Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Dieta para el Asma: qué comer y qué evitar (con menú ejemplo)

El asma es una enfermedad que causa inflamación de las vías respiratorias e hiperreactividad bronquial, por lo que es importante que estos individuos consuman alimentos que posean propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, como los alimentos ricos en omega-3, por ejemplo. Además, se debe evitar el consumo de alimentos ricos en azúcares, debido a que los carbohidratos en sí consumen más oxígeno cuando son digeridos, incrementando el trabajo respiratorio y la fatiga de los músculos.

Todas estas recomendaciones nutricionales tienen como objetivo aliviar los síntomas y disminuir la frecuencia con la que surgen las crisis asmáticas. La alimentación por si sola no ayuda a curar el asma pero si a mejorarlo, por lo que complementa el tratamiento farmacológico indicado por el neumonólogo. 

Dieta para el Asma: qué comer y qué evitar (con menú ejemplo)

Los individuos que sufren de asma, tanto adultos como los niños, deben realizar una alimentación saludable, por lo que deben seguir las siguientes recomendaciones:

1. Incluir alimentos antiinflamatorios en la dieta

Los alimentos antiinflamatorios disminuyen la producción de sustancias en el organismo que estimulan la inflamación del tejido pulmonar. Además de favorecer el sistema inmune, haciendo con que el organismo sea más resistente contra otras enfermedades como la gripe o un resfriado, por ejemplo. 

El omega-3, la vitamina C, vitamina A y E, la alicina, los polifenoles, entre otras sustancias, son potentes antioxidantes con propiedades antiinflamatorias. Algunos alimentos que pueden incluirse son el salmón, el atún, las sardinas, el aceite de oliva, semillas de chía, semillas de linaza, aguacate, la naranja, las fresas, el kiwi, la guayaba, el brócolis, el repollo, el ajo, la cebolla, entre otros.

Conozca más detalles sobre los alimentos con propiedades antiinflamatorias

2. Ingerir la cantidad de proteína adecuada

En algunos casos para tratar el asma se utilizan esteroides, este tipo de medicamentos podrían incrementar la degradación de las proteínas en el organismo, por este motivo durante la su administración es importante incrementar la ingestión de alimentos ricos en proteínas, principalmente en los niños, los cuales se encuentran en una fase de crecimiento. 

Los alimentos ricos en proteínas son los yogures, quesos, leche, carnes blancas, huevos y pescados. Vea una lista de alimentos ricos en proteínas

3. Aumentar el consumo de líquidos

Para ayudar a fluidificar y eliminar las secreciones producidas a consecuencia del asma con mayor facilidad, se recomienda ingerir 2 L de líquidos al día como mínimo, pudiendo consumirse agua, tés o jugos naturales sin azúcar.  

Dieta para el Asma: qué comer y qué evitar (con menú ejemplo)

4. Disminuir el consumo de azúcares

Es importante que el individuo asmático evite la sal y los alimentos ricos en azúcares simples y grasas saturadas, además de los productos industrializados, principalmente durante una crisis. Estos alimentos son pro-inflamatorios, por lo que favorecen la inflamación en el organismo y disminuyen las defensas, dificultando que el organismo combata el asma. 

Además de esto, el consumo en exceso de alimentos ricos en azúcares podrían dificultar la respiración, debido a que durante su metabolismo utilizan más oxígeno para ser digeridos y libera más dióxido de carbono, causando fatiga en los músculos respiratorios. 

Por este motivo debe evitarse el consumo de refrescos, azúcar blanco, galletas, chocolates, pasteles, dulces, snacks, comidas pre-cocidas y comidas rápidas. 

5. Disminuir el consumo de alimentos ricos en omega-6

Es importante que el consumo de omega-6 no sea mayor que el de omega-3, porque también podría aumentar la inflamación del organismo según los resultados de algunos estudios.

Algunos ejemplos de alimentos ricos en omega-6 son: aceite de soya, aceite de maíz y el aceite de girasol. 

6. Evitar el exceso de peso

El exceso de peso en individuos asmáticos puede dificultar la respiración, debido a que la grasa corporal ejerce presión sobre la caja torácica y favorece el deterioro, tanto estructural como funcional, de los músculos respiratorios. Siendo importante en estos casos realizar una alimentación equilibrada y una reducción en las calorías a ingerir, debiendo acudir a un nutricionista para la realización de un plan nutricional adaptado a las necesidades del individuo. 

7. Realizar actividad física 

Existen algunos ejercicios que ayudan a aumentar la capacidad respiratoria y mejorar el asma, además de ayudar a mantener o a disminuir el peso, en el caso de individuos con exceso de peso, mejorar la frecuencia card​​​​​​íaca y a mejorar el sistema inmune. Estos ejercicios son la natación, caminar y hacer yoga.

Antes de realizar actividad física debe conversar con su médico, para que le indique cuáles son las estrategias a seguir. 

Menú ejemplo para el asma

En la tabla a continuación se indica un menú ejemplo de 3 días para una persona asmática:

Comidas principalesDía 1Día 2 

Día 3

Desayuno 1 taza de café con leche + Omelet de espinacas Panquecas de avena con mantequilla de cacahuate + Fresas picadas en trozos2 Rebanadas de pan integral con queso blanco + 1 vaso de jugo de naranja
Merienda de la mañana1 taza de yogur natural con 1 cda de avena 1 Kiwi mediano20 unidades de maní + 2 ruedas de piña
Almuerzo/ Cena1 rueda de Salmón a la plancha con arroz integral + Espárragos salteados con 1 cucharadita de aceite de oliva100 g de Strogonoff de pollo con quinoa +  Ensalada de brócolis con zanahoria, aderezada con 1 cucharadita de aceite de oliva100 g de Pechuga de pavo a la plancha con papas asadas +  Ensalada de lechuga, cebolla y tomate, aderezada con 1 cucharadita de aceite de oliva y vinagre
Merienda de la tarde1 mandarina mediana1 taza de yogur natural con 1/2 banana en rodajas + 1 cucharadita de chía2 Tostadas integrales con 2 cucharadas de aguacate y 1 huevo revuelto

Las cantidades del menú varían según la edad, sexo, actividad física y a la enfermedad asociada, por ello lo ideal es acudir a un nutricionista para que realice una evaluación completa y calcule el plan nutricional más adecuado según sus necesidades. 

Bibliografía >

  • ÁLVAREZ María Luisa et al. Nutrición en pediatría . 2ª. Caracas, Venezuela: Cania, 2009. 943-963.
  • ASTHMA UK . Getting active when you have asthma. Disponible en: <https://www.asthma.org.uk/advice/living-with-asthma/exercise-and-activities/>. Acceso en 10 Sep 2019
  • CALDER Philip. Omega-3 Fatty Acids and Inflammatory Processes . Nutrients. 2. 355-374, 2010
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje