Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Retención de líquidos- Causas y cómo eliminarla

La retención de líquidos, llamado científicamente edema, es cuando el organismo o alguna parte de él se hincha debido a que hay un exceso de líquidos que se queda atrapado entre las células, pudiendo ocurrir por mantenerse mucho tiempo en la misma posición, por sedentarismo, alteraciones hormonales, debido a una alimentación rica en sal y sodio, o como consecuencia de algunas enfermedades.

Por lo general la retención de líquidos no es grave, por lo que al ingerir agua, tés diuréticos, realizar drenajes linfáticos y/o practicar actividad física puede ser suficiente para eliminarla. Sin embargo, algunas enfermedades renales, cardíacas o hepáticas pueden causar edema, y en estas situaciones el médico podría indicar el uso de medicamentos diuréticos para ayudar a eliminar el exceso de líquido del organismo. 

La acumulación de líquidos causa hinchazón, que puede notarse fácilmente por un aumento del volumen abdominal y del rostro, sin embargo, suele ocurrir principalmente en las piernas, tobillos y pies. Una técnica para saber si tiene retención de líquidos es presionar con el pulgar durante 30 segundos la región cercana a los tobillos y luego observar si la región quedó marcada. Además de esto, la marca de los calcetines en el tobillo o la marca de la ropa apretada en la cintura, también son indicadores de que la persona esta reteniendo líquidos.

Retención de líquidos- Causas y cómo eliminarla

Qué hacer para eliminar la retención de líquidos

La retención hídrica se puede eliminar de diferentes formas, aumentando la ingesta de líquidos, realizando ejercicio, a través de la dieta y con el uso de medicamentos, por lo que se recomienda:

1. Tomar tés diuréticos

Para combatir la acumulación de líquidos en el cuerpo se recomienda tomar tés con efectos diuréticos como:

  • Cola de caballo;
  • Hibisco/ flor de jamaica;
  • Canela con jengibre;
  • Té verde;
  • Ginkgo biloba;
  • Perejil;
  • Centella asiática;
  • Castaño de Indias.

Cualquier té tiene efecto diurético porque básicamente cuanto más agua la persona ingiere, más orina irá a producir. Esta orina estará repleta de toxinas y hará con que se elimine el exceso de líquidos del organismo. Sin embargo, ciertas plantas aumentan este efecto diurético de los tés haciendo que la retención de líquidos disminuya más rápidamente. Vea otros ejemplos de tés diuréticos y cómo prepararlos.

2. Realizar actividad física

Practicar ejercicios también es una excelente forma natural de deshinchar el organismo. La contracción de los grandes grupos musculares como brazos, piernas y glúteos hace con que el exceso de líquidos sea eliminados a través de la orina. Por esto, es común sentir ganas de orinar después de realizar 1 hora de ejercicios en el gimnasio.

Algunos ejercicios que pueden ser indicados son caminar rápido, trotar, correr, andar en bicicleta y saltar cuerda, por ejemplo. Los ejercicios localizados no son tan benéficos como estos, pero pueden realizarse después de haber hecho por lo menos 20 minutos de actividad aeróbica.

3. Consejos generales para disminuir la retención 

Los cuidados importantes para tratar la retención de líquidos son:

  • Beber agua, alrededor de 2 litros por día, o té como el té de cola de caballo,
  • Sustituir la sal para preparar o condimentar los alimentos por hierbas aromáticas como perejil o orégano, por ejemplo;
  • Aumentar el consumo de alimentos diuréticos como sandía, pepino o tomate. Vea cuáles son los alimentos diuréticos;
  • Evitar los alimentos como los enlatados, embutidos, ahumados u otros que contengan mucha sal;
  • Evitar quedarse mucho tiempo de pie, sentado o con las piernas cruzadas;
  • Ingerir alimentos ricos en agua como rábano, nabo, coliflor, sandía, fresa, melón, piña, manzana o zanahoria;
  • Realizarse un drenaje linfático, que es un masaje específico para reducir el exceso de líquido en el cuerpo;
  • Comer alimentos como hojas de remolacha cocida, aguacate, yogur desnatado, jugo de naranja o plátano porque son alimentos ricos en potasio, que ayuda a disminuir la sal del organismo;
  • Elevar las piernas por encima del corazón (se puede colocar una almohada debajo de las rodillas) al final del día.

Además de esto, para aquellas personas que no beben agua o que quieren bajar de peso, pueden utilizar un termo con agua de 1L y agregarle unas gotas o una rodaja de limón, debiendo beberla durante el día, esto ayudará a aumentar la frecuencia urinaria, así como favorecerá la eliminación de toxinas. 

Retención de líquidos- Causas y cómo eliminarla

4. Realizar un drenaje linfático

El drenaje linfático es una excelente estrategia para eliminar el exceso de líquidos del cuerpo, puede ser hecha manualmente como si fuese un tipo de masaje suave y con movimiento bien marcados para que tenga el efecto esperado, pero también puede ser realizado con equipos electrónicos propios para realizar un drenaje linfático mecánico, llamado presoterapia.

Estos tratamiento pueden realizarse en clínicas estéticas especializadas con sesiones que varían de 3 a 5 veces por semana, dependiendo de la necesidad de cada persona. Cada sesión dura alrededor de 45 a 60 minutos, donde al cabo de este tiempo el individuo sentirá ganas de orinar, indicando que el tratamiento tuvo el efecto esperado. El drenaje linfático es un excelente complemento para el tratamiento contra la celulitis, siendo indicada después de tratamientos como radiofrecuencia y lipocavitación.

5. Usar medicamentos diuréticos

Para tratar el edema también pueden utilizarse algunos medicamentos diuréticos recetados por el médico, algunos de ellos son la Furosemida, Hidroclorotiazida o el Aldactone, por ejemplo.

Sin embargo, existen diferentes tipos de diuréticos con diferentes composiciones y finalidades, siendo indicados por el médico dependiendo de cuál sea el origen de la retención de líquidos. Algunos son indicados para el corazón y sólo pueden ser utilizados por personas con problemas cardíacos, por ejemplo, por este motivo no deben ser utilizados sin orientación e indicación médica.

Vea cuáles son los medicamentos diuréticos.

Cómo tratar la retención de líquidos en el embarazo 

La hinchazón es normal durante el embarazo debido a los cambios hormonales que ocurren durante esta etapa, pudiendo ocurrir a cualquier altura del embarazo, sin embargo suele ocurrir durante el 2º y al final del tercer trimestre de gestación, que es cuando la mujer se siente más cansada y tiene menos disposición para caminar o practicar actividad física.

Qué hacer: Usar medias elásticas en las piernas y en los pies es una excelente estrategia, pero debe ser colocada antes de levantarse de la cama. La embarazada también debe reducir la ingesta de sal y de productos industrializados ricos en sodio, además de tomar bastante agua y tés como el de perejil, que también ayuda a combatir la infección urinaria, la cual es común en el embarazo. Además de esto, se debe caminar de 30 minutos a 1 hora todos los días y hacer ejercicios regularmente para tratarla. Vea los mejores ejercicios para embarazadas.

Qué puede causar retención de líquidos 

Las condiciones que pueden causar retención de líquidos son: 

  • Dieta rica en sal y sodio;
  • Poca ingestión de agua o de líquidos claros como tés;
  • Embarazo;
  • Mantenerse mucho tiempo en la misma posición de pie o sentado;
  • Problemas cardíacos;
  • Uso de ciertos medicamentos;
  • Falta de actividad física;
  • Enfermedad renal;
  • Cirrosis hepática
  • Alteraciones en el funcionamiento de la tiroides.

La retención de líquidos ocurre cuando la sangre llega a las piernas pero tiene dificultad para regresar al corazón, el resultado es una gran salida de líquido proveniente de la sangre hacia el medio intersticial, que es el espacio entre las células, generando el edema.


Bibliografia

  • PUJOL, A.P. Nutrição aplicada à estética. Rio de Janeiro: Rubio, 2011.
  • MCINTYRE, A. Guia completo da fitoterapia. São Paulo: Pensamento, 2011.
  • LEDUC, Albert; LEDUC, Olivier.. Drenagem Linfática: Teoria e prática. 3ª edição. São Paulo: Manole, 2007.
  • SANTANA, Juan Carlos. Treinamento Funcional: programa de exercícios para treinamento e desempenho. 1.ed. São Paulo: Manole, 2017.
  • HARVARD HEALTH PUBLISHING. Fluid retention: What it can mean for your heart. 2014. Link: <www.health.harvard.edu>. Acceso en 16 Abr 2019
  • HEALTHDIRECT AUSTRALIA. Fluid retention. 2018. Link: <www.healthdirect.gov.au>. Acceso en 16 Abr 2019
¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje