11 beneficios de la cereza para la salud

Actualizado en febrero 2022
Evidencia científica

La cereza es una fruta rica en polifenoles, fibras, vitamina A y C y betacaroteno, con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que ayudan a combatir el envejecimiento prematuro, los síntomas de artritis y gota y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares; además, también contiene minerales como potasio y calcio, necesarios para la contracción muscular, la función nerviosa y la regulación de la presión arterial.

Asimismo, la cereza es una buena fuente de triptófano, serotonina y melatonina, que influyen en el humor y en el sueño, pudiendo ayudar en el tratamiento de la depresión y el insomnio.

Para consumir la cereza, es importante que la misma esté fresca, lo cual puede verificarse mediante los tallos verdes; además, se debe almacenar en el frigorífico para aumentar el tiempo de conservación y disminuir las pérdidas de vitamina C que se producen con el tiempo.

Imagem ilustrativa número 1

Entre los principales beneficios de la cereza se incluyen los siguientes:

1. Ayuda a controlar la glucemia

La cereza posee polifenoles en su composición, como el ácido clorogénico, que puede ayudar a regular los niveles de azúcar y de insulina en la sangre, evitando picos o caídas de la glucemia.

Asimismo, las antocianinas presentes en la cereza tienen acción antioxidante que actúa inhibiendo enzimas importantes que causan la diabetes tipo 2, controlando la absorción de glucosa; por esta razón, la cereza también ayuda a prevenir la diabetes.

Conozca otras frutas que pueden ser consumidas por diabéticos.

2. Protege contra enfermedades cardiovasculares

Por ser rica en antocianinas, la cereza ayuda a controlar el colesterol "malo", que es el responsable de la formación de placas de grasa en las arterias, por lo que ayuda a prevenir la aterosclerosis y a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares como infarto del miocardio o derrame cerebral.

Otro potente antioxidante presente en la cereza es la vitamina C, que ayuda a reducir los daños en las células, manteniendo los vasos sanguíneos saludables.

Además, algunos estudios muestran que, debido al potasio presente en la cereza, tomar una dosis de 300 mL de jugo de cereza al día ayuda a reducir la presión alta, contribuyendo a la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares.

3. Combate la artritis y la gota

Debido a sus potentes efectos antiinflamatorios y antioxidantes, la cereza puede reducir el estrés oxidativo y la inflamación de las articulaciones, previniendo o disminuyendo los síntomas de la artritis u osteoartritis como dolor o rigidez en las articulaciones.

Asimismo, la vitamina C presente en la cereza posee acción antioxidante, llevando a un aumento de la eliminación de ácido úrico por la orina, siendo también muy útil para quienes tienen gota, que es un tipo de artritis causada por la acumulación de ácido úrico que puede causar hinchazón, inflamación y dolor extremo en las articulaciones.

Vea el siguiente video con la nutricionista Tatiana Zanin sobre cómo bajar el ácido úrico alto por medio de la alimentación:

youtube image - Cómo bajar el ÁCIDO ÚRICO alto a través de la alimentación

Vea cómo debe ser la dieta para gota.

4. Mejora la calidad del sueño

La cereza posee triptófano que es importante para la producción de melatonina, que es una hormona que el cuerpo produce de manera natural para estimular el sueño y, por ello, esta fruta puede ayudar a combatir el insomnio mejorando la calidad del sueño.

Algunos estudios mencionan que tomar jugo de cereza por la mañana y luego una o dos horas antes de dormir aumenta la duración y la calidad del sueño.

5. Reduce el dolor muscular después de ejercicios físicos

Los compuestos antiinflamatorios y antioxidantes de la cereza pueden ayudar a aliviar el dolor muscular, el desgaste celular y la inflamación después de los ejercicios físicos.

Algunos estudios mencionan que, debido a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, el jugo de cereza ácida y el extracto de cereza amarga en polvo aceleran la recuperación muscular, evitan la pérdida de fuerza y mejoran el desempeño en atletas de élite, como ciclistas y corredores de maratón.

6. Mejora la salud ocular

La cereza es rica en betacarotenos, que es un precursor de la vitamina A, importante para mantener la visión, especialmente la visión nocturna, por lo que contribuye a mejorar la salud ocular. Aparte del betacaroteno, la cereza también posee vitamina A en su composición, aumentando la protección ocular y previniendo problemas de visión como sequedad de ojos y ceguera nocturna.

7. Combate la depresión

La cereza posee triptófano, que es un aminoácido que ayuda a producir serotonina, una hormona que regula el humor, estrés e hiperactividad, por lo que consumir esta fruta puede aumentar la cantidad de serotonina en el organismo, ayudando en el tratamiento de la depresión, de la ansiedad y de los cambios de humor.

8. Previene el Alzheimer

Algunos estudios expresan que los polifenoles de la cereza pueden reducir la pérdida de memoria, lo que puede disminuir el riesgo de desarrollar Alzheimer, al mejorar la función de las neuronas cerebrales, la comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo y ayudar a procesar nuevas informaciones con eficiencia. No obstante, aún se necesitan más estudios que demuestren este beneficio.

9. Mejora el funcionamiento del sistema digestivo

La cereza también posee fibras que tiene propiedades laxantes, que pueden mejorar la salud digestiva y combatir el estreñimiento. Además, los polifenoles de la cereza ayudan en el equilibrio de la flora gastrointestinal, que contribuye al buen funcionamiento del sistema digestivo.

10. Mejora la calidad de la piel

Por ser rica en betacarotenos, vitamina A y C, que son antioxidantes, la cereza ayuda a combatir los radicales libres que causan el envejecimiento de la piel.

La vitamina C de la cereza también estimula la producción de colágeno por la piel, disminuyendo la flacidez y la aparición de arrugas y líneas de expresión, y la vitamina A protege la piel de los daños causados por los rayos ultravioletas del sol.

Asimismo, las vitaminas de la cereza también mejoran la calidad de las uñas y los cabellos.

11. Ayuda a combatir el cáncer

Algunos estudios de laboratorio que utilizaron células de cáncer de mama y de próstata indicaron que los polifenoles de la cereza pueden ayudar a disminuir la proliferación y aumentar la muerte de células de este tipo de cáncer. Sin embargo, aún se necesitan estudios en humanos que prueben este beneficio.

Tabla de información nutricional

La  tabla a continuación muestra la composición nutricional en 100 g de cerezas frescas:

Componentes

Cantidad por 100 g

Energía

67 calorías

Agua

82,6 g

Proteínas

0,8 g

Carbohidratos

13,3 g

Fibras

1,6 g

Vitamina A

24 mcg

Vitamina B6

0,04 mcg

Vitamina C

6 mg

Betacaroteno

141 mcg

Ácido fólico

5 mcg

Triptófano

0,1 mg

Calcio

14 mg

Fósforo

15 mg

Magnesio

10 mg

Potasio

210 mg

Sodio

1 mg

Es importante resaltar que, para obtener todos los beneficios mencionados anteriormente, la cereza debe formar parte de una alimentación balanceada y saludable, además de realizar actividad física de forma regular.

Cómo consumir

La cereza puede ser consumida cruda, como postre en las comidas principales o en las meriendas, y también se puede utilizar en ensaladas o para hacer jugos, merengadas, mermeladas, postres, pasteles o infusiones.

La porción diaria recomendada es de alrededor de 20 cerezas por día, el equivalente a una taza de esta fruta, y para potenciar los beneficios, no se debe retirar la cáscara antes de consumirla.

Recetas saludables con cereza

Algunas recetas con cereza son rápidas, fáciles de preparar y nutritivas:

Jugo de cereza

Imagem ilustrativa número 5

Ingredientes

  • 500 g de cerezas sin semilla;
  • 500 mL de agua;
  • Azúcar o edulcorante al gusto;
  • Hielo al gusto.

Modo de preparación

Licuar todos los ingredientes y luego beber.

Mousse de cereza

Imagem ilustrativa número 6

Ingredientes

  • 1 taza de cerezas;
  • 300 g de yogur griego;
  • 1 sobre u hoja de gelatina sin sabor;
  • 3 cucharadas de agua.

Modo de preparación

Retirar las semillas de las cerezas y licuar con el yogur. Disolver la gelatina en el agua y adicionar la mezcla, mezclando bien hasta homogeneizar. Llevar al frigorífico hasta quedar firme y luego servir.

Mermelada de cereza y chía

Imagem ilustrativa número 7

Ingredientes

  • 2 tazas de cereza sin semillas;
  • 3 cucharadas de azúcar demerara o morena;
  • 1 cucharada de agua;
  • 1 cucharada de semillas de chía.

Modo de preparación

Colocar las cerezas, el azúcar y el agua en una olla, dejar cocinar a fuego lento alrededor de 15 minutos o hasta reducir el líquido o concentrar, recordando remover para evitar que se pegue en el fondo de la olla.

Cuando la mezcla engrose, adicionar las semillas de chía y cocinar de 5 a 10 minutos más, ya que la chía ayudará a espesar la mermelada. Retirar del fuego y almacenar en un frasco de vidrio. Para esterilizar el vaso y la tapa, colocar en agua hirviendo durante 10 minutos.