Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Remedios caseros para las hemorroides

Para curar las hemorroides externas más rápido se puede realizar un baño de asientos con castaña de la india y después utilizar una pomada de hamamelis, pero existen otras soluciones como comer más fibras y tomar capsulas de ajo, equinácea o Psyllium.

El tratamiento para las hemorroides debe indicarse siempre que sea posible por el proctólogo y estos remedios caseros no deben sustituir al tratamiento clínico, que puede incluir el uso de analgésicos, pomadas o bálsamos.

Vea ejemplos de las pomadas más indicadas por el médico para tratar las hemorroides.

Remedios caseros para las hemorroides

Remedios caseros para hemorroides externas

1. Baño de asiento con castañas de la India

Un excelente remedio casero para hemorroides externas es un baño de asiento hecho con castaña de indias en polvo porque mejora la circulación y alivia el dolor y el malestar causado por las hemorroides. 

Ingredientes

  • 5 cdas de castañas de la india en polvo;
  • 2 litros de agua hirviendo.

Método de preparación

Mezclar los ingredientes y dejar reposar durante diez minutos. Cuando esté tibio, se debe colocar en un balde o en un recipiente grande y sentarse sin ropa interior en el agua, durante 20 minutos. Repetir este tratamiento casero durante 5 días.

2. Baño de asiento con ciprés

El ciprés posee propiedades calmantes que ayudan a controlar el dolor y reducir la inflamación, haciendo que la hemorroide vuelva a la normalidad. 

Ingredientes

  • 1.5 litro de agua hirviendo;
  • 8 gotas de aceite esencial de ciprés.

Método de preparación

Se debe colocar las gotas de aceite esencial de ciprés en agua caliente y mezclar bien. Cuando la temperatura de agua esté agradable, la persona debe sentarse en el recipiente y permanecer durante 20 minutos como mínimo, dejando que el remedio actue.

3. Pomada casera de hamamelis

Un buen remedio casero para las hemorroides externas es usar una pomada de hamamelis porque tiene acción astringente, anti-inflamatoria y antihemorrágica.

Ingredientes

  • 60 ml de parafina líquida;
  • 4 cdas de cáscaras de hamamelis;
  • 60 ml de glicerina.

Método de preparación

Colocar la parafina y la hamamelis en una olla y dejar hervir por 5 minutos. A continuación, colar y añadir a la mezcla 30 ml de glicerina. Colocar en un recipiente con tapa y conservar en la nevera. Utilizar diariamente, siempre que sea necesario, alrededor de 1 mes.

4.Compresa de glicerina y sales epsom

Esta opción alivia la picazón y el dolor en pocos minutos. 

Ingredientes

  • 2 cdas de sales epsom;
  • 2 cds de glicerina.

Método de preparación

Mezcle los ingredientes y aplique en la región dolorida dejando actuar por 20 minutos y lave a continuación con agua tibia. 

Vea otras formas de tratar este tipo de hemorroides en Tratamiento para hemorroides externas.

Remedio casero para las hemorroides internas

Remedios caseros para las hemorroides

1. Tomar cápsulas de ajo

Un buen remedio casero para las hemorroides internas es tomar cápsulas de ajo diariamente, ya que ayuda a fortalecer la vascularización intestinal, trayendo alivio del dolor y mejorando la incomodidad, disminuyendo la incidencia de las hemorroides.

2. Comer alimentos que evitan el estreñimiento

Otra excelente estratégia para aliviar el dolor causado por las hemorroides internas es ablandar las heces comiendo más fibras e ingiriendo más agua. 

Los alimentos que evitan el estreñimiento son el kiwi, la ciruela negra, lechosa y la semilla de calabaza, por ejemplo. Se recomienda ingerir alrededor de 25 gramos de fibras para las mujeres y 38 gramos para hombres, además de beber 8 vasos de agua por día. 

Otra forma de consumir fibra es agregar 1 cda de Metamucil o Psyllium en las comidas. Esta es una fibra altamente souber que puede ser comprada en las farmacias. 

3. Tomar cápsulas de equinácea 

En el caso de hemorroides inflamadas y muy dolorosas, las cápsulas de equinácea, pueden ser una solución natural porque posee propiedades antiinflamatorias, antibióticas e inmunoestimulantes, lo que alivia el dolor, ayuda a tratar la infección y fortalece el sistema inmunológico.

Las hemorroides pueden ser causadas por el estreñimiento crónico, el embarazo, permanecer mucho tiempo en pie o sentado, la obesidad, el estrés y la falta de actividad física, por lo que se recomienda evitar todos estos factores para sentirse mejor.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...