Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Síntomas e imágenes del herpes genital

El herpes genital es una infección de transmisión sexual (ITS) causada por el virus del herpes simple, la cual se transmite a través del contacto íntimo sin protección cuando se entra en contacto directo con el líquido que contienen las ampollas o las úlceras que se encuentran en los genitales, muslos o ano de una persona portadora del virus, generando síntomas como ardor, comezón, dolor y malestar en esta región. 

En algunos casos es posible que el individuo pueda identificar si va a presentar un episodio de herpes, porque muchas veces surgen algunos síntomas como infección urinaria con malestar, ardor o dolor al orinar, comezón leve o sensibilidad en algunos sitios de la región genital, situación que ocurre antes de que las ampollas aparezcan.

Imágenes del Herpes Genital

Síntomas e imágenes del herpes genital

Principales síntomas 

Los principales signos y síntomas del herpes genital surgen entre 10 a 15 días después de haber tenido relaciones sexuales sin protección con una persona portadora del virus. Estos son:

  • La aparición de ampollas en la región genital, que se revientan y originan pequeñas heridas;
  • Comezón y malestar;
  • Ardor al orinar, en los casos donde las ampollas se encuentran muy cerca de la uretra;
  • Dolor;
  • Ardor y dolor al defecar, en caso de que las ampollas se encuentren muy próximas al ano;
  • Ganglios inflamados en la entrepierna.

Además de estos síntomas, pueden surgir otros más generalizados semejantes a los de la gripe como quebranto, escalofríos, dolor de cabeza, malestar general, pérdida del apetito, dolor muscular y cansancio, siendo estos más comunes durante el primer episodio de herpes genital o en aquellos más severos donde las ampollas surgen en grandes cantidades, esparciéndose por gran parte de la región genital. 

Las heridas del herpes genital, además de surgir en el pene y en la vulva, también pueden surgir en la vaina, en la región perianal o en el ano, uretra o inclusive en el cuello uterino. 

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento del herpes genital debe ser realizado bajo la orientación del ginecólogo, urólogo o médico general, siendo recomendado el uso de medicamentos antivirales como Aciclovir o Valaciclovir en pastillas o en pomadas para aliviar los síntomas, disminuir la tasa de multiplicación del virus en el organismo, prevenir complicaciones y, como consecuencia, disminuir el riesgo de contagiárselo a otras personas. 

Además de esto, como las ampollas en la región genital suelen ser muy dolorosas, el médico puede recetar la utilización de pomadas o anestésicos locales como por ejemplo Lidocaína o Xilocaína, los cuales ayudan a hidratar la piel y anestesiar la región afectada, aliviando así el dolor y el malestar. Vea más sobre el tratamiento del herpes genital.

Como el virus no puede ser eliminado por completo del organismo, es importante que la persona se lave bien las manos, no explote las ampollas y use preservativo en todas las relaciones sexuales, evitando contagiar a otras personas. 

Diagnóstico del Herpes Genital

El diagnóstico del herpes genital es realizado por el médico a través de la evaluación de los síntomas presentes, siendo característico el surgimiento de ampollas que causan dolor en la región genital. Sin embargo, para confirmar el diagnóstico, el médico podría solicitar un examen de serología para identificar el virus o un raspado de la región afectada para ser analizada en el laboratorio.

Conozca más sobre el herpes genital.


Bibliografia

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje