Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cómo curar el nervio ciático inflamado

Para curar el nervio ciático inflamado se debe realizar el tratamiento indicando por el ortopedista o por el fisioterapeuta con medicamentos, ejercicios y a veces fisioterapia. 

El nervio ciático es el mayor nervio del cuerpo humano siendo formado por varias terminaciones nerviosas que provienen de la columna vertebral. Este tiene inicio al final de la columna, pasando por los glúteos y parte posterior del muslo, y cuando llega a la rodilla se divide entre el nervio tibial y fibular común, llegando hasta los pies. Y es en este trayecto que puede causar dolor con sensación de hormigueo, de puntadas y de choques eléctricos. 

Cuando existe compresión o inflamación de este nervio, surge el dolor en la ciática que causa síntomas como dolor intenso en la espalda, glúteos o piernas, dificultad en mantener la columna recta y dolor al caminar. En estos casos es importante buscar un médico, ortopedista o fisioterapeuta para que puedan orientar un tratamiento específico y adecuado para aliviar el dolor.

Cómo curar el nervio ciático inflamado

Síntomas del Nervio Ciático Inflamado

El nervio ciático se inflama cuando sufre una compresión y puede causar síntomas en la columna, glúteos o en la parte de atrás de la pierna como:

  • Dolor fuerte en una determinada región que se extiende a lo largo de la cadera, la pierna o el trayecto que recorre el nervio;
  • Sensación de puntadas o de choques eléctricos;
  • Sensación de adormecimiento u hormigueo en una de las piernas y en la planta del pie;
  • Debilidad en una de las piernas;
  • Dificultad para caminar o quedarse siempre en la misma posición;
  • El dolor empeora con el reposo.

Muchas veces estos síntomas están asociados a alteraciones en la columna, como hernia discal, espondilosis o artrosis en la columna. Por esta razón, cuando los primeros síntomas surgen es muy importante consultar al médico para que sean realizadas algunas pruebas en el consultorio y exámenes de rayos x en la columna para evaluar si esta posee alguna alteración que esté comprimiendo el nervio, dando origen a los síntomas. 

Cuando la persona presenta otros síntomas como sensación de puntadas, ardor y sensación de tener las piernas cansadas y pesadas, esto no tiene relación con el nervio ciático, pero son características del síndrome miofascial, que muchas veces es confundido con alteraciones del nervio ciático.

Cómo saber si es dolor en la ciática

El diagnóstico del dolor en la ciática puede ser hecha por el médico ortopedista o por el fisioterapeuta y se basan en las señales y en los síntomas presentados. La prueba busca comprobar si existe alguna alteración del nervio ciático y puede ser realizado en el consultorio.

La prueba consiste en acostarse boca arriba y levantar la pierna estirada de la camilla, si hay sensación de hormigueo el test indica que hay compresión del nervio. Si hay dolor en la otra pierna esto indica una grave alteración de la columna como una extrusión discal.

Los exámenes de imagen como rayos X y resonancia magnética pueden ser útiles para evaluar la columna ayudando a identificar lo que está comprimiendo el nervio. En caso que la columna esté saludable y sin alteraciones, la causa del dolor en la ciática debe ser solamente muscular o del tejido conectivo y el tratamiento es relativamente más simple.

Cuando se sospecha de que el nervio está dañado, lo que raramente ocurre, solamente en caso de accidentes graves es que puede que sea necesario hacer un electroneuromiograma, el cual es un examen que evalúa el funcionamiento del propio nervio. 

Tratamientos para el Nervio ciático

Cómo curar el nervio ciático inflamado

El tratamiento para el dolor o la inflamación en el nervio ciático puede ser hecho con el uso de medicamentos analgésicos, antiinflamatórios en forma de pastillas o pomadas, con el uso de bolsas de calor y de la realización de fisioterapia con ejercicios específicos. Las opciones son: 

1. Medicamentos

Los medicamentos indicados para combatir el dolor en la ciática prescritos por el ortopedista pueden ser Paracetamol, Ibuprofeno o algunos más fuertes que son derivados de la morfina como el Tramadol, acompañado de un relajante muscular como el Diazepan. Pero una forma más natural de combatir el dolor es tomar complejo de vitamina B, ya que ésta mejora la salud de los nervios.

2. Masajes

Un tratamiento casero para el nervio ciático inflamado son los masajes con crema hidratante o con aceites, ya que pueden ser aplicados como tratamiento casero para aliviar el dolor y mejorar la movilidad, ya que relaja los músculos de la espalda, piernas y glúteos, disminuyendo así la compresión en el nervio. De preferencia debe ser realizado por un masajista o un fisioterapeuta y puede que exista la necesidad de tratar la enfermedad en la clínica, dependiendo de la gravedad. 

