Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

5 pasos para curar una herida más rápido

Para cicatrizar rápido una herida, además de ser necesario tener cuidado al momento de realizar la cura, también es importante realizar una alimentación saludable, evitando ciertos hábitos que no permiten que el proceso de cicatrización ocurra exitosamente como fumar, consumir bebidas alcohólicas, el uso de drogas ilícitas o tener un estilo de vida sedentario.  

Esto ocurre principalmente porque la circulación sanguínea se ve perjudicada y, por esto, la herida no recibe suficiente flujo de sangre para permitir una cicatrización adecuada, atrasando el proceso. Sin embargo, es importante mantener la herida limpia para evitar una infección que además de atrasar la cicatrización, también puede perjudicar la salud en general.  

Por lo que algunos pasos para garantizar una cicatrización más rápida y evitar que surjan cicatrices y otras complicaciones son:

1. Lavar la herida y hacer un vendaje

5 pasos para curar una herida más rápido

En las heridas simples como un corte o arañazo, el primer paso debe ser lavar la herida y la piel alrededor para remover el máximo de bacterias y virus que puedan encontrarse allí, evitando el desarrollo de una infección. Este lavado puede ser hecho con suero fisiológico, pero también con agua y jabón de pH neutro.

En las heridas quirúrgicas o en las más graves y expuestas también se indica el lavado, lo ideal es realizarlo con suero fisiológico y material estéril y, por esto, es muy importante acudir al hospital para que sea realizada la cura. Pero si la herida está muy sucia, se puede colocar un poco de suero para eliminar la suciedad antes de acudir al hospital.

Luego debe colocarse un vendaje, por lo menos durante las primeras 24 horas, mientras que la costra no esté formada, para evitar la entrada de bacterias que se encuentren en el ambiente en la herida. Vea cómo hacer una cura correctamente

2. Aplicar calor en la herida durante 15 minutos

Aplicar una compresa caliente sobre el vendaje o la herida durane 15 minutos ayuda a aumentar el flujo de sangre hacia la región, aumentando la cantidad de nutrientes y de células que aceleran el proceso de cicatrización. Esta técnica se puede realizar de 2 a 3 veces por día, pero sólo debe realizarse después que la costra se formo. 

En caso la región quede muy hinchada o cause dolor, se debe retirar la compresa y evitar aplicar calor durante ese día o, entonces aplicar la compresa por menos tiempo.

3. Mantener la herida elevada

Cuando el sitio de la herida se inflama por más de 2 días es importante tratar de mantener la herida elevada, para reducir la acumulación de líquidos y facilitar la circulación de sangre. Este tipo de hinchazón es más común en las personas que tienen problemas cardíacos o de circulación y, normalmente, aparecen en heridas en las piernas. Por lo tanto, es importante colocar las piernas alrededor de 20 cm por encima del nivel del corazón, al menos 3 veces al día o siempre que sea posible.

4. Consumir alimentos con omega 3 y vitaminas A, C y E

5 pasos para curar una herida más rápido

Los alimentos ricos en omega 3 como el salmón, el atún o las semillas de chía, así como los ricos en vitamina A, C y E, como la naranja, el mango, el tomate o el maní, son una gran forma de fortalecer el organismo, estimulando la formación del tejido que cierra las heridas y ayuda a la formación de una nueva capa de piel.

Por lo que realizar una alimentación rica en este tipo de alimentos, evitando otros que dificultan la cicatrización como por ejemplo el azúcar, los refrescos, la leche achocolatada o la carne de cerdo grasosa, es una excelente forma de garantizar que la herida se cure más rápido. Vea una lista más completa de los alimentos cicatrizantes y de los que no debe comer.

5. Colocar una crema cicatrizante

Las cremas o pomadas cicatrizantes también son una excelente opción para acelerar la cicatrización, debido a que proporcionan nutrientes importantes para la regeneración de la nueva capa de piel, además de que ayudan a reducir la inflamación que dificulta el proceso de cicatrización, evitando la formación de queloides, es decir, que la cicatriz se engrose y no quede estéticamente bien.  

Sin embargo, sólo deben ser utilizadas alrededor de 3 a 5 días después de que surge la herida y bajo la orientación del médico o enfermero, porque algunas pomadas pueden contener antibióticos, sin que sean necesarios para tratar la herida. Vea la lista de las mejores pomadas cicatrizantes.

Cómo ocurre el proceso de cicatrización

La cicatrización es un proceso de reparación que puede dividirse en 3 fases principales: 

  1. Fase inflamatoria: dura entre 1 a 4 días, y se inicia con una vasoconstricción de los vasos sanguíneos para evitar una hemorragia. Luego esta fase evoluciona, y los vasos sanguíneos comienzan a dilatarse, de modo que la sangre llegue a la región con todas las células necesarias para la cicatrización, generando síntomas como hinchazón, enrojecimiento y dolor;
  2. Fase proliferativa: dura entre 5 a 20 días y, en esta fase, se inicia la formación de colágeno y otras fibras que ayudan a cerrar la herida;
  3. Fase de maduración: es la fase más larga que puede durar entre 1 mes hasta varios años, en la cual el cuerpo continúa produciendo colágeno y corrigiendo el equilibrio de las heridas en la cicatriz, lo que permite que vaya disminuyendo con el paso del tiempo.

Cuando alguna de estas fases no ocurre, sea por la falta de sangre en la región o por una infección, el proceso de cicatrización queda comprometido, pudiendo surgir una herida crónica, como ocurre en los casos de pie diabético, en la cual la herida debe ser tratada por un enfermero durante varios meses o inclusive años. 

Señales que indican que debe acudir al médico

A pesar de que la mayoría de las heridas cicatrizan sin ninguna complicación, existe siempre la posibilidad de tener una infección en le región. Por lo que es importante acudir al hospital si surgen señales como:  

  • Hinchazón intensa que no mejora al cabo de 3 días;
  • Presencia de pus en la herida;
  • Sangrado excesivo;
  • Dolor muy intenso;
  • Dificultad para mover al miembro afectado.

Además de esto, otros síntomas como fiebre persistente o cansancio excesivo también puede indicar que la herida está infectada y, por esto, deben ser evaluados.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:
Carregando
...