Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

7 principales causas de piedras en la vesícula

Las piedras en la vesícula, científicamente llamadas cálculos biliares o colelitiasis, es la acumulación de calcio y colesterol dentro de la vesícula biliar, causado por niveles altos de colesterol en la sangre, mala alimentación, obesidad o diabetes, por ejemplo. 

La bilis es un líquido que se produce en el hígado y se almacena en la vesícula biliar, la cual es liberada al intestino para ayudar en el proceso de absorción de las grasas a nivel intestinal. Existen 3 situaciones con respecto a la bilis que pueden favorecer la formación de piedras en la vesícula, estas son:

  • Bilis con mucho colesterol: el exceso de colesterol en la bilis no puede ser eliminado, por lo que causa la formación de piedras;
  • Bilis con mucha bilirrubina: se presenta cuando hay problemas en el hígado o en la sangre. La bilirrubina es lo que le da el color a la bilis y se forma por la degradación de la hemoglobina, por lo que enfermedades hepáticas o sanguíneas podrían aumentar la producción de bilirrubina y a su vez favorecer la formación de piedras;
  • Bilis concentrada: sucede cuando la vesícula biliar no consigue eliminar su contenido, haciendo que la bilis se concentre más y favorezca la formación de piedras en la vesícula.

Generalmente, las piedras en la vesícula no producen síntomas y, por eso, no necesitan de tratamiento, siendo eliminadas en las heces. Sin embargo, cuando son muy grandes, pueden quedarse dentro de los canales biliares y producir inflamación de la vesícula, caracterizada por dolor abdominal fuerte que puede durar hasta 5 horas. Vea cuáles son los síntomas principales de los cálculos biliares

7 principales causas de piedras en la vesícula

7 causas principales de piedras en la vesícula

Algunas de las principales causas que contribuyen para el surgimiento de piedras en la vesícula son:

1. Dieta rica en grasas

La bilis es responsable por ayudar en el proceso de digestión de las grasas, sin embargo, en una dieta en la que predominan las grasas y las fibras estás ausentes, la digestión de las grasas termina por ser incompleta por el hecho de estar en exceso. Por ello, ocurre con más facilidad la formación de piedras de colesterol en la vesícula, que son los tipos de piedra más comunes en desarrollarse. Vea cómo bajar el colesterol malo. 

2. Sobrepeso u obesidad

Personas obesas o con sobrepeso normalmente presentan altas cifras de LDL, también llamado colesterol malo, siendo la bilis incapaz de disolver todo el colesterol, lo que favorece la formación de piedras en la vesícula.

3. Cirrosis

En la cirrosis, la producción de bilis por el hígado está perjudicada, siendo la bilis incapaz de realizar su papel en el organismo y favoreciendo la formación de piedras en la vesícula. La cirrosis puede ser provocada tanto por el consumo excesivo de alcohol como por el uso prolongado de medicamentos como la ceftriaxona, que es un antibiótico usado para tratar infecciones bacterianas y que debe ser administrado con precaución en personas que tienen problemas en el hígado debido a su toxicidad. 

4. Sedentarismo

La persona sedentaria es aquella que no practica ningún tipo de actividad física, lo que favorece la acumulación de grasa abdominal y aumento del colesterol, llevando a la formación de piedras. 

5. Diabetes mellitus

En la diabetes hay una elevada concentración de triglicéridos, lo que aumenta las posibilidades de desarrollar piedras. 

6. Embarazo

La presencia de piedras en la vesícula son más frecuentes durante el embarazo, ya que las cambios hormonales reducen la velocidad de vaciamiento de la vesícula biliar, facilitando la acumulación del colesterol en su interior. 

7. Uso prolongado de anticonceptivos

El uso de anticonceptivos puede aumentar la cantidad de estrógeno, que estimula la precipitación del colesterol y el relajamiento de la vesícula biliar, promoviendo la sedimentación del colesterol y de sales. Por ello, las mujeres tienen más posibilidades de desarrollar piedras en la vesícula.

Cuándo acudir al médico 

Está indicado acudir al médico cuando surgen síntomas que pueden durar más de 1 hora, como:

  • dolor abdominal del laso derecho después de una comida;
  • Fiebre superior a 38ºC y dolor de cabeza;
  • Dolor en la espalda;
  • Náuseas y vómitos;
  • Piel y ojos amarillentos;
  • Diarrea y gases;
  • Pérdida del apetito.

El tratamiento para las piedras en la vesícula debe ser prescrito por un gastroenterólogo cuando el paciente presenta síntomas y, normalmente incluye el uso de ondas de choque o medicamentos para los cálculos biliares, como el Ursofalk, que ayudan a destruir y disolver la piedra, eliminándolo a través de las heces. Vea más opciones de tratamiento para las Piedras en la Vesícula.

En los casos más graves, en que el paciente presenta crisis biliares frecuentes o síntomas intensos, puede ser necesaria una cirugía para retirar la vesícula biliar y reducir las posibilidades de formar nuevas piedras. 

Además, también se recomienda que los pacientes con colelitiasis sigan una dieta baja en grasas, evitando embutidos y comidas fritas, los cuales pueden llevar al aumento de las piedras y del malestar.

Vea algunos consejos sobre lo que puede o no comer durante el tratamiento para las piedras en la vesícula:

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje