Síndrome de Guillain-Barré: qué es, síntomas y tratamiento

Revisión médica: Dr.ª Clarisse Bezerra
Medicina Familiar
febrero 2022

El síndrome de Guillain-Barré es una enfermedad autoinmune grave en que el propio sistema inmunológico ataca a las celulas nerviosas, produciendo inflamación en los nervios y, por consecuencia, debilidad, hormigueo en las piernas y en los brazos, pérdida de la sensibilidad, alteraciones en la presión arterial, palpitaciones y parálisis muscular, pudiendo ser fatal, ya que puede interferir en la capacidad para mover los músculos respiratorios.

El síndrome progresa rápidamente y la mayoría de los pacientes recibe el alta después de 4 semanas, sin embargo, el tiempo de recuperación total puede tardar meses o años. La mayoría de los pacientes se recupera y vuelve a caminar después de 6 meses a 1 año de tratamiento, pero existen algunos que tienen mayor dificultad y requieren de alrededor de 3 años para recuperarse.

Principales síntomas

Los signos y síntomas del síndrome de Guillain-Barré pueden desarrollarse rápidamente y empeoran a lo largo del tiempo, pudiendo dejar al individuo paralizado en 2 a 4 semanas, y en algunos casos incluso puede suceder en horas. Sin embargo, no todas las personas desarrollan síntomas graves, pudiendo apenas presentar debilidad en los brazos y piernas. De forma general, los síntomas del síndrome de Guillain-Barré son:

  • Debilidad muscular, que generalmente comienza en los pies y después alcanza las manos, pudiendo afectar al diafragma, y por tanto, comprometer la respiración;
  • Debilidad en los músculos de la cara, dificultando el habla y la alimentación;
  • Hormigueo y pérdida de sensibilidad en brazos y piernas;
  • Dolor en la espalda, piernas y cadera;
  • Palpitaciones en el pecho y corazón acelerado;
  • Alteraciones en la presión arterial, pudiendo haber presión alta o baja;
  • Dificultad para controlar la orina y las heces.
  • Miedo, ansiedad, desmayo y vértigo.

Cuando el diafragma es afectado, comienza a haber dificultad para respirar, siendo importante que la persona reciba atención especializada para poder respirar con ayuda de aparatos médicos. En caso de que esto no se lleve a cabo, puede ser fatal, ya que los músculos de la respiración no funcionan, resultando en una asfixia.

Posibles causas

El síndrome de Guillain-Barré es una enfermedad autoinmune que sucede principalmente debido a una infección, siendo muchas veces consecuencia del virus del Zika. Este virus puede comprometer la función del sistema inmune y del sistema nervioso, resultando en la manifestación de signos y síntomas característicos de la enfermedad.

Debido a las alteraciones en el sistema inmune, el organismo pasa a atacar al propio sistema nervioso periférico, destruyendo la vaina de mielina, que es la membrana que recubre los nervios y acelera la conducción del impulso nervioso, produciendo los síntomas.

Al perder la vaina de mielina, los nervios se inflaman, lo cual impide que la señal nerviosa se transmita hacia los músculos, produciendo debilidad muscular y la sensación de hormigueo en las piernas y en los brazos, por ejemplo.

¿La vacuna del COVID-19 puede causar Guillain Barré?

De acuerdo con documentos publicados por la FDA en los Estados Unidos [1], la vacuna producida por el laboratorio Janssen, de Johnson & Johnson, parece aumentar el riesgo de desarrollar el síndrome de Guillain-Barré en los primeros 42 días después de la vacunación. Sin embargo, esta complicación continúa siendo muy rara y no se considera una contraindicación para la vacunación.

El aumento del riesgo de desarrollar este síndrome no sucede con otras vacunas como la de Moderna o la de Pfizer. Conozca más sobre las vacunas contra el COVID-19.

Cómo se confirma el diagnóstico

El diagnóstico del síndrome de Guillain-Barré en los estadios iniciales es difícil, ya que los síntomas son semejantes a otras enfermedades en que hay compromiso neurológico.

Sin embargo, el diagnóstico se basa en los signos y síntomas presentados por la persona, además de la realización de exámenes como análisis del líquido cefalorraquídeo (LCR), resonancia mangénitca y electroneuromiografía, que es un examen que se hace con el objetivo de evaluar la conducción del impulso nervioso. Conozca cómo se realiza la electroneuromiografía.

Todos los pacientes diagnosticados con el síndrome de Guillain-Barré deben permanecer internados en el hospital para ser debidamente acompañados por el médico y tratados, ya que cuando esta enfermedad no es tratada puede producir la muerte debido a la parálisis de los músculos respiratorios.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para el síndrome de Guillain-Barré tiene como objetivo aliviar los síntomas y acelerar la recuperación, debiendo ser realizado en el hospital inicialmente para posteriormente continuar el alta con sesiones de fisioterapia.

Normalmente, el tratamiento en el hospital se realiza con:

1. Plasmaféresis terapéutica

La plasmaféresis es un tipo de tratamiento que consiste en la filtración de sangre con el objetivo de remover el exceso de sustancias que pueden estar causando la enfermedad. En caso del síndrome de Guillain-Barré, la plasmaféresis se realiza con el objetivo de remover el exceso de anticuerpos que están actuando contra el sistema nervioso periférico y causando la enfermedad.

La sangre filtrada es devuelta al organismo, la cual es estimulada a producir anticuerpos saludables, aliviando los síntomas de la enfermedad.  

2. Inyección de inmunoglobulina

El tratamiento con inmunoglobulinas consiste en la inyección de anticuerpos directamente en la vena que actúan contra los anticuerpos que están causando la enfermedad. De esta forma, el tratamiento con inmunoglobulinas es más eficaz debido a que promueve la destrucción de los anticuerpos que están atacando al sistema nervioso, aliviando los síntomas.

Tratamiento con fisioterapia

La fisioterapia es importante en el síndrome de Guillain-Barré porque promueve la recuperación de las funciones musculares y respiratorias, mejorando la calidad de vida. Es importante que la fisioterapia se mantenga durante 1 año o más después del alta hasta que se recupere el máximo de las capacidades.

El acompañamiento de un fisioterapeuta con ejercicios diarios realizados con el paciente es necesario para estimular los movimientos de las articulaciones, mejorar la amplitud de movimiento, mantener la fuerza muscular y prevenir complicaciones respiratorias y circulatorias. Siendo que, para la mayoría de los pacientes, el principal objetivo es volver a caminar solo.

Signos de mejoría y empeoramiento

Los signos de mejoría del síndrome de Guillain-Barré comienzan a surgir alrededor de 3 semanas después de iniciado el tratamiento. sin embargo, la mayoría de los pacientes recupera el control del movimiento después de 6 meses.

Los signos de empeoramiento se producen cuando el tratamiento no se ha iniciado y pueden tardar hasta 2 semanas en manifestarse después de la presentación de los primeros síntomas. Incluyen: dificultad para respirar, alteraciones repentinas de la presión arterial e incontinencia, por ejemplo.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em febrero de 2022. Revisión médica por Dr.ª Clarisse Bezerra - Medicina Familiar, em mayo de 2019.

Bibliografía

  • NHS. Treatment - Guillain-Barré syndrome. Disponível em: <https://www.nhs.uk/conditions/guillain-barre-syndrome/treatment/>. Acceso en 03 oct 2019
  • FDA. Fact sheet for healthcare providers administering vaccine (vaccination providers) - Emergency use authorization (EUA) of the Janssen COVID-19 vaccine to prevent coronavirus disease 2019 (COVID-19). 2021. Disponível em: <https://www.fda.gov/media/146304/download>. Acceso en 13 jul 2021
Abrir la bibliografía completa
  • GOLDMAN, Lee; SCHAFER, Andrew I.. Goldman-Cecil Medicina. 25 ed. Rio de Janeiro: Elsevier, 2018. 2578-2580.
Revisión médica:
Dr.ª Clarisse Bezerra
Medicina Familiar
Médica formada por el Centro Universitario Christus y especialista en Salud Familiar por la Universidad Estácio de Sá. Registro CRM-CE nº 16976.