantiene con una mirada perdida durante algunos segundos, volviendo a su actividad normal como se nada hubiese ocurrido.

Es importante mantenerse atento a los episodios convulsivos y a sus características, principalmente en los casos donde se presenta una convulsión de ausencia, debido a que puede pasar desapercibida y atrasar el diagnóstico y el tratamiento.

Cómo identificar una convulsión

Para saber si se trata realmente de una convulsión, existen algunos signos y síntomas que pueden ser observados:

  • Caída repentina con pérdida de consciencia;

  • Temblores incontrolables de los músculos con dientes cerrados;

  • Espasmos musculares involuntarios;

  • Baba o espuma por la boca;

  • Pérdida de control de la vejiga y del intestino;

  • Confusión repentina.

Además, antes de ocurrir el episodio de convulsión, la persona se puede quejar de síntomas como zumbido en los oídos, náuseas, mareos y sensación de ansiedad sin causa aparente.

Una crisis convulsiva puede durar desde 30 segundos hasta algunos minutos, generalmente el tiempo de duración no está relacionado con la gravedad de la causa.

Qué hacer cuándo ocurre una convulsión

En el momento de una convulsión, lo más importante es crear un ambiente seguro, para que la persona no se golpee, ni cause un traumatismo. Para esto se debe:

  1. Retirar objetos como sillas que estén cerca de la persona;

  2. Colocar a la persona de lado y desapretar la ropa que esta ajustada, especialmente alrededor del cuello;

  3. No dejar sola a la persona hasta recuperar la conciencia.

Nunca se debe colocar los dedos dentro de la boca de la persona, ni intentar retirar alguna prótesis u objeto del interior de la boca, ya que existe un riesgo muy elevado de la persona morder los dedos. Vea otros cuidados que se deben tener y qué no se deben hacer durante la convulsión.

Si es posible, se debe anotar el tiempo de duración de la convulsión, para informar al médico si es necesario.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para convulsiones debe ser siempre indicado por el médico general o el neurólogo. Para esto, se debe realizar una evaluación para ver si existe alguna causa que esté provocando la aparición de las convulsiones. Al determinar la causa, el médico normalmente recomienda el tratamiento adecuado para el problema, así como el uso de un anticonvulsivo como la fenitoína, para evitar el riesgo de una nueva convulsión.

Muchas veces la convulsión sucede una sola vez, y es relativamente común que el médico no indique un tratamiento específico, ni exámenes después del primer episodio. El tratamiento normalmente, es realizado cuando existen episodios seguidos.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em mayo de 2022. Revisión clínica por Manuel Reis - Enfermero, em mayo de 2022.

Bibliografía

  • INTERPREV. Manual de Formação: primeiros socorros âmbito laboral. 2015. 22.
  • AMERICAN ACADEMY OF PEDIATRICS. Seizures Overview. Disponível em: <https://www.aap.org/en-us/Documents/echo_session%201_seizures_overview.pdf>. Acceso en 08 jul 2019
Abrir la bibliografía completa
  • THE LANCET. Medical causes of seizures. Disponível em: <https://www.thelancet.com/pdfs/journals/lancet/PIIS0140673698021588.pdf>. Acceso en 08 jul 2019
  • CDC. Types of Seizures. Disponível em: <https://www.cdc.gov/epilepsy/about/types-of-seizures.htm>. Acceso en 21 feb 2020
Revisión clínica:
Manuel Reis
Enfermero
Diplomado en Fitoterapia Clínica. Formado por la Escuela Superior de Enfermería de Porto y miembro Nº 79026 del Colegio de Enfermeros en Portugal.