Dolor de ciática en el embarazo: qué hacer para aliviarlo

Actualizado en mayo 2023
Evidencia científica

El dolor en la ciática es un malestar común durante el embarazo, debido a que el peso de la panza aumenta la carga sobre la columna y el disco intervertebral, pudiendo causar la compresión del nervio ciático. Este tipo de dolor surge en la espalda y tiende a empeorar cuando se permanece mucho tiempo en una misma posición o cuando se realizan actividades domésticas más pesadas.

El dolor puede localizarse solo en la parte baja de la espalda, manifestándose como un peso o una opresión, pero también se puede irradiar hacia las piernas. La característica del dolor también puede cambiar, por lo que la mujer puede sentir puntadas o una sensación de ardor que puede irradiarse hacia la parte de atrás de la pierna.

Cuando estos síntomas están presentes es importante acudir al obstetra para que evalúe si hay necesidad de recetar algún medicamento, sin embargo, aplicando algunas estrategias no medicamentosas se logran excelentes resultados.  

Imagem ilustrativa número 1

Cómo aliviar el dolor de ciática en el embarazo

Algunas estrategias que ayudan a aliviar el dolor de ciática en el embarazo son:

1. Fisioterapia

En las sesiones de fisioterapia pueden ser utilizados algunos dispositivos como TENS y ultrasonido, técnicas manuales y de manipulación, el uso de un vendaje neuromuscular o Kinesio tape y la aplicación de compresas calientes. Todas estas técnicas ayudan a reducir el dolor y el malestar, mejoran la circulación sanguínea y disminuyen los espasmos musculares. En períodos donde no hay dolor, es posible realizar ejercicios que ayuden a fortalecer los músculos de la espalda.

2. Masaje

Realizarse un masaje relajante ayuda a disminuir la tensión de los músculos de la espalda y de los glúteos, que pueden estar empeorando la compresión del nervio ciático; sin embargo, es importante no masajear demasiado la región lumbar porque puede promover las contracciones uterinas. Por lo que para evitar cualquier inconveniente, se recomienda realizarse un masaje especial para embarazadas en un lugar acreditado para ello.

3. Usar una compresa tibia

Colocarse una compresa tibia durante 20 a 30 minutos en la región donde se presenta el dolor, pues esta técnica de calor ayuda a relajar los músculos y a disminuir los espasmos musculares, además de esto, también aumenta la circulación sanguínea aliviando el dolor y el malestar.

4. Usar compresa fría

Las compresas frías ayudan a reducir la inflamación del nervio ciático, aliviando el dolor, pudiendo ser utilizadas en los primeros 7 días de los inicios de los síntomas.

Para hacer las compresas de hielo, se debe colocar el hielo dentro de una bolsa térmica o colocar el cubo de gel en el congelador para enfriar, y después envolverlo en una bolsa o una toalla limpia y seca y aplicar en la región afectada, dejando actuar durante 15 a 20 minutos 3 veces al día.

5. Acupuntura

La acupuntura es un tipo de terapia de origen chino que consiste en la aplicación de unas agujas finas en puntos específicos del cuerpo, este tratamiento ayuda a equilibrar las energías, aliviando los síntomas de la ciática, principalmente cuando se utiliza en conjunto con otros tipos de tratamiento.

6. Pilates

El pilates ayuda a mejorar el acondicionamiento físico, la circulación sanguínea y a aumentar la movilidad, pues trabaja la elongación y el fortalecimiento muscular, aliviando el dolor de ciático.

Los ejercicios de pilates deben ser realizados bajo la orientación de un profesional de educación física especializado en pilates o en fisioterapia. Conozca más beneficios del pilates para la salud.

7. Estiramientos

Los estiramientos son ejercicios que permiten disminuir la compresión del nervio ciático y aliviar los síntomas que provoca, debiendo realizarse preferiblemente 2 veces al día y estar enfocados en los músculos de la espalda, glúteos y piernas. 

Vea los estiramientos que se pueden realizar durante el embarazo en el minuto 2:16 del vídeo a continuación:

youtube image - EJERCICIOS PARA EL NERVIO CIÁTICO

¿Es posible tomar algún medicamento?

Los medicamentos analgésicos y antiinflamatorios solo deben ser utilizados bajo indicación médica, así como el uso de pomadas y geles contra el dolor muscular, pues el obstetra deberá evaluar el riesgo beneficio de utilizar este tipo de remedios durante el embarazo.

Si el dolor continúa o empeora, a pesar de seguir las instrucciones mencionadas anteriormente, se debe acudir a su médico tratante o al hospital.

¿Cómo evitar la ciática en el embarazo?

Para prevenir la inflamación y el dolor del nervio ciático durante el embarazo, es importante:

  • Practicar actividad física regularmente antes y durante el embarazo, como danza, yoga, pilates clínico, natación o hidroterapia;
  •  Evitar aumentar más de 10 kg durante el embarazo, ya que cuanto más peso se gane, mayor será la probabilidad de sufrir compresión e inflamación del nervio ciático. Conozca cuántos kilos puede aumentar durante el embarazo;
  • Usar una faja de maternidad para mejorar la postura y evitar la sobrecarga en la columna;
  • Mantener la columna recta al sentarse, caminar, estar de pie y, especialmente, al levantar objetos pesados del suelo;
  • Evitar estar de pie durante períodos prolongados.

En caso de experimentar dolor o malestar en la zona lumbar, es importante descansar y permanecer en una posición cómoda durante un tiempo. Sin embargo, no se recomienda el reposo absoluto, ya que puede empeorar la situación.

Durante el sueño, se recomienda usar una almohada entre las piernas al acostarse de lado, o debajo de las rodillas al acostarse boca arriba. Vea la mejor postura para dormir en el embarazo.