Cómo se hace el tratamiento para la osteopenia

Para tratar la osteopenia, se recomienda una alimentación rica en calcio y vitamina D y la exposición a los rayos solares dentro de los horarios seguros. Además, es importante cambiar algunos hábitos que puedan estar disminuyendo la densidad de los huesos, como consumo de alcohol en exceso, fumar, ser sedentario o la práctica de actividad física excesiva, por ejemplo.

La osteopenia se identifica por el examen de densitometría ósea, que demuestra un valor de T score entre -1 y -2,5, y surge debido a la reducción de la fortaleza de los huesos, causada por la pérdida de calcio, que aún no se ha convertido en osteoporosis. Además de la densitometría, se pueden realizar exámenes complementarios de sangre para verificar los niveles de calcio, vitamina D, entre otros. Vea cómo identificar la osteopenia.

Con el tratamiento, la osteopenia se puede revertir. Para que esto suceda y para prevenir la aparición de osteoporosis, el tratamiento debe iniciarse lo más rápido posible, y puede ser orientado por el médico general, geriatra, ortopedista o endocrinólogo.

Cómo se hace el tratamiento para la osteopenia

1. Suplementos de calcio con vitamina D

Se recomienda el consumo de calcio y vitamina D para evitar y tratar la osteopenia, ya que en muchos casos la falta de estas sustancias, es el principal motivo para el debilitamiento de los huesos.

En general, el consumo de alimentos ricos en calcio, como leche, yogur, queso y soja, o tomar el sol para la producción de vitamina D al menos 15 minutos por día para personas con piel blanca o 45 minutos por día para personas con piel oscura, pueden ser medidas suficientes para prevenir la osteoporosis.

Sin embargo, se recomienda que para personas con osteopenia, la suplementación de vitamina D se realice todos los días, según indicación médica, ya que las dosis de suplementos deben ser adaptados de acuerdo a los resultados obtenidos en los exámenes de diagnóstico de cada persona.

2. Practicar actividad física

La falta de actividad física, principalmente las personas que pasan mucho tiempo postradas en cama, es una causa importante del debilitamiento de los huesos. Por otra parte, los atletas  acostumbran a tener una masa ósea más elevada que la población en general.

Por lo tanto, la actividad física regular y frecuente es importante para ayudar a restaurar la fuerza de los huesos, y también es una excelente manera de prevenir caídas y reducir, así el riesgo de fracturas.

Vea una rutina de ejercicios para adultos mayores

3. Recibir terapia de reemplazo hormonal

La reducción de estrógenos, situación más común en la menopausia, es una causa importante de osteopenia y aumento de la fragilidad ósea, por lo que mujeres que deseen una terapia de reemplazo hormonal y cuando es indicada debidamente por el médico, puede ser una buena alternativa para ayudar a equilibrar el metabolismo y mantener los huesos más fuertes por más tiempo.

Vea cómo se realiza la terapia de reemplazo hormonal.

4. Observar los medicamentos usados

Algunos medicamentos utilizados pueden tener como efecto secundario, efectos perjudiciales sobre los huesos, principalmente cuando son utilizados por meses o años, pudiendo debilitarlos y causar mayor riesgo de osteopenia e incluso osteoporosis.

Algunos de los principales medicamentos con este efecto incluyen corticosteroides, anticonvulsivos, litio y heparina, por ejemplo. De esta forma, en caso de debilitamiento de los huesos es posible hablar con el médico, para ver la posibilidad de ajustar los medicamentos utilizados. Sin embargo, se debe recordar que no siempre es posible, y como alternativa, es importante conversar con el médico la necesidad de iniciar el tratamiento para la osteoporosis, evitando así, el riesgo de fracturas.

5. Parar de fumar y evitar bebidas alcohólicas

El tabaquismo tiene un efecto tóxico sobre el tejido óseo, por esto, para tener huesos saludables y fuertes, se recomienda dejar el hábito de fumar. Se debe recordar, que el riesgo de varias otras enfermedades también sera disminuido con está actitud. Conozca cuáles son las principales enfermedades causadas por el cigarro.

Además, el consumo de bebidas alcohólicas en exceso, principalmente personas con alcoholismo, también pueden perjudicar la masa ósea, aumentando el riesgo de fracturas, por ello, es un hábito más que debe ser eliminado para garantizar que los huesos se mantengan saludables.

¿Cuándo son necesarios los medicamentos?

Para el tratamiento de la osteoporosis, además de los suplementos de calcio, vitamina D y las orientaciones proporcionadas, no es costumbre requerir la utilización de medicamentos.

Sin embargo, en algunos casos, puede ser indicado el uso de medicamentos para tratar la osteoporosis, incluso si el examen de los huesos no haya llegado a este nivel. Esto puede ser necesario para personas que tienen mayor riesgo de desarrollar fracturas en los próximos años, como aquellas que sufrieron fractura previa, con antecedentes familiares de fractura de cadera, peso corporal excesivamente bajo, que usan esteroides o que tienen artritis reumatoide, por ejemplo.

Algunos de los medicamentos indicados son aquellos que ayudan aumentar la masa ósea como alendronato, risedronato, calcitonina, denosumab o ranelato de estroncio, por ejemplo. Solo deben usarse con la indicación del médico, que evaluará los riesgos y beneficios de ellos para la salud de cada persona. 

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: