Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Síntomas de tumor cerebral

Los síntomas de tumor cerebral dependen del tamaño y la velocidad de crecimiento y de la localización del tumor que a pesar de poder surgir a cualquier edad, suele aparecer principalmente después de los 60 años. ​​

Normalmente los tumores cerebrales benignos como el meningioma o el glioma, crecen lentamente y no siempre necesitan ser tratados, porque muchas veces el riesgo de la cirugía es mayor que dejar el tumor allí.  

Sin embargo, cuando los tumores son malignos. las células cancerígenas proliferan rápidamente y pueden alcanzar varias regiones del cerebro. Estas células cancerígenas también pueden surgir como metástasis de otros focos de cáncer como el de pulmón o de mama. Algunas veces los síntomas son semejantes a los de un aneurisma, pero el médico puede realizar el diagnóstico diferencial a través de exámenes de imagen en el hospital. Vea cuáles son las señales de un aneurisma cerebral.

Síntomas de tumor cerebral

1. Síntomas generales para todos los tipos

El tumor cerebral, independiente de la región del cerebro afectada causa síntomas generales como:

  • Dolor de cabeza;
  • Visión borrosa o doble;
  • Convulsiones;
  • Náuseas y vómitos sin causa aparente;
  • Pérdida del equilibrio;
  • Alteraciones de humor y en el comportamiento;
  • Adormecimiento, hormigueo o debilidad de una parte del cuerpo;
  • Somnolencia excesiva. 

Sin embargo, es importante recordar que estos síntomas también pueden ser causados por otras enfermedades como migraña, esclerosis múltiple y derrame cerebral, siendo necesario buscar al médico para que sean realizados exámenes y pueda ser identificada la causa de los síntomas. 

2. Síntomas dependiendo de la región afectada

Además de los síntomas generales, el tumor en el cerebro puede causar síntomas específicos que varían de acuerdo a la localización y al tamaño del tumor:

Región del cerebro afectadaPrincipales síntomas
Lóbulo frontal
  • Dificultad para mover las piernas o los brazos;
  • Sensación de hormigueo en el cuerpo; 
  • Falta de atención;
  • Pérdida de la capacidad olfativa;
  • Alteraciones de humor y, a veces, de la personalidad.
Lóbulo parietal
  • Alteraciones en el tacto, con dificultad para distinguir si está caliente o frío; 
  • Dificultad para nombrar un objeto;
  • Dificultad para leer o escribir;
  • Dificultad para distinguir el lado derecho del lado izquierdo; 
  • Pérdida de coordinación motora. 
Lóbulo temporal
  • Pérdida gradual de la audición;
  • Dificultad para comprender lo que se dice;
  • Problemas de memoria;
  • Disminución del interés sexual; 
  • Dificultad para reconocer rostros familiares;
  • Comportamiento agresivo.
Lóbulo occipital
  • Alteraciones en la visión, causando visión borrosa o con puntos negros;
  • Dificultad para identificar los colores;
  • Dificultad para leer o escribir.
Cerebelo
  • Dificultad para mantener el equilibrio;
  • Perdida de la capacidad para coordinar movimientos precisos, como apretar un botón;
  • Dificultad para caminar;
  • Temblores;
  • Náuseas.

La intensidad de los síntomas varía de acuerdo al tamaño del tumor y a las características de las células si son malignas o benignas. Además de esto, factores como la edad y el estado general de salud pueden influenciar la gravedad y evolución de los síntomas.

Cómo se realiza el diagnóstico

En presencia de uno o de más síntomas, se debe acudir al neurólogo para que realice exámenes más específicos de diagnóstico como una resonancia magnética o una tomografía computarizada, porque mientras más temprano se identifique el tumor, más fácil y eficiente será el tratamiento. Vea cómo se realiza la resonancia magnética.

Además de esto, si algún nódulo es detectado en el examen, pero no se tenga claro si es maligno o es benigno, el médico podrá pedir una biopsia del tumor para evaluar las células en el laboratorio, pudiendo así determinar la mejor forma de tratamiento. 

Quién tiene mayor riesgo de sufrir un tumor cerebral

En la mayoría de los casos, el tumor cerebral surge sin una causa específica, sin embargo, existen algunos factores que parecen aumentar la incidencia de este tipo de tumor, algunos de ellos son: 

  • Estar expuesto frecuentemente a radiación, como ocurre en las terapias de radiación para combatir el cáncer, por ejemplo;
  • Tener antecedentes familiares de tumores cerebrales, o tener un síndrome familiar que aumente el riesgo de desarrollar tumores.

Además de esto, tener un cáncer en otro lugar del cuerpo también puede causar el desarrollo de un tumor cerebral, ya que puede propagarse causando metástasis provocando el desarrollo de células cancerígenas en el cerebro.


Bibliografia

  • MAYO CLINIC. Brain tumor. Link: <www.mayoclinic.org>. Acceso en 25 Mar 2019
  • NATIONAL BRAIN TUMOR SOCIETY. Before brain tumor diagnosis: Signs & Symptoms. Link: <braintumor.org>. Acceso en 25 Mar 2019
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje