Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Alimentación del bebé a los 6 meses

En la alimentación del bebé a los 6 meses se debe iniciar la introducción de nuevos alimentos a la dieta, intercalando con la lactancia materna o con las tomas de formula láctea propia para la edad. Por lo que es en esta fase en la que se debe agregar alimentos como verduras, hortalizas, frutas y papillas, siempre con la consistencia de tipo puré para facilitar la deglución y la digestión. 

Durante la introducción de nuevos alimentos en la dieta del bebé, es importante que cada alimento nuevo sea introducido solo, porque de esta forma se consigue identificar posibles alergias o sensibilidad alimentaria, permitiendo saber cuál fue el alimento que pudo haber causado síntomas como dolores de barriga, diarrea o estreñimiento en el bebé.

Lo ideal es que un alimento nuevo sea introducido en la dieta cada 3 días, lo que también facilita la adaptación del bebé al sabor y a la textura de los nuevos alimentos. 

Alimentación del bebé a los 6 meses

Así que lo ideal es iniciar la alimentación del bebé con los siguientes alimentos: 

  1. Sopas o puré de verduras: son ricos en vitaminas, minerales y fibras que son esenciales para el buen desarrollo del bebé. Algunos ejemplos de verduras y hortalizas que pueden ser utilizadas son calabaza, papa, zanahoria, batata, calabacín, coliflor, chayota, ocumo, ñame, plátano y cebolla. Además de esto, la sopa o el puré deben ser hechos sin utilizar sal, pudiéndose agregar 1 cucharadita de aceite después de que la preparación esté lista.
  2. Puré de frutas: las frutas deben ser ralladas o machacadas, y pueden ser dadas al bebé en las meriendas de la mañana o de la tarde, pudiéndose también ofrecer frutas cocidas, pero sin añadirles azúcar. Algunas frutas que son excelentes opciones para iniciar la alimentación semi-sólida del bebé son la manzana, la pera, la banana y la lechosa o la papaya.
  3. Papillas: las papillas deben ser hechas bajo la orientación del pediatra o del nutricionista, siguiendo la dilución indicada en el empaque. Se le pueden dar papillas de cereales, harinas y almidón utilizando fuentes como maíz, arroz, trigo y yuca. Además de esto, no se debe evitar dar gluten al bebé, ya que el contacto con el gluten disminuye las posibilidades de intolerancia alimentaria en el futuro.

Es natural que en las primeras comidas el bebé coma muy poca cantidad, ya que todavía está desarrollando la capacidad de tragar los alimentos y se está acostumbrando a los nuevos sabores y texturas. Así que, generalmente es necesario complementar la comida con leche materna o con biberón, siendo muy importante no forzar al bebé a comer más de lo que él desea.

Menú tipo para un bebé de 6 meses

Un ejemplo de una rutina alimentaria para un bebé de 6 meses durante un día puede ser: 

  • Desayuno (7h): Leche materno o biberón;
  • Merienda de la mañana (10h): Puré de frutas con banana y manzana;
  • Almuerzo (13h): Puré de verduras de papa, calabaza y coliflor;
  • Merienda de la tarde (16h): Leche materno o biberón;
  • Cena (18:30h): Papilla de trigo;
  • Merienda nocturna (21h): Leche materno o biberón.

Los purés y las papillas deben ser dados al bebé con una cuchara, evitando darlas siempre en el biberón, ya que necesita aprender a sentir la textura, estimular la masticación y aprender a tragar los alimentos.

Alimentación del bebé a los 6 meses

Recetas para la alimentación complementaria

Vea a continuación dos recetas simples que se pueden preparar para el bebé con 6 meses:

Crema de calabacín

Esta receta rinde para 4 comidas, siendo posible congelarla para que pueda ser utilizada en los días a seguir.

Ingredientes

  • 80 g de batata;
  • 100 g de calabacín;
  • 100 g de zanahoria;
  • 1 cdta de aceite de oliva.

Método de preparación

Pelar, lavar y cortar la batata y la zanahoria en cubitos. Lavar la calabaza y cortar en rebanadas. Colocar la batata, zanahoria y el calabacín en una olla con agua hirviendo y dejar cocinar durante 20 minutos. Escurrir el agua en exceso y batir los ingredientes utilizando la licuadora hasta obtener una crema consistente. A continuación, se debe agregar el aceite y, si es necesario que el bebé aumente de peso, se le puede añadir 2 cucharaditas de leche en polvo del bebé.

Puré de banana

Este puré es sencillo y se puede ofrecer como merienda o como postre después de una comida con crema de verduras, por ejemplo.

Ingredientes

  • 120 g de banana;
  • 1/2 mango;
  • 2 cditas de leche en polvo del bebé.

Método de preparación

Lavar y descascar el mango y la banana. Cortar en pedazos y licuarlos hasta que quede tipo puré. A continuación, añadir la leche y licuar hasta que la mezcla sea homogénea.

Más sobre este tema:
Carregando
...