Recetas de papillas para bebés de 4 a 6 meses

Revisión clínica: Tatiana Zanin
Nutricionista
septiembre 2022

La Organización Mundial de la Salud recomienda que tanto los bebés que tienen lactancia materna exclusiva como los que usan fórmulas infantiles inicien la introducción de nuevos alimentos en la dieta a partir del 6º mes de vida. Sin embargo, se aconseja conversar con el pediatra para saber si es necesario iniciar la alimentación complementaria antes de este período. 

Es importante recordar, que no es recomendado adicionar sal y azúcar en las comidas de los bebés, tampoco licuar los alimentos. Las comidas pueden ser aplastadas con un tenedor o raspadas con una cuchara, por ejemplo, para ayudar en el desarrollo de la masticación, respiración y en el reconocimiento de diferentes sabores y texturas de los alimentos por el bebé. 

Los nuevos alimentos deben ser introducidos en la dieta del bebé de forma gradual, debiendo ser ofrecida una comida salada en el almuerzo o en la cena, con cereales o tubérculos, vegetales frescos, proteínas y legumbres, y una comida de frutas frescas en la merienda de la mañana o de la tarde, completando con la leche materna o fórmula infantil. Sepa más cómo iniciar la alimentación del bebé de 6 meses. 

Papillas de frutas 

Las papillas de fruta son naturalmente dulces y sabrosas, priorizando las frutas frescas de estación, bien lavadas y sin cáscara. Vea cómo lavar bien las frutas y verduras. 

Para preparar las papillas, es importante tener cuidado que no queden pedazos grandes de fruta para evitar que el bebé se atragante.

Algunas opciones de papillas de frutas son:

1. Papilla de manzana

La papilla de manzana, además de sabrosa, contiene fibras que ayudan en el buen funcionamiento del bebé. Además de eso, esta fruta es rica en vitamina A, vitamina C y vitamina E, que fortalecen el sistema inmunológico del niño. 

Ingredientes

  • 1 manzana roja o verde;

  • 1 litro de agua.

Modo de preparación

Se debe cortar la manzana en trozos pequeños, quitarle las semillas y el tallo del centro. Colocar los trozos en una olla con tan solo un poco de agua. Cocinar a fuego lento hasta que esté blanda, retirar del fuego y machacar con un tenedor. Esperar enfriar y servir con una cucharada en pequeñas porciones.

Otra forma en que se puede dar la manzana, es dividiéndolas por la mitad o en 4 partes, se deben retirar las semillas y el tallo del centro e ir raspando la pulpa de la fruta con una cucharilla pequeña. Se debe raspar hasta llegar cerca a la cáscara, recordando que se debe tener cuidado de que no queden pedazos grandes de la fruta en la cuchara, ni pedazos de cáscara. 

2. Papilla de banana con papaya 

La papaya es naturalmente dulce y rica en fibras, ayudando a prevenir y combatir el estreñimiento del bebé. En el caso de la banana, depende del estado de maduración. Los plátanos verdes causan estreñimiento, siendo útiles en el caso de diarrea, mientras que los maduros permiten la formación normal de las heces.

Ingredientes: 

  • 1 rodaja de papaya sin semillas y sin cáscara;

  • 1/2 banana.

Modo de preparación:

En un plato, aplastar la rodaja de papaya con un tenedor. En el mismo plato, aplastar la banana con un tenedor y servir las frutas separadas para el bebé. Es importante verificar que no haya quedado ningún pesado de fruta entero. 

3. Papilla con aguacate y pera

La papilla de aguacate con pera es rica en nutrientes, como la vitamina A, vitaminas del complejo B, vitamina C, vitamina E y vitamina K, además de contener buenas cantidades de minerales, como potasio, fósforo y magnesio, que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico del bebé y mejorar el funcionamiento del intestino. 

Ingredientes:

  • 1/2 pera sin cáscara;

  • 2 cucharadas de aguacate picado.

Modo de preparación:

Raspar la mitad de la pera con una cuchara y colocar en un plato. En el mismo plato, aplastar el aguacate con un tenedor. Servir las frutas de forma separadas y en pequeñas porciones para el bebé.

Papillas saladas 

Las papillas saladas deben ser hechas con vegetales, tubérculos o cereales, legumbres y proteínas y los alimentos pueden ser aplastados con un tenedor, y las carnes bien cocidas y desfiadas, teniendo el cuidado de no dejar pedazos grandes.

Para preparar las papillas, deben ser usados condimentos y hierbas frescas, como cebolla, ajo, perejil o cilantro. Sin embargo, la sal no debe ser usada en las comidas de los bebés. 

Algunas opciones de papillas saladas son:

1. Papilla de papa y calabacín

La papilla de batata y calabacín es rica en fibras y vitamina A, vitamina del complejo B, vitamina C y minerales, como fósforo, potasio, calcio y magnesio, nutrientes esenciales para el desarrollo saludable del bebé. 

Además de eso, el calabacín tiene grandes cantidades de agua, ayudando en la hidratación del bebé y siendo fácil de digerir. 

Ingredientes

  • 1 papa pequeña;

  • ½ calabacín;

  • 1 cucharadita de perejil picado fresco;

  • Agua.

Modo de preparación

Lavar bien la papa y el calabacín, pelar y cortar en cubos, llevando a cocinar a fuego medio con agua. Comprobar con el tenedor si las verduras están cocidas, retirar del fuego. En un plato, colocar 1 cucharada de papa cocida y aplastar con el tenedor. En el mismo plato adicionar 1 cucharada de calabacín y aplastar con el tenedor. Condimentar las verduras con el perejil y agregar 1 cucharada de proteínas (pollo, carne o pescado), aplastar o deshebrar bien y agregar 1 cucharada de legumbres cocidas (frijoles, garbanzos, arvejas o soja), y aplastar con el tenedor. Se puede adicionar una cucharadita de aceite de oliva. Esperar que la comida se encuentre tibia y dar de comer al bebé cada alimento de forma separada.

2. Papilla de camote con zanahoria 

La papilla de zanahoria y camote o batata es rica en betacarotenos, vitamina A, vitamina B y vitamina C, además de tener buenas cantidades de fibras, que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y mantener el buen funcionamiento del intestino. 

Además de eso, esta papilla es una muy buena fuente de energía para el crecimiento y desarrollo saludable del bebé. 

Ingredientes: 

  • 1 camote o batata pequeña;

  • 1/2 zanahoria;

  • Agua.

Modo de preparación:

Lavar y descascar el camote y la zanahoria, cortar en cubos y llevar a cocinar en una cacerola con agua en fuego medio, hasta que los vegetales queden blandos. Apagar el fuego y escurrir bien.

En un plato, colocar 1 cucharada de zanahoria cocida y aplastar con el tenedor. Colocar una cucharada de camote cocido y amasar con el tenedor. Adicionar 1 cucharada de proteínas (pollo, carne o pescado), aplastar o deshebrar bien y agregar 1 cucharada de legumbres cocidas (frijoles, garbanzos, arvejas o soja), y aplastar con el tenedor. Se puede adicionar una cucharadita de aceite de oliva. Esperar que la comida se encuentre tibia y dar de comer al bebé cada alimento de forma separada.

3. Papilla de betabel con calabaza 

La papilla de betabel con calabaza es rica en nutrientes como betacarotenos, vitamina A, vitamina C, hierro, zinc, potasio y calcio, que son esenciales para el desarrollo de los huesos, fortalecer el sistema inmunológico y proteger el sistema nervioso del bebé. 

Ingredientes: 

  • 1 rodaja de calabaza;

  • 1 betabel sin cáscara;

  • Agua.

Modo de preparación:

Lavar bien, descascar y cortar la calabaza en pequeños pedazos. Colocar la calabaza en una cacerola con agua y llevar a fuego para cocinar durante 10 minutos o hasta que los vegetales estén blandos. Por otro lado, lavar bien, descascar y cortar el betabel. En otra cacerola, cocinar el betabel hasta que quede blando. Apagar el fuego y escurrir los vegetales. 

En un plato, colocar 1 cucharada calabaza cocida y aplastar con el tenedor. Colocar una cucharada de betabel cocido y amasar con el tenedor. Adicionar 1 cucharada de proteínas (pollo, carne o pescado), aplastar o deshebrar bien y agregar 1 cucharada de legumbres cocidas (frijoles, garbanzos, arvejas o soja), y aplastar con el tenedor. Se puede adicionar una cucharadita de aceite de oliva. Esperar que la comida se encuentre tibia y dar de comer al bebé cada alimento de forma separada.

4. Papilla de arroz con pollo y vegetales 

La papilla de arroz con pollo y vegetales es rica en proteínas que ayudan en la formación de los músculos y tiene buenas cantidades de carbohidratos, necesarios para otorgar energía en el desarrollo y crecimiento del bebé.

Ingredientes: 

  • 4 cucharadas de espinaca lavada y picada;

  • 1 cucharada de arroz;

  • 1/2 zanahoria pequeña picada en cubitos;

  • 2 cucharadas de pollo cortado en cubitos pequeños;

  • 1 cucharadita de cilantro fresco y picado;

  • Agua.

Modo de preparación:

Colocar todos los ingredientes, excepto la espinaca y el cilantro, en una cacerola y cubrir agua. Llevar a fuego medio y cocinar hasta que todos los ingredientes estén más blandos. Cuando falte poco para que los vegetales se encuentren cocidos, agregar la espinaca y el cilantro y cocinar unos minutos más. Apagar el fuego y dejar enfriar. 

En un plato, colocar 1 cucharada zanahoria cocida y aplastar con el tenedor. Colocar una cucharada de espinaca cocida y deshebrar o aplastar con el tenedor. Adicionar 1 cucharada de pollo cocido y aplastar o deshebrar bien. Por último, agregar 1 cucharada de arroz cocido y pisar con el tenedor.  Se puede adicionar una cucharadita de aceite de oliva. Esperar que la comida se encuentre tibia y dar de comer al bebé cada alimento de forma separada.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em septiembre de 2022. Revisión clínica por Tatiana Zanin - Nutricionista, em septiembre de 2022.

Bibliografía

  • MINISTÉRIO DA SAÚDE. Guia Alimentar Para Crianças Brasileiras Menores De 2 Anos. 2019. Disponível em: <http://189.28.128.100/dab/docs/portaldab/publicacoes/guia_da_crianca_2019.pdf>. Acceso en 25 feb 2021
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE PEDIATRIA. Manual de orientação do departamento de nutrologia: alimentação do lactente ao adolescente, alimentação na escola, alimentação saudável e vínculo mãe-fi lho, alimentação saudável e prevenção de doenças, segurança alimentar. 2012. Disponível em: <https://www.sbp.com.br/fileadmin/user_upload/publicacoes/14617a-pdmanualnutrologia-alimentacao.pdf>. Acceso en 08 mar 2021
Revisión clínica:
Tatiana Zanin
Nutricionista
Formada por la Universidad Católica de Santos con registro profesional CRN-3 nº 15097. Especialista en nutrición clínica por la Universidad de Porto.

Tuasaude en Youtube

  • Cómo ayudar a tu bebé a sentarse, gatear y caminar

    12:27 | 1255 visualizações