Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Hemorroides externas: qué son, síntomas y cómo curarlas

Las hemorroides externas, también llamadas almorranas, son venas dilatadas que salen a través del ano debido al esfuerzo intenso durante las evacuaciones o por el estreñimiento crónico, caracterizándose por causar dolor y comezón anal.

Por lo general, las hemorroides externas desaparecen al cabo de 2 días, para ello se deben llevar a cabo algunas medidas simples como: utilizar pomadas, realizar baños de asiento, evitar mantenerse de pie durante mucho tiempo, aumentar el consumo de alimentos ricos en fibras y consumir 2,5 L de agua al día, estas últimas medidas permiten ablandar las heces y facilitar su salida. Sin embargo, cuando estas medidas no son suficientes, el proctólogo podría recomendar una cirugía para extirpar las hemorroides.

Hemorroides externas: qué son, síntomas y cómo curarlas

Principales síntomas

Los principales signos y síntomas que surgen debido a una hemorroide externa son:

  • Dolor agudo en la región anal que empeora al evacuar y al sentarse;
  • Comezón en el ano, debido a la salida de moco y de pequeñas partículas de heces;
  • Palpación de uno o varios nódulos o bolitas en la región anal.
  • Presencia de sangre de color rojo vivo después de hacer esfuerzo al evacuar.

La mayoría de las veces, las hemorroides externas sangran debido al traumatismo de la vena durante el paso de las heces o al limpiar la región anal con papel higiénico. Ante esta situación, lo ideal es lavarse la región con agua y jabón luego de evacuar, para aliviar los síntomas y curarse lo más rápido posible.

Qué puede causar hemorroides externas

Las hemorroides externas están relacionadas al sedentarismo, inflamación de la región anal, obesidad, estreñimiento crónico, trabajar muchas horas de piel, envejecimiento y relajamiento de las fibras que soportan el esfínter anal, embarazo, consumo excesivo de bebidas alcohólicas y una alimentación baja en fibras.

La enfermedad hemorroidal afecta alrededor de la mitad de la población adulta, sin embargo, no todas las personas presentan síntomas de forma prolongada, lo más común es que el individuo presente hemorroides una o dos veces a lo largo de su vida, durante un embarazo o en una fase de su vida donde varió su alimentación, por ejemplo. Sin embargo, cuando el individuo presenta hemorroides una vez, tiene mayor probabilidad de desarrollar una nueva crisis de hemorroides.

Cómo curar las hemorroides externas

Las hemorroides externas no suelen curarse por si solas, el tratamiento implica cambios en la alimentación, la realización de baños de asiento con agua tibia, el uso de pomadas como neobatín y ultraproct o, en los casos más graves, la realización de una cirugía para extirparlas. 

El baño de asiento con agua tibia permite aliviar el dolor en la región y ayuda a desinflamar la hemorroide. Luego de la realización de este procedimiento es posible volver a introducir la "bolita" a través del ano con el dedo limpio.  

Sin embargo, otras medidas que también deben tomarse en cuenta y forman parte del tratamiento inicial son: evitar el uso de papel higiénico, preferir toallitas húmedas o lavar la región con agua y jabón. Debe evitar levantar pesas, esforzarse al evacuar, comer más fibras, beber mucha agua, hacer ejercicio y evitar mantenerse de pie o sentado durante horas.

En casos más severos, cuando no se puede aliviar los síntomas con estas medidas, el médico podría la cirugía para eliminar permanentemente la hemorroide.

Vea con más detalles cada una de estas opciones de tratamiento

Cuándo debe acudir al médico

Se recomienda acudir al médico general o internista cuando los síntomas de la hemorroide están presentes por más de 48 horas e interfieren en las tareas cotidianas.

Cuando no es posible aliviar los síntomas con el uso de medicamentos, pomadas y cambios en el estilo de vida, el médico general podrá indicar una consulta con un proctólogo para evaluar si es necesario realizar la cirugía para curar la enfermedad.

Vea en el vídeo a continuación cuál es la posición correcta para sentarse a evacuar y facilitar la salida de las heces:

Bibliografía >

  • PHILLIPS, R.K.S; CLARK, S. Cirurgia Colorretal. 5 ed. Rio de Janeiro: Elsevier, 2017. 231-236.
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje