Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué es, síntomas y cómo tratar la artritis

La artritis es una inflamación de las articulaciones que genera síntomas como dolor, deformidad y dificultad en el movimiento, que aún no tiene cura. En general, su tratamiento se realiza con medicamentos, fisioterapia y ejercicios, y en algunos casos, se puede recurrir a la cirugía.

La osteoartritis, como también se llama, puede ser causada por un traumatismo, exceso de peso, alimentación, desgaste natural de la articulación o debido a una alteración en el sistema inmune de individuos con pre-disposición genética para ello.

Puede ser de diversos tipos como artritis reumatoide, artritis séptica, artritis psoriásica, artritis gotosa (gota) o artritis reactiva, dependiendo de su causa. Por esto, para el diagnóstico de la artritis es necesario hacer exámenes específicos.

¿Artritis y artrosis son la misma enfermedad?

El nombre Artritis es más genérico porque no define cuál es su causa o fisiopatología, por lo que el término artritis ahora indica lo mismo que la artrosis.

Este cambio en la nomenclatura ocurrió porque se descubrió que en todos los casos de artrosis existe siempre una pequeña inflamación, que era la principal característica de la artritis. Sin embargo, cuando se refiere a la artritis reumatoide, artritis psoriásica o artritis juvenil, los términos siguen siendo los mismos. Pero siempre que se refiere solamente a la artritis, eso es en verdad, la artrosis, aunque los términos más correctos para estas dos enfermedades son la osteoartritis y la osteoartrosis.

Qué es, síntomas y cómo tratar la artritis
Qué es, síntomas y cómo tratar la artritis

Síntomas de artritis

Si cree que pueda tener artritis, señale sus síntomas y descubra el riesgo de tener la enfermedad:

  1. 1. Dolor constante en la articulación, siendo más común en las rodillas, codos o dedos
    No
  2. 2. Rigidez y dificultad para mover la articulación, especialmente de mañana
    No
  3. 3. Articulación caliente, roja e hinchada
    No
  4. 4. Deformidad presente en la(s) articulación(es)
    No
  5. 5. Dolor al apretar o mover la articulación
    No
Imagen que indica que el site está cargando

Estos síntomas pueden surgir en personas de cualquier edad, incluso niños, y es muy común que más de una articulación se vea afectada al mismo tiempo. La osteoartritis es una de las enfermedades inflamatorias crónicas más comunes en mujeres, obesos y en individuos mayores de 40 años. Sin embargo, algunos tipos son más comunes en los hombres, como es el caso de la artritis gotosa.

¿La artritis tiene cura?

La artritis todavía no tiene cura y por esto es una enfermedad crónica, peor el individuo puede recorrer a diversas formas de tratamiento siempre que sea dolorosa y comprometa sus actividades diarias. 

Convivir diariamente con una enfermedad crónica no es fácil, siendo este un proceso delicado que exige mucho esfuerzo y dedicación para su tratamiento. 

Para aliviar el dolor y mejorar la capacidad de realizar movimientos, se recomienda una alimentación cuidada, donde se beba bastante agua y se evite el consumo exagerado de alimentos ricos en proteína, además de recurrir a medicamentos antiinflamatorios y/o inmunosupresores recetados por el reumatólogo, y la realización de fisioterapia. La cirugía para la colocación de una prótesis articular puede, en muchos casos, representar la cura de la artritis en aquella articulación, como ocurre en la artritis séptica, por ejemplo, pero no siempre se puede realizar. 

Diagnóstico de la artritis

Qué es, síntomas y cómo tratar la artritis

Para el diagnóstico de la osteoartritis, el traumatólogo podrá además de observar las señales clínicas de la enfermedad como la deformidad articular y las características inflamatorias, pedir una radiografía para comprobar la inflamación local y la deformidad articular. Puede que sea necesario realizar exámenes como un TAC o una resonancia magnética, pero escuchar las quejas del paciente es suficiente para obtener el diagnóstico.

En algunos casos, los exámenes de laboratorio que pueden ser solicitados por el reumatólogo para descubrir cual tipo de artritis es, y estos exámenes son: 

  • Factor reumatoide para saber si es artritis reumatoide;
  • Punción del líquido sinovial de la articulación afectada para saber si es artritis séptica; 
  • Evaluación de los ojos por un oftalmólogo para saber si es artritis juvenil.

La osteoartritis no causa alteraciones en una hematología, y por esto existe una forma popular de decir que la artritis no es un reumatismo en la sangre. 

El dolor causado por la artritis puede empeorar cuando el clima cambia o cuando llueve y es una condición común la cual no se sabe exactamente por qué ocurre.

Tratamiento de la artritis

El tratamiento para la artritis se dirige básicamente a aliviar los síntomas de la enfermedad y mejorar su función, porque el desgaste articular no puede ser totalmente revertido. Para ello, se pueden recurrir a medicamentos y cambios en el estilo de vida, donde se prevé evitar esfuerzos físicos. La dieta también debe ser rica en alimentos antiinflamatorios y baja en alimentos industrializados como salchichas y tocino. Para saber más consejos, vea cómo la alimentación puede mejorar la artritis.

Los principales tratamientos para la osteoartritis son:

  • Medicamentos para la artritis

Pueden ser recetados por el médico general o traumatólogo Paracetamol, Ibuprofeno, además de pomadas conteniendo ketoprofeno, felbinac y piroxicam, y otras sustancias como sulfato de glucosamina o cloroquina. Cuando estos no son suficientes, se puede utilizar una inyección de corticoide cada 6 meses o una vez al año.

Para prevenir la progresión de la enfermedad pueden ser indicados remedios como Infliximab, Rituximab, Azatioprina o Ciclosporina, por ejemplo.

  • Fisioterapia para la artritis

La fisioterapia puede ayudar mucho al paciente con artritis. A través del tratamiento fisioterapéutico, la inflamación podrá disminuir y será más fácil realizar los movimientos. podrán ser utilizados recursos antiinflamatorios, analgésicos y ejercicios de estiramiento y de movilización articular para preservar los movimientos de la articulación y evitar que nuevas deformidades aparezcan. 

La fisioterapia debe realizarse al menos 3 veces por semana, hasta la completa remisión de los síntomas de la artritis. Cabe al fisioterapeuta decidir qué recursos utilizará para tratar esta enfermedad. 

La práctica de ejercicios como natación, hidroginástica y pilates también es indicada, pues ayudan a combatir la inflamación y a fortalecer los músculos.

Qué es, síntomas y cómo tratar la artritis
  • Cirugía para la artritis

Si el médico cree que la articulación está muy desgastada y si no hay otros inconvenientes, puede sugerir que se haga una cirugía para la colocación de una prótesis en el lugar de la articulación afectada. Una de las articulaciones que más tiene indicación quirúrgica es la de la cadera y luego la de la rodilla. Vea más detalles sobre cómo debe ser el tratamiento para artritis. 

  • Remedios caseros para la artritis

Un buen tratamiento natural para complementar el tratamiento habitual de la artritis es tomar tés e infusiones de plantas medicinales como por ejemplo el jengibre y el azafrán.

El consumo de pimienta cayenna y de orégano diariamente también actúa como un poderoso antiinflamatorio natural, así como masajear los locales afectados con aceite esencial de lavanda o de uña de gato.

Vea cómo complementar el tratamiento de la artritis en casa:

Atención: el tratamiento natural no excluye el tratamiento médico y fisioterapéutico de la artritis, sólo contribuye a un resultado más rápido y más satisfactorio.

Causas de la artritis

El desgaste natural de la articulación es una de las causas más comunes de la artritis, pero esta enfermedad también puede ser causada por el exceso de peso, mucho uso, edad, traumatismo directo o indirecto, factor genético y debido a hongos, bacterias o virus, que se instalan a través del flujo sanguíneo en la articulación, generando el proceso inflamatorio. Si este proceso no se revierte a tiempo, puede llevar a la completa destrucción de la articulación y consecuente pérdida de la función.

Si está en duda sobre lo que está causando su artritis, debe hablar con el médico o fisioterapeuta.

Generalmente la osteoartritis surge a partir de los 40 años de edad, pero también puede afectar a las personas más jóvenes. Un tipo de artritis que se manifiesta en los niños es la artritis juvenil. Sin embargo, su forma más común, afecta especialmente a los ancianos con más de 65 años de edad

Más sobre este tema:


Carregando
...