3. Ejercicios

El reposo empeora el dolor, así como también quedarse mucho tiempo en la misma posición y por esto los ejercicios leves son bienvenidos. Inicialmente son más recomendados los estiramientos que pueden ser hechos con la persona acostada boca arriba y abrazando las piernas, por ejemplo.

Cuando el dolor disminuye de intensidad, después de la primera semana de fisioterapia pueden ser realizados ejercicios de fortalecimiento muscular como: acostarse boca arriba, doblar las rodillas y apretar con una almohada entre las piernas; para trabajar la espalda y la columna se debe acostar boca arriba, doblar las rodillas y levantar la cadera y los glúteos de la cama. Estos ejercicios de Pilates clínico son excelentes opciones para curar el dolor en la ciática porque fortalecen el abdomen y la columna. Fortalecer el abdomen es un óptimo truco para proteger la columna.

4. Fisioterapia

En la mayoría de los casos, el tratamiento de la inflamación o compresión del nervio ciático envuelve la realización de sesiones de fisioterapia con aparatos que reducen el dolor y la inflamación, además de la realización de ejercicios de fortalecimento, estiramientos, y técnicas manuales para movilizar y estirar la pierna afectada, mejorando la irrigación sanguínea del propio nervio ciático y normalizando el tono muscular de los glúteos y de las piernas. 

Además de esto también es recomendado la aplicación de calor localizado sobre la región a tratar y la realización de estiramientos para aliviar la compresión del nervio.

Algunas veces cuando estos problemas están asociados a una mala postura, el fisioterapeuta puede recomendar también la realización de un tratamiento llamado Reeducación de la postura global - RPG, en el cual existe una corrección de la postura y el estiramiento de los músculos responsables por la alteración de la postura.

5. Alimentación

Durante una crisis del nervio ciático se debe preferir alimentos antiinflamatórios como salmón, ajo, cebolla, linaza, chía y ajonjolí. Pero también es importante reducir el consumo de alimentos que aumentan la inflamación en el cuerpo, que son principalmente las carnes procesadas como salchicha, chistorra y tocineta o bacon.

6. Tratamiento alternativo

Además de lo nombrado anteriormente, existen otras opciones que también pueden completar el tratamiento, que incluye realizar sesiones de acupuntura y reflexología para el alivio de dolor y del malestar. Otra posibilidad es la osteopatía, la cual consiste en técnicas en las que se estiran los músculos, siendo una buena forma de tratar la escoliosis, hiperlordosis y la hernia discal que generalmente están envueltas en la causa del dolor en la ciática. 

7. Cirugía en la columna

Es solo realizada en los casos más graves, cuando hay hernia discal que no mejora con los tratamiento indicados anteriormente. En este caso el cirujano puede decidir retirar el disco vertebral y unir una vértebra con la otra.

Cómo evitar que el dolor vuelva

Cómo curar el nervio ciático inflamado

Para prevenir una nueva crisis de la ciática, se debe:

  • Hacer regularmente estiramientos para estirar los músculos de las piernas y de la columna;
  • Evitar el sedentarismo y practicar regularmente actividades como caminata, pilates o hidrogimnasia, ya que fortalecen y estiran los músculos;
  • Tratar de mantener la postura de la espalda correcta tanto de pie como sentado;
  • Estar siempre dentro del peso ideal;
  • Mantener el abdomen siempre fuerte para proteger la columna.

Qué causa el dolor en el nervio ciático

El dolor del nervio ciático ocurre cuando sufre una compresión, lo que es común cuando la persona posee una hernia de disco lumbar, especialmente entre L4 y L5, también porque se aprieta el canal de la médula, se desalinea una vértebra o hay un aumento del tono y de la firmeza del glúteo.

Mujeres que practican actividad física en el gimnásio y tienen los glúteos muy trabajados pueden tener dolor en la ciática porque hay un aumento del tono o puede haber una contractura en los glúteos, más específicamente en el músculo piriforme.

Alrededor del 8% de la población mundial sufre de dolor en la ciática, porque las terminaciones nerviosas pasan por dentro del músculo piriforme, y éste cuando está muy tenso o con una contractura, comprimen el nervio, llevando al surgimiento del dolor con sensación de adormecimiento, choques eléctricos u hormigueo.

Nervio ciático inflamado en el embarazo

Durante el embarazo es común que el nervio ciático sea afectado debido al rápido aumento de peso, el crecimiento de la barriga y la alteración del centro de gravedad de la mujer, lo que puede llevar la compresión de este nervio. Cuando esto ocurre en el embarazo se debe buscar un médico o un fisioterapeuta para iniciar el tratamiento y minimizar los síntomas presentes. El tratamiento puede ser hecho con ejercicios de estiramiento, compresas calientes y pomadas antiinflamatórias para colocar en la región donde se presenta el dolor. 

Más sobre este tema:
Carregando
...