Hemorroides en el embarazo: causas y cómo tratar

Actualizado en diciembre 2023

Las hemorroides en el embarazo pueden surgir debido a varias causas, entre las cuales se incluye al aumento del peso corporal, la presión ejercida sobre la región pélvica o el estreñimiento, por ejemplo, siendo más frecuente su aparición a partir del segundo trimestre de la gestación.

Esta afección puede ser curada a través del consumo de fibras, la ingesta de agua y la realización de baños de asiento, y en algunos casos puede ser útil la aplicación de una pomada o la utilización de laxantes, siempre bajo las indicaciones del obstetra.

Normalmente, las hemorroides desaparecen con el tratamiento, pero algunas veces son más difíciles de curar y pueden permanecer hasta el parto. Las hemorroides externas en el embarazo no impiden el trabajo de parto normal y no justifican una cesárea, pero esa decisión depende del deseo de la mujer y de la opinión del obstetra.

Imagem ilustrativa número 3

Causas de hemorroides en el embarazo

Tener hemorroides en el embarazo es normal debido al aumento del peso corporal y de la presión ejercida en la región pélvica, al estreñimiento y al incremento de la cantidad de sangre que circula por el cuerpo de la embarazada, lo que hace que las venas de la región anal se dilaten y queden hinchadas, originando las hemorroides.

Las hemorroides en el embarazo pueden aparecer en cualquier trimestre de la gestación, pero son más frecuentes a partir del segundo trimestre de embarazo, pues el aumento del peso y la presión ejercida en la pelvis es mayor. Sin embargo, tienden a desaparecer en el posparto, a lo largo de los últimos 3 meses. Conozca otras molestias típicas del embarazo

Principales síntomas

Las hemorroides del embarazo pueden ser internas o externas, y los principales síntomas incluyen:

  • Dolor en la región anal, principalmente al evacuar, caminar o sentarse;
  • Picazón en el ano;
  • Sangre de color rojo vivo alrededor de las heces o en el papel higiénico después de la limpieza de la región anal;
  • Nódulos o como una especie de bolita en el ano, en el caso de hemorroides externas.

Si la embarazada siente alguno de estos síntomas, debe consultar al obstetra para que evalúe la región anal e indique el tratamiento adecuado.

Cómo se realiza el tratamiento

Como las hemorroides en muchas ocasiones están causadas por el estreñimiento, el tratamiento durante el embarazo se debe centrar en prevenir y tratar esta condición, además del manejo del dolor asociado a las hemorroides. De esta forma, el tratamiento siempre debe ser indicado por el obstetra, el cual puede recomendar la utilización de medicamentos analgésicos, como el paracetamol; laxantes, como la lactulosa (Duphalac), y pomadas, como el Proctoacid o Proctyl, por ejemplo. Conozca otras pomadas para curar las hemorroides.

En ciertos casos, el médico también puede recomendar la utilización de un microenema, que es una especie de supositorio, el cual debe ser insertado en el ano. Este posee un efecto más rápido y no es absorbido por el organismo. Los más recomendados son los que están compuestos por glicerina, que facilitan la eliminación de las heces. 

La cirugía para hemorroides en el embarazo solo debe realizarse si todas las alternativas de tratamiento no son suficientes, si la situación es insoportable para la mujer y si el bebé no corre ningún riesgo.

Remedio casero

El tratamiento casero para hemorroides en el embarazo se puede hacer con baños de asiento, pues estos ayudan a aliviar los síntomas de hemorroides, como dolor en la región anal al sentarse y al evacuar, picazón en la región del ano y uno o más nódulos o bolitas en la región anal.

Para realizar el baño de asiento, basta con colocar unos centímetros de agua tibia, aproximadamente a 37 ºC, dentro de un recipiente, para luego sentarse dentro de él durante aproximadamente 20 minutos, asegurándose de que las hemorroides queden completamente sumergidas dentro del agua. Vea otros tratamientos caseros para tratar las hemorroides.

Cuidados que se deben tener

Durante el tratamiento de las hemorroides en el embarazo, la mujer embarazada debe adoptar los siguientes cuidados:

  • No usar papel higiénico, limpiando la región anal siempre con toallas húmedas o con agua tibia y jabón neutro después de orinar o defecar;
  • No permanecer mucho tiempo sentada, principalmente en el inodoro o de pie;
  • Beber alrededor de 2 litros de agua por día;
  • Ingerir alimentos ricos en fibras como vegetales, frutas, cereales, frijoles, garbanzos o pan integral, por ejemplo;
  • No comer alimentos con pimienta y evitar muchos condimentos o frituras;
  • Usar una almohada con una abertura en el centro cuando quiera sentarse.

Asimismo, es importante que la mujer embarazada practique actividades físicas como caminata, yoga o hidrogimnasia, por ejemplo, siempre bajo el consentimiento del obstetra.