Granos en la barbilla: ¿por qué salen? (12 causas y qué hacer)

Actualizado en diciembre 2023

Los granos en la barbilla pueden ser causados por cambios hormonales en la pubertad, alimentación rica en azúcares, limpieza inadecuada de la piel, estrés excesivo o síndrome de ovarios poliquísticos, por ejemplo. 

Estas condiciones pueden aumentar la oleosidad de la piel y causar obstrucción de los poros, dando como resultado inflamación y favoreciendo el crecimiento de bacterias, como Propionibacterium acnes.

Las espinillas en la barbilla pueden ser prevenidas al mantener la limpieza de la piel y evitar el uso de productos oleosos. Sin embargo, cuando hay un empeoramiento de las espinillas o están muy inflamadas o con pus, es importante consultar al dermatólogo, el cual puede indicar el uso de pomadas o pastillas, de acuerdo con la gravedad de los síntomas y el tipo de acné. Vea los principales tipos de acné.  

Imagem ilustrativa número 1

Principales causas de granos en la barbilla

Las principales causas de granos en la barbilla incluyen:

1. Pubertad

Los cambios hormonales de la pubertad, principalmente de testosterona, en niños y niñas, pueden aumentar la oleosidad de la piel debido a que estimulan las glándulas sebáceas a producir mayor cantidad de sebo.

Esto da como resultado la obstrucción de los poros, lo que ocasiona inflamación de la piel, favoreciendo el crecimiento de la bacteria Propionibacterium acnes y propiciando el desarrollo de granos en la barbilla.

Qué hacer: se debe mantener la piel limpia, lavándola con jabón antiséptico, 2 veces al día (en la mañana y en la noche), para controlar la oleosidad de la piel. Asimismo, es importante consultar al dermatólogo, el cual puede indicar el uso de pomadas o lociones antibióticas o retinoides, por ejemplo. Conozca las principales pomadas para espinillas

2. Estrés excesivo

El estrés excesivo puede causar el surgimiento de granos en la barbilla o agravarlas, situación conocida como acné inducido por estrés.

Esto ocurre debido a que el estrés aumenta los niveles de cortisol en el cuerpo, generando un aumento de tamaño de las glándulas sebáceas, las cuales comienzan a producir más sebo e incrementan la oleosidad de la piel.

El estrés suele ser causado por situaciones como presión en el trabajo, luto, pérdida del empleo o fin de una relación, por ejemplo. 

Qué hacer: es importante mantener la piel limpia, lavándola 2 veces al día, además de organizar mejor el tiempo y hacer actividades placenteras, como caminar o practicar algún pasatiempo, por ejemplo, para controlar el estrés y evitar el surgimiento o agravamiento de los granos en la barbilla. El dermatólogo también puede incluir el uso de cremas, lociones o pomadas para las espinillas.

No obstante, cuando el estrés es intenso, se debe consultar al psiquiatra o médico general, el cual puede indicar el tratamiento más adecuado. Vea algunas estrategias para controlar el estrés

3. Exposición excesiva al sol

La exposición excesiva al sol puede favorecer el desarrollo de granos en la barbilla, pues los rayos UV del sol pueden causar inflamación de la piel y aumentar la producción de sebo, incrementando la oleosidad de la piel.

Qué hacer: se debe aplicar protector solar con un mínimo de FPS 30, y preferiblemente que haya sido indicado por el dermatólogo según el tipo de piel. El protector solar debe ser aplicado incluso en días nublados y reaplicado cada 2 horas o después de entrar en el agua.

4. Limpieza inadecuada de la piel

La limpieza inadecuada de la piel puede ocasionar la acumulación de grasa y células muertas, dando como resultado la obstrucción de los poros y el desarrollo de granos en la barbilla.

Además, la limpieza excesiva de la piel también puede favorecer el desarrollo de espinillas en la barbilla, pues la piel se irrita y reseca, haciendo que esta produzca más grasa para combatir la sequedad.

Qué hacer: se debe limpiar la piel como máximo 2 veces al día, en la mañana al levantarse y en la noche antes de dormir, con jabón neutro o antiséptico indicado por el dermatólogo. 

5. No quitarse el maquillaje

No quitarse el maquillaje de la piel puede ocasionar una obstrucción de los poros y dar como resultado la formación de granos en la barbilla.

Asimismo, los maquillajes a base de aceite también pueden favorecer el desarrollo de espinillas o puntos negros, principalmente en personas que poseen una predisposición a espinillas o que se quitan el maquillaje adecuadamente.

Qué hacer: se debe retirar el maquillaje adecuadamente, lavando la cara con agua y jabón neutro, usar un desmaquillante o gel de limpieza y luego aplicar una loción astringente y un hidratante específico para la cara, indicado por el dermatólogo. Además, deben evitarse maquillajes a base de aceite, dando preferencia para productos a base de agua.

6. Alimentación rica en azúcares

La alimentación rica en azúcares y/o grasas, como pan blanco, dulces, harina blanca, galletas, salsas listas o frituras, puede causar inflamación de la piel y/o aumentar la oleosidad de la piel, dando como resultado granos en la barbilla.

Qué hacer: se debe tener una alimentación balanceada y antiinflamatoria, incluyendo frutas y verduras frescas y grasas buenas, como omega-3, además de incrementar la ingesta de agua. Vea la lista completa de alimentos antiinflamatorios.

7. Uso de productos grasosos

Los productos grasosos, como hidratantes, cremas, maquillajes a base de aceite o incluso protector solar grasoso, poseen una acción comedogénica, es decir, son capaces de provocar obstrucción de los poros, dando como resultado acumulación de células muertas y grasa, lo que favorece el desarrollo de granos y puntos negros en la cara.

Qué hacer: se debe dar preferencia al uso de productos no comedogénicos, es decir, que no sean grasosos, pues poseen una fórmula que no causa obstrucción de los poros debido a que permiten que la piel respire. Lo ideal es que las cremas hidratantes, maquillaje y protector solar sean indicados por el dermatólogo de acuerdo con el tipo de piel.

8. Embarazo

Los cambios hormonales en el embarazo, principalmente el aumento de la producción de estrógeno y progesterona, pueden aumentar la oleosidad de la piel y favorecer el surgimiento de granos en la barbilla, en especial en el primer trimestre.

Qué hacer: se debe lavar el rostro con jabón neutro o suave, 2 veces al día, para ayudar a controlar la oleosidad de la piel. También se puede aplicar una loción tónica sin alcohol y sin ácidos, luego de lavar y secar el rostro. Los tratamientos con cremas, pastillas o ácidos o los procedimientos estéticos deben ser evitados durante la gestación, pues pueden afectar el desarrollo del bebé. Conozca cómo tratar las espinillas en el embarazo.  

9. Menopausia

La reducción de los niveles de estrógeno y el aumento de la testosterona, que son comunes durante la menopausia, pueden incrementar la oleosidad de la piel y favorecer el desarrollo de espinillas en la barbilla en ciertas mujeres.

Qué hacer: lavarse la cara 2 veces al día con jabón neutro o antiséptico y utilizar una loción tónica astringente luego de lavarse la cara puede ayudar a evitar o a eliminar las espinillas de la barbilla. En ciertos casos, el dermatólogo puede indicar el uso de medicamentos en forma de cremas o pomadas antibióticas o retinoides.

Dependiendo de los síntomas asociados a la menopausia, el ginecólogo también puede recomendar la terapia de reposición hormonal. Vea cómo es realizada y cuándo está indicada la terapia de reposición hormonal

10. Síndrome premenstrual

El síndrome premenstrual (SPM) es una fase del ciclo menstrual que ocurre de 1 a 2 semanas antes de la menstruación y se caracteriza por la reducción de los niveles de estrógeno y el aumento de los niveles de progesterona y testosterona, lo que puede incrementar la oleosidad de la piel, ocasionando la obstrucción de los poros, la acumulación de células muertas y el desarrollo de granos en la barbilla. 

Qué hacer: mantener la piel limpia es fundamental, por lo cual se debe lavar el rostro 2 veces al día o utilizar productos tópicos recetados por el dermatólogo, como ácido salicílico, por ejemplo. Asimismo, es importante consultar al ginecólogo, el cual puede indicar el uso de anticonceptivos, como la drospirenona o el dienogest, que regulan las hormonas y evitan el surgimiento de acné. Conozca los principales anticonceptivos para el acné.  

11. Síndrome de ovarios poliquísticos

El síndrome de ovarios poliquísticos puede favorecer el desarrollo de granos en la barbilla, pues está relacionado con el aumento de hormonas andrógenas en el cuerpo, principalmente la testosterona, lo que da como resultado el incremento de la oleosidad de la piel. 

Qué hacer: el tratamiento debe ser orientado por el ginecólogo, el cual puede indicar el uso de anticonceptivos u otros medicamentos como la espironolactona, con el objetivo de controlar los niveles hormonales, reducir la resistencia a la insulina, que es común en los ovarios poliquísticos, y así evitar el surgimiento de granos en la barbilla. Conozca todas las opciones de tratamiento para el síndrome de ovarios poliquísticos.

12. Efecto secundario de medicamentos

Algunos medicamentos, como corticosteroides, anabolizantes, antiepilépticos o antidepresivos, por ejemplo, pueden causar inflamación en la piel y granos en la barbilla como efecto secundario. 

Qué hacer: se debe consultar al médico responsable por el tratamiento para que altere las dosis o sustituya el fármaco. De ninguna manera se debe interrumpir el tratamiento por cuenta propia, sin antes conversar con el médico.

Cómo es realizado el tratamiento de los granos

El tratamiento de los granos en la barbilla debe ser llevado a cabo con orientación del dermatólogo, el cual puede indicar cuidados diarios con la piel y/o el uso de pomadas, geles, lociones o cremas tópicas con acción antiinflamatoria y/o antibacteriana, como peróxido de benzoilo o ácido salicílico, por ejemplo. Vea las principales cremas para los granos y cómo usarlas.

En ciertos casos, el médico puede indicar el uso de antibióticos, como doxiciclina, minociclina o tetraciclina, o incluso retinoides tópicos u orales, como la tretinoína o isotretinoína.