Ampollas en el pene: 5 causas (y qué hacer)

El surgimiento de pequeñas ampollas en el pene, en la mayor parte de los casos, es señal de alergia al tejido de la ropa interior o al sudor, por ejemplo; sin embargo, cuando las ampollas aparecen acompañadas de otros síntomas, como dolor y molestias en la región genital, puede ser señal de enfermedades de piel o de infección de transmisión sexual.

Por esta razón, al ser notado el surgimiento de ampollas en el pene, lo más indicado es que el hombre vaya al urólogo para que las lesiones sean evaluadas, así como otros síntomas, y para que puedan ser realizados exámenes, en caso de que exista necesidad, y sea iniciado el tratamiento adecuado.

Las ampollas en el pene pueden aparecer independientemente de la edad; no obstante, el surgimiento de estas lesiones es más común en hombres activos sexualmente, pues poseen mayor riesgo de adquirir una infección de transmisión sexual y están más expuestos a productos que pueden causar alergias, como los lubricantes, por ejemplo.

Médico conversando con un paciente

Principales causas de ampollas en el pene

Las principales causas de ampollas en el pene incluyen:

1. Glándulas de Tyson o pápulas perladas

Las glándulas de Tyson son pequeñas glándulas presentes en el glande que son responsables por la producción de líquido lubricante para facilitar la penetración en la relación sexual.

En algunos hombres, estas glándulas son más evidentes, siendo semejantes a una especie de bolitas conocidas como pápulas perladas.

Qué hacer: el surgimiento de las pápulas perladas es inofensivo y no es necesario ningún tratamiento. Sin embargo, estas pápulas pueden crecer y causar inconformidades estéticas, por lo que, en estos casos, el urólogo puede recomendar la realización de tratamientos para remover las glándulas y, de esta manera, solucionar esta situación. Vea cómo es realizado el tratamiento para las pápulas perladas. 

2. Herpes genital

El herpes genital es una infección de transmisión sexual (ITS) causada por el virus del herpes simple, la cual ocasiona el surgimiento de ampollas en la región genital luego de 10 a 15 días después de la relación sexual desprotegida.

Además del surgimiento de las ampollas, es posible sentir ardor, comezón, dolor y molestias en la región genital. Descubra cómo identificar los síntomas del herpes genital.

Qué hacer: en el caso de herpes genital, el urólogo debe examinar y puede solicitar exámenes complementarios que confirmen la presencia de este virus. El tratamiento generalmente se realiza mediante el uso de medicamentos antivirales, pues así es posible reducir la tasa de replicación del virus, la frecuencia de surgimiento de los síntomas y el riesgo de transmisión.

El herpes genital es una infección de transmisión sexual, es decir, es transmitida por medio de la relación sexual sin preservativo a través del contacto con el líquido liberado por las ampollas presentes en la región genital de una persona infectada por el virus. Por esta razón, la mejor forma de prevenir la infección por el virus del herpes es a través del uso de preservativo durante las relaciones sexuales.

Lea también: Bolitas en el escroto: 12 causas (y qué hacer) tuasaude.com/es/bolitas-en-el-escroto

3. Liquen escleroso

El liquen escleroso es una dermatosis crónica caracterizada por alteraciones en la zona genital, siendo generalmente el surgimiento de ampollas la primera alteración. A pesar de que esta condición es más frecuente en mujeres en la posmenopausia, también puede surgir en los hombres.

Aparte de aparecer ampollas, también pueden surgir lesiones blanquecinas, comezón, irritación local, descamación y decoloración de la región. La causa del liquen escleroso aún no está muy bien establecida; sin embargo, se cree que puede estar relacionada con factores genéticos e inmunitarios.

Qué hacer: el tratamiento para el liquen escleroso debe ser recomendado por el dermatólogo o urólogo, el cual, en la mayor parte de los casos, indica el uso de pomadas con corticosteroides, además de medicamentos antihistamínicos, con el objetivo de aliviar los signos y síntomas presentados.

4. Molusco contagioso

El molusco contagioso es una enfermedad infecciosa de la piel causada por un virus que ocasiona el surgimiento de ampollas en cualquier parte del cuerpo, incluyendo la zona genital.

Esta enfermedad es más común en niños, pero también puede surgir en adultos que poseen el sistema inmunitario debilitado. Vea más sobre el molusco contagioso.

Qué hacer: lo más recomendable en estos casos es acudir a un dermatólogo o urólogo para que indique el tratamiento y, de esta forma, haya mayores posibilidades de cura. Este puede recomendar el uso de pomadas, crioterapia o tratamiento con láser de acuerdo con la gravedad de la enfermedad, los síntomas y las condiciones del paciente.

5. Alergia

La presencia de ampollas en el pene también puede ser señal de alergias. En este caso, también puede surgir comezón en la zona, dolor al orinar, molestias y surgimiento de pequeños puntos rojos, por ejemplo.

La alergia puede ocurrir debido al sudor, al tejido de la ropa interior, al material del preservativo o a los productos de higiene personal, como jabones o lubricantes.

Qué hacer: lo más recomendable es identificar el factor que desencadena la alergia y evitarlo lo más posible. Asimismo, es importante acudir al urólogo para que los síntomas de la alergia sean evaluados y pueda ser indicado el antihistamínico más adecuado.