Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
Cerrar Coronavirus: Informaciones sobre el COVID-19 Leer más
¿Qué necesitas saber?

Recuperación de la Cirugía Bariátrica

La recuperación de la cirugía bariátrica puede tardar entre 6 meses y 1 año, con esta cirugía el paciente puede perder entre 10 a 40% del peso inicial durante este período, siendo más rápido en los primeros meses de la recuperación. 

Durante el primer mes después de la intervención quirúrgica, es normal que el paciente tenga dolor en el abdomen, náuseas, vómitos y diarrea con frecuencia, principalmente después de las comidas y, para evitar estos síntomas es necesario tener algunos cuidados con la alimentación y con el regreso a las actividades de la vida diaria y práctica de ejercicio físico.

Los ejercicios respiratorios están indicados para realizarse en los primeros días del postoperatorio para prevenir complicaciones respiratorias.

Recuperación de la Cirugía Bariátrica

Dieta después de la cirugía bariátrica

Después de la cirugía para adelgazar, el paciente será alimentado por suero por la vena y, dos días después podrá beber agua y tés, los cuales deberá ingerir de 20 en 20 minutos en pequeñas cantidades, como máximo un vaso de café a la vez, ya que el estómago queda muy sensible después de la cirugía.

Generalmente, 5 días después de la cirugía bariátrica, que es cuando la persona tolera bien los líquidos, el paciente podrá comer alimentos pastosos como pudín o crema, por ejemplo y, 1 mes después de la cirugía podrá iniciar la ingestión de alimentos sólidos por indicación del médico o nutricionista. Conozca más sobre la alimentación después de la cirugía bariátrica.

Además de estos consejos, el médico puede indicar el uso de un multivitamínico como Centrum, ya que la cirugía para adelgazar puede llevar a la pérdida de vitaminas como ácido fólico y vitaminas del complejo B.

Curaciones de la herida quirúrgica

Después de la cirugía bariátrica, colocación de banda gástrica o bypass, el paciente tendrá apósitos en el abdomen que protegen las cicatrices y, que deberán ser evaluados por un enfermero y cambiados en el centro de salud una semana después de la cirugía. Durante esta semana el paciente no deberá mojar el apósito para evitar que la cicatriz se infecte.

Además, 15 días después de la cirugía el individuo tendrá que volver a la clínica de salud para que le  remuevan los grapas o puntos y, después de removerlos deberá aplicarse crema hidratante diariamente sobre la cicatriz para hidratarla.

Actividad física después de la cirugía bariátrica

El ejercicio físico debe iniciarse una semana después de la cirugía y de forma lenta y sin hacer mucho esfuerzo, ya que ayuda a adelgazar aún más rápido.

El paciente puede comenzar por caminar o subir escaleras, ya que además de ayudar a perder peso, ayuda a disminuir el riesgo de desarrollar trombosis y contribuye a que el intestino funcione de forma correcta. Sin embargo, el paciente debe evitar levantar peso y hacer los abdominales en el primer mes después de la cirugía.

Además, dos semanas después de la cirugía para adelgazar, el paciente puede volver al trabajo y hacer las actividades del día a día, como cocinar, pasear o conducir, por ejemplo.

Cómo aliviar el dolor después de la cirugía bariátrica

Tener dolor después de una cirugía para adelgazar es normal durante el primer mes y el dolor irá disminuyendo con el paso del tiempo. En este caso, el médico puede indicar el uso de analgésicos, como Paracetamol o Tramadol para aliviarlo y tener un mayor bienestar.

En el caso de cirugías por laparotomía, donde el abdomen es abierto, el médico puede también recomendar el uso de una faja abdominal para apoyar la barriga y disminuir la incomodidad.

Cuándo acudir al médico

El paciente debe consultar al cirujano o acudir al servicio de urgencias en caso de:

  • Vomitar en todas las comidas, incluso cumpliendo las cantidades y comiendo los alimentos indicados por el nutricionista;
  • Tener diarrea o que el intestino no funcione después de 2 semanas de la cirugía;
  • No lograr ingerir ningún tipo de alimento debido a la intensidad de las náuseas;
  • Sentir dolor muy fuerte en el abdomen y que no pase con analgésicos;
  • Tener fiebre superior a 38ºC;
  • El apósito esté sucio con líquido amarillo y con olor desagradable.

En estos casos, el médico evalúa los síntomas y orienta el tratamiento si es necesario.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje