Dieta para la artritis y artrosis: alimentos prohibidos y permitidos

Actualizado en septiembre 2023
Evidencia científica

La dieta para la artritis y artrosis debe incluir la ingesta de alimentos que posean propiedades antiinflamatorias, como es el caso de los pescados, frutos secos y alimentos ricos en vitamina C y fibra. Asimismo, se debe evitar consumir alimentos industrializados ricos en grasas y azúcares, como galletas o helados, pues estos favorecen la inflamación general del organismo, incluyendo de las articulaciones.

Además, también es importante considerar que el exceso de peso sobrecarga ciertas articulaciones, siendo importante controlar el peso, ya sea para prevenir este tipo de enfermedades o para mejorar y aliviar los síntomas que ocasionan.

La artritis y la artrosis son enfermedades inflamatorias crónicas que pueden provocar dolor en varias articulaciones del cuerpo, pudiendo surgir en personas de cualquier edad, a pesar de ser más común en las personas mayores.

Imagem ilustrativa número 1

Alimentos prohibidos o a evitar

En la dieta para la artritis y la artrosis es importante evitar alimentos que sean proinflamatorios, es decir, que favorezcan la inflamación en el organismo, como por ejemplo:

  • Productos industrializados ricos en azúcares y grasas, como pasteles, galletas rellenas, salsas en general, helados, caramelos, chupetas;
  • Frituras y snacks salados;
  • Bebidas alcohólicas;
  • Embutidos, como salchichón, longaniza, chorizo, jamón, salchichas, entre otros;
  • Comida rápida.

Además, también se deben evitar los alimentos congelados precocidos como los nuggets, pizzas, milanesas de pollo, lasaña, entre otros.

Qué alimentos se deben incluir

Los alimentos que ayudan a mejorar los síntomas de la artritis y de la artrosis son:

  • Alimentos ricos en omega 3, como el atún, sardina, trucha, tilapia, arenque, anchoas, verdel, bacalao, semillas de chía y linaza, marañón o anacardo, nuez de brasil, almendras y nueces, pues estos alimentos poseen propiedades antiinflamatorias:
  • Ajo macerado y cebolla, debido a que contienen un compuesto sulfurado llamado alicina, que le confiere propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antimicrobianas;
  • Frutas cítricas como naranja, piña y kiwi, debido a la presencia de vitamina C, la cual es necesaria para la producción de colágeno, una proteína que ayuda a mantener las articulaciones saludables;
  • Alimentos ricos en fibras, como vegetales y frutas con cáscara o bagazo y granos enteros, estos podrían ayudar a reducir la inflamación debido a que mantienen la salud de la microbiota intestinal;
  • Frutos rojos como la granada, sandía, cereza, frambuesas, fresas y guayaba, debido a que contienen antocianina, un compuesto antioxidante que posee propiedad antiinflamatoria;
  • Alimentos ricos en selenio como el huevo, pan francés y nuez de brasil, por ejemplo, pues este es un mineral con un alto poder antioxidante e inmunomodulador que ayuda a fortalecer el sistema inmune.

Además, existe evidencia científica de que la artritis, tanto la osteoartritis como en los tipos inflamatorios, y la artrosis pueden empeorar en personas que poseen bajos niveles de vitamina D, siendo importante la exposición al sol y la inclusión en la dieta de alimentos ricos en esta vitamina, como la leche fortificada, los huevos y los pescados grasos. Vea cuáles son los alimentos antiinflamatorios.

En algunos casos, el médico o el nutricionista podría considerar la suplementación de omega-3, zinc, selenio, vitamina D y calcio, en caso de ser necesario. Además, también podrían indicar el uso de glucosamina con condroitina, un suplemento que ayuda a mejorar el daño en las articulaciones causado por la artritis. Vea algunas vitaminas y otros suplementos para disminuir el dolor de huesos y articulaciones.

En la tabla a continuación se muestra un menú ejemplo de 3 días de una dieta con propiedades antiinflamatorias para la artritis y la artrosis:

Comidas Día 1 Día 2 Día 3
Desayuno 1 taza de café con leche descremada + tostadas integrales con queso cottage bajo en grasa + 1 naranja 1 taza de café + omelet de espinacas + 1 manzana 1 taza de té sin azúcar + 2 rebanadas de pan integral con queso ricotta y 1 pera
Merienda de la mañana 1 taza de fresas enteras y 1 puñado de nueces Tostadas integrales untadas con guacamole casero 1 taza de yogur descremado con 1 cucharada de avena y 1/2 taza de frutos rojos
Almuerzo

1 rueda de salmón acompañado por arroz integral y ensalada de lechuga, tomate y cebolla aderezada con 1 cucharadita de aceite de oliva + 1 mandarina mediana

Pechuga de pollo a la plancha, acompañado de camote y ensalada de tomate cherry con queso mozarella light, aderezada con 1 cucharadita de aceite de oliva + 2 ruedas de piña

Atún preparado con salsa de tomate natural y hierbas (perejil, albahaca y ajo), acompañada de ensalada de calabacín, berenjena y zanahoria cocida aderezada con 1 cucharadita de aceite de oliva + 1 rebanada de sandía

Merienda de la tarde 1 taza de yogur natural con 1 cucharadita de semillas chía y 1/2 taza de frutas picadas 1 kiwi y 1 puñado de un mix de frutos secos (crudos) 200 mL de batido de papaya con yogur natural + 1 nuez de brasil o 6uds almendras (todo licuado)
Cena 1 pechuga de pavo cortada en tiras, envueltas en 1 wrap integral con lechuga, tomate y cebolla y aderezada con 1 cucharadita de aceite de oliva Merluza al horno con papitas con piel (papa cambray) y ensalada de brócoli, repollo y zanahoria cocida aderezada con 1 cucharadita de aceite de oliva Pimentón relleno con carne molida de pollo y arroz integral, con queso mozarella light gratinado

Las cantidades incluidas en el menú varían según la edad, sexo, actividad física y si posee alguna enfermedad asociada o no, por ello lo ideal es acudir a un nutricionista para que realice una evaluación completa y elabore un plan nutricional adecuado a sus necesidades.

Una buena dieta que se caracteriza por ser una dieta antiinflamatoria y que puede ser implementada en estos casos es la dieta mediterránea, debido a que incluye alimentos frescos de la época, aceite de oliva, semillas, frutos secos, frijoles, frutas y vegetales. Vea con más detalle en qué consiste la dieta mediterránea.

Conozca más sobre los alimentos antiinflamatorios en el siguiente video:

Dieta para la artritis gotosa

La artritis gotosa es la inflamación de las articulaciones provocada por la acumulación de ácido úrico. La dieta para este tipo de artritis debe incluir los alimentos con propiedades antiinflamatorias que fueron mencionados anteriormente, sin embargo; se debe recalcar que es importante evitar la ingesta de alimentos que aumenten el ácido úrico, como el consumo de bebidas alcohólicas o de vísceras, por ejemplo. Conozca más detalles de la dieta para la gota.

Vídeos relacionados