Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Todo sobre hemorroides en el embarazo

Las hemorroides en el embarazo pueden ser curadas a través del consumo de fibras, la ingesta de agua y la realización de baños de asiento, pero en algunos casos puede ser útil aplicar una pomada con indicación médica.

Normalmente, desaparecen con el tratamiento pero algunas veces son más difíciles de curar y pueden permanecer hasta el parto. Las hemorroides externas en el embarazo no impiden el trabajo de parto normal y no justifican una cesárea, pero esa decisión depende del deseo de la mujer y de la opinión del obstetra.

Cómo tratar las hemorroides en el embarazo

El tratamiento de las hemorroides en el embarazo puede ser hecho apenas con algunos cuidados que la embarazada debe adoptar como:

Todo sobre hemorroides en el embarazo
  • No usar papel higiénico, limpiando la región anal siempre con toallas húmedas o con agua tibia y jabón neutro después de orinar o defecar;
  • No permanecer mucho tiempo sentada, principalmente en el inodoro o de pie;
  • Beber alrededor de 2 litros de agua por día;
  • Ingerir alimentos ricos en fibras como vegetales, legumbres, frutas, cereales, frijoles, garbanzos o pan integral, por ejemplo;
  • No comer alimentos con pimenta y evitar muchos condimentos o frituras;
  • Usar una almohada con una abertura en el centro cuando quiera sentarse;
  • Practicar actividad física como caminata, yoga o hidroginástica, por ejemplo.

Para tratar las hemorroides en el embarazo, también puede ser necesaria la ingestión de medicamentos o el uso de pomadas que siempre deben indicarse por el obstetra, ya que la embarazada debe utilizar una pomada para hemorroides propia para el embarazo como Proctoacid o Proctyl. Se recomienda que las pomadas aplicar para curar la hemorroide.

La cirugía para hemorroides en el embarazo sólo debe realizarse si todas las alternativas de tratamiento son insuficientes si la situación es insoportable para la mujer y si el bebé no corre ningún riesgo.

Tratamiento casero

El tratamiento casero para hemorroides en el embarazo se puede hacer con baños de asiento con agua tibia para aliviar los síntomas de hemorroides, como dolor en la región anal al sentarse y al evacuar, picazón en la región del ano y uno o más nódulos o bolitas en la región anal.

Síntomas de hemorroides en el embarazo

Las hemorroides del embarazo pueden ser internas o externas y los principales síntomas son:

  • Dolor en la región anal, principalmente al evacuar, andar o sentarse;
  • Picazón en el ano;
  • Sangre de color rojo vivo alrededor de las heces o en el papel higiénico después de la limpieza de la región anal;
  • Nódulos o como una especie de bolita en el ano, en el caso de hemorroides externas.

Si la embarazada siente alguno de estos síntomas, debe consultar al obstetra para que evalúe la región anal e indique el tratamiento adecuado. Vea un buen remedio casero para las hemorroides en el embarazo que es bastante eficiente.

¿Por qué aparecen hemorroides en el embarazo?

Tener hemorroides en el embarazo es normal debido al aumento del peso corporal y de la presión ejercida en la región pélvica, al estreñimiento y al aumento de la cantidad de sangre que circula por el cuerpo de la embarazada que hace que las venas de la región anal se dilaten y queden hinchadas, originando las hemorroides.

Las hemorroides en el embarazo pueden aparecer en cualquier trimestre de la gestación, pero son más frecuentes a partir del segundo trimestre de embarazo, pues el aumento del peso y la presión ejercida en la pelvis es mayor. Sin embargo, tienden a desaparecer en el posparto, a lo largo de los últimos 3 meses.

Más sobre este tema:
Carregando
...