Tratamiento para piedras en la vesícula: medicamentos, dieta y cirugía

El tratamiento ​para piedras en la vesícula puede ser hecho con dieta adecuada, uso de medicamentos, ondas de choque o cirugía, y va a depender de los síntomas que se presenten, del tamaño de las piedras y de otros factores como la edad, peso y otras enfermedades existentes como diabetes y colesterol alto.

Cuando las piedras todavía son pequeñas y no causan síntomas, el médico suele indicar una dieta y algunos medicamentos. Sin embargo, cuando la persona presenta síntomas, la piedra es de gran tamaño o migra hacia los canales biliares causando una obstrucción, el tratamiento generalmente se realiza a través de una cirugía para extraer la vesícula. En los casos en que la persona por algún motivo no puede hacer la cirugía, el médico puede indicar el uso de ondas de choque, que pueden romper las piedras en pedazos pequeños, facilitando su eliminación a través del intestino.

Tratamiento para piedras en la vesícula: medicamentos, dieta y cirugía

Por lo que el tratamiento para las piedras en la vesícula puede realizarse con:

1. Medicamentos

El tratamiento con el uso de medicamentos se realiza cuando las piedras en la vesícula son de colesterol, ya que estos remedios actúan disolviendo esas piedras, un ejemplo es el Ursofalk que contiene como sustancia principal Ácido ursodesoxicólico. Sin embargo, la persona puede necesitar tomar este tipo de medicamento por mucho tiempo, ya que normalmente las piedras tardan año en disolverse y, por esto, este tratamiento sólo se indica en personas que no sufren con los síntomas como dolor abdominal.

2. Dieta baja en grasas

La alimentación para piedras en la vesícula debe realizarse para evitar el aumento del colesterol, una de las principales causas de formación de piedras en la vesícula, y para evitar que la piedras causen dolor e inflamen la vesícula. Por este motivo, la dieta debe ser baja en grasas y rica en fibras, como se indica a continuación:

  • Qué comer: frutas, verduras, ensalada cruda, productos integrales como pan, arroz, pasta y galletas, granos integrales como avena, chía y linaza, galletas de agua y sal o maría.
  • Qué alimentos evitar: frituras en general, salchichas, chorizo, carnes rojas, margarina, leche completa, quesos amarillos como cheddar y mozzarella, crema de leche, pizza, productos industrializados como galletas rellenas, botanas y comida congelada.

También es importante mantenerse hidratado, bebiendo bastante agua, tés o jugos naturales, de preferencia sin azúcar.

Vea en el video continuación cómo debe ser la dieta cuando se tiene cálculos en la vesícula:

3. Ondas de choque

Las piedras en la vesícula pueden tratarse por litotricia extracorpórea, que son ondas de choque que quiebran las piedras en pedazos más pequeños, más fáciles de atravesar los conductos biliares hasta el intestino. donde son eliminadas por las heces. Sin embargo, esta técnica se restringe a personas que tienen síntomas y que tiene una única piedra con un diámetro entre 0,5 a 2 cms, siendo pocas las personas que cumplen estos criterios.

La desventaja de los tratamientos no quirúrgicos para tratar los cálculos en la vesícula, es que hay probabilidades de que vuelvan a surgir e inflamar la vesícula.

4. Cirugía para extraer la vesícula

El tratamiento quirúrgico para extraer las piedras en la vesícula se hace cuando la persona presenta dolor abdominal o cuando las piedras son muy grandes. La cirugía puede ser hecha a través de un corte en el abdomen o por laparoscopia, que es una cirugía hecha a través de un pequeño corte en el abdomen, por donde el cirujano coloca una cámara dentro y consigue extraer la vesícula sin necesidad de hacer un corte mayor. Este es el método más utilizado para extraer la vesícula.

La cirugía suele es el tratamiento que suele escogerse, porque es la solución definitiva para resolver el problema. Además de esto, es un cirugía simple en la que el individuo por lo general sólo debe quedarse hospitalizado durante 1 día, pudiendo regresar a sus actividades normales al cabo de 2 semanas. Después de la cirugía, el hígado continuará produciendo la bilis, solo que en vez de almacenarla irá directamente al intestino al momento de la digestión.

Vea cuándo se indica y cómo es la recuperación de la cirugía para extraer la vesícula y qué comer después de esta cirugía.

5. Tratamiento casero para piedra en la vesícula

Un tratamiento casero que puede ser usado para piedra en la vesícula es el té de bardana y boldo, debido a que estas plantas poseen propiedades antiinflamatorias y colagogas, que ayudan a disminuir la inflamación de la vesícula y a expulsar las piedras, principalmente las de menor tamaño. No obstante, el individuo debe consultar al médico antes de ingerir este té, debido a que solo puede tomarse si no hay síntomas presentes y si no existe ningún tipo de complicaciones. 

Para preparar este té, basta con colocar una bolsita con té de boldo y 1 cucharadita de raíz de bardana en 500 ml de agua hirviendo. Dejar reposar la infusión durante 10 minutos, colar y beber 2 tazas de té por día, 1 hora después del almuerzo y la cena.

Conozca otros remedios caseros para tratar las piedras en la vesícula.

¿Qué puede ocurrir si no trato las piedras en la vesícula?

Cuando las piedras son pequeñas y no causan dolor, la persona puede pasar toda la vida sin sentir nada. Sin embargo, las piedras pueden crecer y bloquear los canales biliares, causando complicaciones como:

  • Colecistitis: inflamación de la vesícula con aumento del riesgo de infección. Los síntomas son dolores abdominales constantes, incluso cuando la persona no está comiendo, fiebre y vómitos;
  • Coledocolitiasis: cuando el calculo sale de la vesícula y obstruye el colédoco, provocando ictericia. Los síntomas suelen ser piel y ojos con coloración amarillenta;
  • Colangitis: infección grave causada por bacterias, pudiendo llevar a la muerte. Los síntomas son dolor abdominal, fiebre, escalofríos e ictericia;
  • Pancreatitis aguda: cuando la piedra penetra un conducto del páncreas. Los síntomas son dolor abdominal intenso, náuseas, vómitos e ictericia.

Por este motivo, ante la presencia de signos y síntomas que puedan indicar complicaciones por la presencia de cálculos en la vesícula, es importante que la persona consulte al médico general o gastroenterólogo, de manera que indique la realización de pruebas de diagnóstico para identificar el problema e iniciar el tratamiento más adecuado.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: