Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

¿Qué no se debe comer durante la lactancia materna?

Durante la lactancia materna la mujer debe evitar el consumo de bebidas alcohólicas y de bebidas que contengan cafeína en exceso, como el café o el té negro, por ejemplo, ya que son sustancias que pueden pasar a la leche materna y perjudicar la salud del bebé. Además de esto, el uso de plantas medicinales no deben ser utilizadas durante la lactancia materna, debiendo consultar al pediatra antes de ingerirlas. 

La dieta de una madre durante la lactancia materna no debe ser especial, simplemente debe ser variada, equilibrada y saludable, sin embargo, es necesario mantenerse atento a si el bebé sufre de cólicos o llora más después de que la madre consume algunos alimentos como leche y derivados, cacahuates o camarones, debido a que el intestino del bebé todavía está en formación y puede reaccionar con crisis alérgicas o dificultad en la digestión, lo que no significa que estas alteraciones se vayan a mantener de por vida.

¿Qué no se debe comer durante la lactancia materna?

Los alimentos que deben ser evitados durante la lactancia materna son: 

1. Alcohol

El alcohol es una bebida que pasa rápidamente a la leche materna, por lo que al cabo de 30 a 60 minutos la leche materna alcanza la misma cantidad de alcohol que el organismo. 

La presencia del alcohol en la leche materna puede afectar el sistema nervioso del bebé, causando somnolencia e irritabilidad, comprometiendo su desarrollo neurológico y psicomotor, e incluso causar retraso o dificultad para aprender a hablar y caminar. Además de esto, el organismo de un bebé no elimina tan fácilmente el alcohol del organismo como lo hace un adulto, pudiendo causar intoxicación al hígado.

La ingesta de bebidas alcohólicas también puede reducir la absorción de nutrientes en el intestino de la madre que son necesarios para el crecimiento y desarrollo del bebé. Por este motivo, es importante evitar su ingesta durante la lactancia.

En caso que la mujer desee consumirlo, se recomienda sacarse la leche que se le dará al bebé y almacenarla. No obstante, si se toma alguna bebida alcohólica en pequeña cantidad, como 1 vaso de cerveza o 1 copa de vino, se debe esperar alrededor de 2 a 3 horas para volver a darle pecho al bebé. 

2. Aspartame

El aspartame es un edulcorante artificial que cuando se ingiere se descompone rápidamente formando fenilalanina, un tipo de aminoácido que puede pasar a la leche materna, por lo que su consumo debe ser evitado principalmente en los casos en que el bebé sufra de una enfermedad metabólica llamada fenilcetonuria, que puede detectarse después del nacimiento a través de la prueba del tamiz neonatal. 

Asimismo, este edulcorante parece no ser seguro durante el embarazo y la lactancia, aunque todavía no está comprobado científicamente, lo mejor es evitarlo. Además de esto, también es necesario evitar productos industrializados que contengan este edulcorante en su composición, siendo necesario verificar la lista de ingredientes del producto antes de consumirlo.

La mejor opción para sustituir el azúcar es utilizar un edulcorante natural que proviene de una planta llamada estevia, siendo permitido en todas las fases de la vida.

3. Plantas medicinales

Algunas plantas medicinales como la de toronjil, orégano, perejil o menta piperita pueden interferir en la producción de leche materna cuando son utilizadas en grandes cantidades o cuando se preparan en forma de tés o infusiones, debiendo evitarse el uso de estas plantas para tratar algunas enfermedades.

No obstante cuando son consumidas en pequeñas porciones para sazonar los alimentos, no interfieren en la producción de leche. Otras plantas medicinales que no deben ser consumidas durante la lactancia incluyen el ginseng, kava kava, ruibarbo, anís estrellado, uva ursi o ajenjo, por ejemplo.

Es importante conversar con el médico antes de utilizar cualquier planta medicinal para garantizar que la lactancia materna no se perjudique y no cause problemas ni para la madre, ni para el bebé. 

4. Alimentos crudos

Los alimentos como el pescado crudo que se utiliza en la cocina japonesa, las ostras o la leche no pasteurizada, por ejemplo, son una fuente potencial de intoxicación alimentaria, que puede provocar una infección gastrointestinal con síntomas de diarrea o vómitos, por ejemplo.

Aunque no causa ningún problema al bebé, la intoxicación alimentaria puede provocar deshidratación en la mujer, lo que perjudica la producción de leche. Por lo tanto, los alimentos crudos deben evitarse o consumirse solo en restaurantes de confianza.

¿Qué no se debe comer durante la lactancia materna?

5. Algunas especies de pescados y mariscos

Los pescados son una gran fuente de omega-3 y otros nutrientes importantes para el desarrollo neurológico del bebé. No obstante, algunos pescados y mariscos poseen un elevado contenido de mercurio, un metal que puede llegar a ser tóxico para el bebé, causando problemas en el sistema nervioso como problemas en el habla, en la motricidad y en la visión, por ejemplo.

Algunos pescados con alto contenido de mercurio son: tiburón, pez espada, caballa real, pangasius, blanquillo camello. El atún y el pez bonito también debe ser limitado su consumo a 170 g por semana. 

6. Alimentos procesados

Los alimentos procesados ​​son generalmente ricos en calorías, grasas no saludables y azúcares, además de ser bajos en nutrientes como fibra, vitaminas y minerales, lo que puede afectar la producción y calidad de la leche materna. Por ello, se recomienda limitar al máximo su ingesta y dar preferencia a los alimentos frescos y naturales, realizando una dieta equilibrada que proporcione todos los nutrientes necesarios para la salud de la mujer y la producción de leche de calidad para el bebé.

Estos alimentos incluyen salchichas, patatas fritas y snacks, fruta confitada o en almíbar, galletas y galletas rellenas, refrescos, pizzas, lasaña y hamburguesas, por ejemplo.

Alimentos para consumir con moderación

Los siguientes alimentos deben ser consumidos con moderación durante la lactancia materna: 

1. Cafeína

Los alimentos ricos en cafeína como café, refrescos de cola, energéticos, té verde, té mate y té negro deben ser consumidos en pequeñas cantidades durante la lactancia materna, debido a que el bebé no consigue digerir la cafeína de la misma forma en que lo hacen los adultos.

Además, la cafeína es un estimulante que puede causarle al bebé dificultad para dormir e irritabilidad. Asimismo, la ingesta de grandes cantidades de cafeína puedes disminuir los niveles de hierro en la leche, disminuyendo a su vez los niveles de hemoglobina en el bebé, pudiéndole ocasionar una anemia. 

La recomendación es ingerir como máximo 2 tazas de café al día que equivalen a 200 mg o también se puede intentar optar por e beber café descafeinado.

¿Qué no se debe comer durante la lactancia materna?

2. Chocolate

El chocolate es rico en teobromina que tiene un efecto similar a la cafeína y algunos estudios muestran que 113 g de chocolate aporta 240 mg de teobromina aproximadamente, detectándose en la leche materna 2 horas y media después de la ingestión, lo que puede causar irritación en el bebé y dificultad para dormir. Por lo tanto, se debe evitar comer grandes cantidades de chocolate o consumirlo todos los días.

En caso de consumirlo, se recomiendan dos cuadrados de chocolate (28g), lo que corresponde aproximadamente a 6 mg de teobromina, y no le causa problemas al bebé.

3. Ajo

El ajo es rico en compuestos azufrados, en los que el componente principal es la alicina, que proporciona el olor característico del ajo. Cuando se consume a diario o en grandes cantidades, puede alterar el olor y sabor de la leche materna, lo que puede provocar el rechazo del bebé a la lactancia.

Por ello, se debe evitar consumir ajo todos los días, ya sea en forma de condimento en la preparación de las comidas, en forma de té o la ingesta de cápsulas.

4. Alimentos que producen gases

Los alimentos que producen gases no deben ser retirados de la dieta, no obstante si el bebé sufre de cólicos o gases, es necesario mantenerse atento y verificar si la ingesta de la madre de ciertos alimentos como frijoles, brócoli, coliflor, repollo, huevo, ajo, cebolla o pimienta le puedan estar causando malestar al bebé. 

Si se identifica que es alguno de estos alimentos, entonces es que debe ser retirado de la dieta de la madre por un período, hasta el intestino del bebé esté más maduro. Vea una lista de alimentos que producen gases

¿Qué no se debe comer durante la lactancia materna?

5. Alimentos que causan alergia

Algunos bebés pueden desarrollar durante la lactancia alergia a algunos alimentos que la madre consume, pudiendo causar el surgimiento de algunos síntomas como enrojecimiento de la piel, comezón, eczema, estreñimiento o diarrea.  

Por este motivo, si surgen estos síntomas, es importante intentar recordar qué fue lo que la madre consumió durante las 8 horas antes de darle el pecho al bebé, debiendo prestar mayor atención a los alimentos que se mencionan a continuación: 

  • Leche y derivados;
  • Soja;
  • Chocolate;
  • Harina de trigo;
  • Huevos;
  • Frutos secos como cacahuates y marañón;
  • Maíz y jarabe de maíz, este último se encuentra como ingrediente en muchos productos industrializados, por lo que se debe leer el etiquetado nutricional.

Si cree que alguno de estos alimentos pueden estarle causando alergia debe eliminarlo de su dieta y consultarlo con el pediatra, debido a que existen diversos motivos que pueden causar alergia en la piel de los bebés además de los alimentos, y una de las principales causas es la alergia a las proteínas de la leche de vaca.

Vea cómo identificar la alergia a las proteínas de la leche de vaca y qué hacer.

Qué debe comer durante la lactancia materna

Para obtener todos los nutrientes que el cuerpo necesita durante la lactancia, es importante llevar una dieta equilibrada que contenga proteínas como carnes magras, pollo sin piel, pescado, huevos, frutos secos, semillas, alimentos a base de soja y legumbres, carbohidratos como pan integral, pasta y arroz, y grasas buenas como aceite de oliva extra virgen o aguacate.

Vea cómo debe ser la alimentación de la madre durante la lactancia materna.

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.

Bibliografía

  • U.S. NATIONAL LIBRARY OF MEDICINE: DRUGS AND LACTATION DATABASE (LACTMED). Alcohol. Disponible en: <https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK501469/>. Acceso en 26 Ene 2021
  • GIGLIA, Roslyn; BINNS, Colin. Alcohol and lactation: A systematic review. Nutrition & Dietetics. 63. 2; 103-116, 2006
  • DRUGS.COM. Aspartame use while Breastfeeding Information from Drugs.com. Disponible en: <https://www.drugs.com/breastfeeding/aspartame.html>. Acceso en 27 Ene 2021
  • CENTER FOR DISEASE CONTROL AND PREVENTION. Breastfeeding. Disponible en: <https://www.cdc.gov/breastfeeding/breastfeeding-special-circumstances/diet-and-micronutrients/maternal-diet.html>. Acceso en 26 Ene 2021
  • NHS. Breastfeeding and diet. Disponible en: <https://www.nhs.uk/conditions/baby/breastfeeding-and-bottle-feeding/breastfeeding-and-lifestyle/diet/>. Acceso en 26 Ene 2021
  • U.S. NATIONAL LIBRARY OF MEDICINE: DRUGS AND LACTATION DATABASE (LACTMED). Caffeine. Disponible en: <https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK501467/>. Acceso en 26 Ene 2021
  • U.S. NATIONAL LIBRARY OF MEDICINE: DRUGS AND LACTATION DATABASE (LACTMED). Chocolate. Disponible en: <https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK532500/>. Acceso en 26 Ene 2021
  • THORLTON, Janet; et al. Energy Drinks: Implications for the Breastfeeding Mother. MCN Am J Matern Child Nurs. 41. 3; 179-185, 2016
  • JEONG, Goun; et al. Maternal food restrictions during breastfeeding. Korean J Pediatr. 60. 3; 70–76, 2017
  • BOSE-O’REILLY, Stephan; et al. Mercury Exposure and Children’s Health. Curr Probl Pediatr Adolesc Health Care. 40. 8; 186–215, 2010
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje