Páncreas: anatomía, ubicación y función

Actualizado en noviembre 2023

El páncreas es un órgano y a la vez una glándula, el cual se sitúa en la parte posterior del abdomen, formando parte tanto del sistema digestivo como del sistema endocrino. 

Este órgano posee la función exocrina, en el que se producen sustancias que ayudan en la digestión, y la función endocrina, en el que libera y envían hormonas para el control del azúcar en la sangre.

Cuando este órgano no funciona de forma correcta, pueden surgir enfermedades como pancreatitis, diabetes y cáncer, pudiendo ocasionar diversos síntomas como dolor abdominal, náuseas, vómitos, pérdida de peso, aumento de sed excesivo, entre otros, debiendo acudir a un endocrino para que realice una evaluación que permita identificar el problema e indicar el tratamiento adecuado.

Dibujo de páncreas
Dibujo de páncreas

Anatomía del páncreas

El páncreas está compuesto anatómicamente por cuatro regiones principales, que incluyen:

  • Cabeza, es la parte más ancha del páncreas y se encuentra ubicada en el lado derecho del abdomen, asentada en la curva del duodeno; 
  • Cuello, es la parte que se extiende y conecta la cabeza y el cuerpo;
  • Cuerpo, es la parte media del páncreas que se encuentra entre la cabeza y la cola;
  • Cola, que es la parte final estrecha del páncreas, y se extiende hasta el lado izquierdo del cuerpo. 

El páncreas mide posee de 15 a 25 cm de longitud. Algunos vasos sanguíneos importantes rodean el páncreas, la arteria mesentérica superior, la vena mesentérica superior, la vena porta y el eje celíaco, que suministran sangre al páncreas y otros órganos abdominales.

Además, posee unas células conocidas como islotes de Langerhans, que son las responsables por la producción de la insulina y glucagón, mientras que las células de los acinos pancreáticos producen enzimas que participan en la digestión de los alimentos. 

Ubicación del páncreas

El páncreas se encuentra ubicado en la parte posterior del abdomen, por detrás del estómago y por delante de la columna vertebral, entre la porción superior del intestino y el bazo.

Función y para qué sirve

El páncreas posee dos funciones principales, sirviendo para:

1. Función endocrina: control del azúcar en la sangre

Las células de los islotes de Langerhans del páncreas poseen una función endocrina, pues producen insulina y glucagón, que son hormonas responsables por controlar los niveles de azúcar en la sangre y el metabolismo del cuerpo.

La insulina ayuda a bajar los niveles de azúcar en la sangre, mientras que el glucagon se encarga de aumentarlos. 

Asimismo, estas células también producen la hormona somatostatina, la cual controla la producción de insulina y glucagón, participando también en el control de la glucemia. 

2. Función exocrina: digestión de alimentos

El páncreas exocrino, formado por conglomerados de células llamadas acinos, produce el jugo pancreático, el cual contiene enzimas como la amilasa, que digiere carbohidratos y azúcares; la proteasa, que digiere proteínas y la lipasa, que ayuda a digerir las grasas. 

Estas enzimas son producidas en el páncreas y liberadas en el duodeno, que es la primera parte del intestino, a través de un pequeño tubo en el páncreas llamado conducto pancreático, permitiendo que los alimentos que llegan del estómago se dividan en partículas aún más pequeñas para ser digeridas en el intestino.

Síntomas de problemas en el páncreas

Los síntomas que suelen indicar que puede estar surgiendo o desarrollándose algún problema en el páncreas son:

  • Dolor abdominal, que es uno de los síntomas más comunes, pudiendo comenzar de forma súbita y volverse progresivamente más fuerte y continuo. Normalmente, ocurre en el centro del abdomen y puede irradiarse en forma de cinturón hacia la espalda o hacia la parte superior e inferior del abdomen;
  • Aumento del dolor abdominal cuando el individuo se acuesta de espalda;
  • Esteatorrea, que son heces líquidas acompañadas de grasas, presentando una coloración amarillenta o blanquecina;
  • Náuseas y vómitos después de comer, generalmente asociados al dolor. 

Estos síntomas ayudan al endocrinólogo a identificar alguna enfermedad en el páncreas como diabetes, pancreatitis, quiste o cáncer en este órgano. Conozca las principales enfermedades del páncreas y cómo tratarlas

Principales enfermedades

Algunas enfermedades del páncreas son:

1. Pancreatitis

La pancreatitis es una inflamación del páncreas que ocurre debido a que las enzimas pancreáticas se activan mientras están en él y no cuando están en el intestino, pudiendo ser causada por la presencia del cálculos biliares, alcoholismo y tabaquismo. 

Esta inflamación puede ocasionar síntomas como dolor abdominal, náuseas, vómitos y fiebre, pudiendo ser aguda o crónica. Vea cómo identificar la pancreatitis, cómo se clasifica y en qué consiste el tratamiento.

2. Diabetes Mellitus

La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica que se caracteriza por el aumento de los niveles de azúcar en la sangre. Existe la diabetes tipo 1, tipo 2 y gestacional, siendo la más común la diabetes tipo 2, que es ocasionada principalmente por malos hábitos alimentarios y por el sedentarismo.

Los síntomas más comunes de la diabetes son: ganas de tomar mucha agua durante todo el día, aumento del apetito y ganas de orinar frecuentemente. Vea otros síntomas de la diabetes y cómo es el tratamiento.

3. Cáncer de páncreas

El cáncer de páncreas es un tipo grave de cáncer que se desarrolla en el páncreas y provoca síntomas como debilidad, dolor en el abdomen, ictericia o pérdida de peso y suele identificarse cuando la enfermedad ya está avanzada. Vea qué otros síntomas puede ocasionar el cáncer de páncreas.

Cómo se realiza el diagnóstico

Para confirmar el diagnóstico, el médico general o gastroenterólogo debe solicitar exámenes de imagen, como una ecografía abdominal, resonancia magnética, tomografía y/o colangiografía, así como un hemograma y la medición en sangre de las enzimas pancreáticas, amilasa y lipasa. 

Cómo prevenir las enfermedades pancreáticas

Para prevenir las enfermedades pancreáticas se debe:

  • Hacer una alimentación saludable, variada y equilibrada;
  • Mantener un peso saludable;
  • Evitar las bebidas alcohólicas;
  • Evitar el cigarrillo;
  • Hacer actividad física de forma regular. 

Asimismo, en caso de que ya se tenga alguna alteración en el páncreas, como pancreatitis o diabetes, por ejemplo, es importante seguir las indicaciones del médico y del nutricionista, de manera que se controle la enfermedad y evitar que evolucione.