5 Principales causas de vértigo y cómo tratar

El vértigo es un tipo de mareo en el cual existe una pérdida del equilibrio corporal junto con la sensación de que el ambiente o el propio cuerpo están girando, generalmente acompañado por náuseas, vómitos, sudoración y palidez; pudiendo también surgir un zumbido o una disminución de la audición. 

En la mayor parte de los casos, el vértigo es causado por enfermedades relacionadas al oído, llamadas síndromes vestibulares periféricos o mejor conocido como laberintitis, que incluyen enfermedades como vértigo postural paroxístico benigno (VPPB), neuritis vestibular, síndrome de Ménière e intoxicación por medicamentos, por ejemplo. Sin embargo, también pueden surgir debido a una alteración neurológica más grave, como ACV, migraña o tumor cerebral. 

También es importante señalar que existen otras causas diversas de los mareos, pudiendo ser por problemas cardiovasculares, como caída de la presión o arritmias; trastornos del equilibrio presentes en enfermedades ortopédicas o alteraciones de la visión, o incluso por causas psicológicas. Por esta razón, siempre que los síntomas de vértigo o mareos sean persistentes, es necesario acudir al médico.

5 Principales causas de vértigo y cómo tratar

De esta forma, entre las principales causas del vértigo están:

1. Vértigo Postural Paroxístico Benigno (VPPB)

Es una causa común de vértigo, la cual es provocada por el traslado y movimiento de los otolitos, que son pequeños cristales que se localizan en los canales del oído, responsables por una parte del equilibrio. El vértigo habitualmente dura algunos segundos o minutos y es generalmente desencadenado por alteraciones en la posición de la cabeza, como mirar hacia arriba o hacia un lado. 

Cómo tratar: el tratamiento de las crisis es realizado con medicamentos que funcionan como supresores vestibulares, como antihistamínicos, antieméticos y sedantes. No obstante, el tratamiento para esta enfermedad es realizado con maniobras fisioterapéuticas de reposición de los otolitos, a través de movimientos que utilizan la gravedad, como la maniobra de Epley, por ejemplo. 

2. Laberintitis

Pese a que cualquier tipo de vértigo es conocido como laberintitis, realmente esto ocurre cuando existe una inflamación en las estructuras del oído que forman el laberinto. Algunas causas de la inflamación incluyen: 

  • Síndrome de Ménière: es una causa aún no muy clara de laberintitis, probablemente por exceso de líquido en los canales del oído. Causa síntomas de vértigo, zumbido, sensación de oído lleno y disminución de la audición. Conozca qué es y cómo tratar este síndrome
  • Neuritis vestibular: es provocada por la inflamación del nervio en la región del oído, llamado nervio vestibular, y causa un vértigo agudo e intenso, el cual mejora en algunas semanas. 

Asimismo, puede ocurrir la llamada laberintopatía metabólica, provocada por aumento de insulina, diabetes, hiper o hipotiroidismo y aumento de colesterol o triglicéridos, la cual puede aliviarse con el tratamiento de estas enfermedades. 

Cómo tratar: el otorrinolaringólogo suele indicar que la persona se mantenga de reposo en un lugar oscuro y sin ruidos durante la crisis de laberintitis. Además de esto, también puede indicar el uso de medicamentos, dependiendo de cuál sea la causa, pudiendo recetar antibióticos (si la causa es bacteriana), metoclopramida o corticosteroides, por ejemplo.

Vea cuáles son los síntomas que genera la laberintitis y en qué consiste el tratamiento.

3. Intoxicación por medicamentos

El uso de ciertos medicamentos pueden causar toxicidad en algunas regiones del oído, como cóclea y vestíbulo, causando vértigo, algunos de ellos son los antibióticos, antiinflamatorios, diuréticos, antimaláricos, quimioterapéuticos o anticonvulsivantes, por ejemplo.

En algunas personas, sustancias como el alcohol, la cafeína o la nicotina pueden desencadenar o empeorar las crisis, las cuales consisten en mareos, zumbidos y disminución de la audición.

Cómo tratar: en caso que el vértigo surja como consecuencia de este tipo de intoxicación, podría ser necesario la interrupción o modificación del medicamento que está siendo utilizado y que genera este efecto secundario no deseado, siendo necesario acudir al médico tratante para que realice una evaluación e indique el tratamiento más adecuado. 

5 Principales causas de vértigo y cómo tratar

4. Causas neurológicas

La presencia de un tumor cerebral, de un traumatismo craneoencefálico o de un ACV puede originar vértigo, el cual puede presentarse de forma más grave, persistente y sin mejoría con el tratamiento habitual. Además, también pueden surgir otros signos y síntomas como dolor de cabeza, alteración de la visión, disminución de la fuerza muscular y dificultades en el habla, por ejemplo. 

Otra enfermedad que puede generar vértigo es la jaqueca vestibular, la cual puede mantenerse durante algunos minutos o incluso horas, dependiendo de la intensidad de la crisis; además, suele estar acompañada por otros síntomas característicos, como dolor de cabeza punzante, visualización de puntos brillantes y náuseas. 

Cómo tratar: ante la presencia de signos y síntomas neurológicos, se debe acudir a un médico general o neurólogo para que indique la realización de exámenes de diagnóstico que permitan determinar la causa del problema, de manera que se indique el tratamiento más adecuado según las necesidades de cada persona. 

5. Infecciones

Las infecciones bacterianas o virales del oído interno, generalmente después de una otitis, causan un cuadro abrupto de vértigo y disminución de la audición.

Cómo tratar: luego de confirmar la infección mediante la evaluación médica, el tratamiento suele realizarse con el uso de corticoides y antibióticos indicados por el médico, pudiendo ser necesario en algunos casos, la realización de un drenaje quirúrgico para retirar la secreción acumulada del oído. 

Conozca cuáles son los ejercicios que pueden ayudar a acabar con el vértigo en el video a continuación:

¿Cómo diferenciar el vértigo de otros tipos de mareos?

El mareo no vertiginoso habitualmente causa sensaciones referidas por las personas como "debilidad súbita", "desmayo inminente", "visión oscura" o "visión de puntos brillantes", puesto que es común que sea causado por falta de oxigenación del cerebro debido a situaciones como caída de presión, anemia o alteraciones cardíacas, por ejemplo. 

Esto también puede ser referido como una sensación de "inestabilidad" o de que la persona "se va a caer en cualquier momento" cuando existe alguna situación que cause desequilibrio, como la osteoartrosis, artritis, pérdida de la sensibilidad de los pies debido a la diabetes, además de dificultades visuales y auditivas. 

Por otra parte, en el vértigo existe la sensación de que el ambiente o el propio cuerpo están "girando" o "balanceándose", asociado a la pérdida del equilibrio, náuseas y vómitos. Pese a esas diferencias, puede ser difícil comprender de cuál tipo de mareo se trata, por esta razón es importante acudir a evaluación médica para que sea realizado el diagnóstico correcto. 

Vea cómo diferenciar las principales causas de los mareos

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: