10 Principales causas de hemorroides y qué hacer

Las hemorroides, también conocidas como almorranas, surgen cuando hay un aumento en la presión de los vasos sanguíneos que rodean el ano, lo que origina que las venas se dilaten y queden inflamadas, produciendo dolor y sangrado.

Este problema generalmente sucede cuando la persona hace mucho esfuerzo de forma repetida al momento de evacuar debido al estreñimiento, lo que promueve el estiramiento de los tejidos de sostén de esta zona. Así, el esfuerzo para evacuar a lo largo de la vida y el embarazo, son los principales factores de su origen, pero otras causas posibles son:

10 Principales causas de hemorroides y qué hacer

1. Diarrea crónica 

La diarrea crónica se caracteriza por el aumento en el número de evacuaciones durante el día, que duran más de 4 semanas o por la consistencia de heces líquidas. La diarrea crónica puede favorecer la producción de hemorroides, ya que causa molestias e irritación de la mucosa anal, favoreciendo la dilatación de la venas.

Qué hacer: El secreto está en regular el intestino. Personas que presentan heces blandas o diarrea de forma frecuente necesitan una evaluación médica, porque pueden padecer de enfermedades como Síndrome de Colon Irritable, por ejemplo.

2. Obesidad

Las hemorroides muchas veces son consecuencia del peso excesivo y del aumento del volumen abdominal. Además, los hábitos de la persona con sobrepeso como sedentarismo y alimentación rica en grasas, normalmente conducen a la disminución de los movimientos intestinales, causando estreñimiento y, por consecuencia, dificultad para evacuar. 

Qué hacer: Estar en el peso ideal es lo más recomendado, para esto se recomienda adecuar la dieta, practicar ejercicio diario, tener un seguimiento por el endocrinólogo y un equipo de profesionales de salud. En algunos casos podría ser recomendada la realización de una cirugía bariátrica, por ejemplo.

3. No evacuar cuando se tiene ganas

La falta de evacuación puede resecar las heces y hacerlas más duras, causando molestias abdominales y, por consecuencia, dificultad para evacuar, siendo característico el estreñimiento.

Qué hacer: El consejo más importante es evacuar siempre que sienta la necesidad, ya que ese es el momento más adecuado para hacerlo sin tener que realizar mucho esfuerzo.

4. Permanecer mucho tiempo sentado en el inodoro

No es precisamente el hecho de estar mucho tiempo sentado en el inodoro lo que lleva al surgimiento de las hemorroides, pero sí las características de cada persona. Normalmente quien permanece mucho tiempo en el inodoro necesita hacer un mayor esfuerzo para evacuar, favoreciendo así el surgimiento de hemorroides.

5. Hacer un esfuerzo excesivo

Levantar mucho peso en el gimnasio o cuidar de ancianos encamados, por ejemplo, puede conducir a un aumento significativo de la presión en las venas de la región anal, agravando así las hemorroides.

Qué hacer: Evitar levantar mucho peso siempre que sea posible, pero cuando tuviera que hacerlo, debe hacerlo contrayendo los músculos del periné al mismo tiempo que hace fuerza.

6. Embarazo

Es normal que durante el embarazo surjan hemorroides las cuales generalmente se originan debido al aumento de peso corporal, aumento de la presión ejercida sobre la región pélvica y por el estreñimiento, que son alteraciones fisiológicas comunes durante la gestación.

Qué hacer: Es importante evitar el estreñimiento, caminar, beber líquidos y evacuar siempre que sienta la necesidad. Vea cómo curar las hemorroides que surgen en el embarazo.

7. Alimentación baja en fibra

Las fibras son importantes para el buen funcionamiento del organismo, puesto que son responsables de la regulación del intestino. De esta forma, una alimentación pobre en fibras puede llevar a la disminución de los movimientos intestinales y a heces resecas y duras, lo que se traduce en dolor al evacuar.

Qué hacer: La solución para esto es aumentar el consumo de alimentos ricos en fibras, integrales, vegetales de hojas verdes y frutas con cáscara. Vea más ejemplos de alimentos ricos en fibras.

8. Trabajar de pie

Otro factor importante es el hecho de trabajar muchas horas de pie, lo que favorece la estasis vascular en personas predispuestas.

Qué hacer: Una buena solución para estos casos es realizar ejercicios de estiramiento cada 2 horas. Además de esto, también se pueden realizar ejercicios para fortalecer el suelo pélvico, manteniendo la contracción del perineo cuando se encuentre de pie. Para contraer el perineo se recomienda imaginar que está succionando algo con la vagina, por ejemplo. Otra indicación es practicar ejercicios regularmente, así como realizar ejercicios de kegel. Vea cómo se realizan.

9. Edad avanzada

Las hemorroides pueden surgir a cualquier edad, siendo más frecuente a partir de los 45 años, ya que los tejidos que sostienen las venas del recto y el ano se debilitan y estiran con el envejecimiento. Además, una persona que tuvo antecedentes de un brote de hemorroides, tiene mayor posibilidad de desarrollar un nuevo episodio.

10. Alimentación picante o muy condimentada

Una alimentación rica en alimentos picantes o muy condimentados también favorece a la inflamación de las hemorroides. Además, el consumo exagerado de bebidas alcohólicas también aumenta el riesgo de desarrollar hemorroides.

Qué hacer: Consumir de forma esporádica y en cantidades pequeñas alimentos picantes o muy condimentados y, durante el brote de hemorroides, no consumir este tipo de alimentos. 

¿Cómo se tratan las hemorroides? 

El tratamiento de las hemorroides puede hacerse con medidas simples como tener buenos hábitos intestinales. Para ello se recomienda el aumento en el consumo de alimentos ricos en fibras y de agua, así como evacuar siempre que sienta la necesidad.

Sin embargo, algunas medidas caseras que pueden ayudar son baños de asiento con agua caliente. Así como la ingesta de algunos medicamentos analgésicos y antiinflamatorios o pomadas para las hemorroides como el Proctoacid, por ejemplo, prescritas por el médico. Vea cómo curar las hemorroides.

Vea más sobre cómo debe ser la alimentación para tratar las hemorroides en el vídeo a continuación:

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • PHILLIPS, R.K.S; CLARK, S. Cirurgia Colorretal. 5 ed. Rio de Janeiro: Elsevier, 2017.
  • DE PAULA, Pedro Roberto. Doença Hemorroidária. 2016. Disponível em: <https://cbcsp.org.br/wp-content/uploads/2016/aulas/doencahemorroidaria.pdf>.
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE COLOPROCTOLOGIA. Hemorróida: Diagnóstico. 2005. Disponível em: <https://diretrizes.amb.org.br/_BibliotecaAntiga/hemorroida-diagnostico.pdf>. Acceso en 31 Dic 2019
Más sobre este tema: