Oxiuriasis: síntomas, prevención y tratamiento

Actualizado en octubre 2023

La oxiuriasis o enterobiosis es una infección parasitaria causada por la ingestión de los huevos de oxiuros, cuyo nombre científico es enterobius vermicularis, ocasionando síntomas como comezón anal, náuseas, vómitos y dolor abdominal, por ejemplo.

Estos parásitos sobreviven en los intestinos y en el colon, pudiendo transmitirse muy fácilmente de una persona a otra a través de la ingesta de alimentos o al tocar objetos contaminados con los huevos de estos parásitos.

La oxiuriasis es muy común en niños, debiendo acudir al pediatra o médico general, en el caso de los adultos, en caso se presenten síntomas asociados a esta infección, de manera que el médico indique el tratamiento más adecuado, el cual debe ser realizado por la persona infectada y por la familia. 

Imagem ilustrativa número 2
Larvas del parásito en movimiento por el intestino durante la noche.

Principales síntomas

Los síntomas de la oxiuriasis son:

  • Comezón en el ano, principalmente durante la noche;
  • Náuseas;
  • Vómitos;
  • Dolor abdominal;
  • Cólicos intestinales;
  • Sangre ne las heces.

Los parásitos hembras suelen desplazarse durante la noche hasta la región anal donde depositan los huevos en la piel a su alrededor, ocasionando la picazón anal intensa e incluso en la vagina. Esta comezón también puede interferir con el sueño de la persona.

También es importante mencionar que algunas personas pueden no presentar síntomas. Conozca más sobre los síntomas de oxiuros. 

Cómo se realiza el diagnóstico

Para diagnosticar la oxiuriasis el médico suele indicar una muestra del ano, a través de una cinta celofán adhesiva, método conocido como test de Graham, para verificar o no la presencia de los huevos del parásito, pues un examen de heces común no es útil para detectar el parásito.

Cómo se transmite

La oxiuriasis se transmite por la ingestión de los huevos de los oxiuros a través de alimentos contaminados o por llevarse las manos sucias a la boca, siendo muy común en niños de entre 5 y 14 años de edad.

Además, es posible contagiarse por medio de la inhalación de los huevos que pueden encontrarse dispersos en el aire, ya que son bastante livianos, así como por el contacto de superficies contaminadas como ropa, cortinas, sábanas y tapetes.

Es posible también que haya una reinfección, siendo más común en bebés que usan pañal, pues este al hacer popó puede tocar el pañal sucio y llevarse la mano a la boca, infectándose nuevamente.

Tratamiento de la oxiuriasis

El tratamiento para la oxiuriasis es orientado por el médico general o pediatra, quien suele indicar medicamentos antiparasitarios, como:

Estos medicamentos suelen ser indicados en dosis única para eliminar los parásitos y los huevos que infectan al organismo. También es posible aplicar una pomada antiparasitaria en el ano, como tiabendazol durante 5 días, ayudando a potenciar el efecto del antiparasitario por vía oral.

Otra opción que puede indicar el médico es la nitazoxanida, que tiene efecto en gran cantidad de parásitos intestinales y se utiliza durante 3 días. Independientemente del medicamento indicado, se recomienda repetir el tratamiento al cabo de 2 semanas para eliminar por completo los huevos de los parásitos.

El tratamiento debe ser realizado por la persona que sufre la infección y por toda la familia que convive en la misma casa.

Prevención de la oxiuriasis

Para evitar la infección por oxiuros es necesario tomar algunas precauciones, que incluyen:

  • Tener buenos hábitos de higiene;
  • Cortarles las uñas a los niños;
  • Evitar comerse las uñas;
  • Lavar la ropa de las personas infectadas con agua caliente para impedir que los huevos de los parásitos se transmitan a otras personas, ya que estos pueden permanecer hasta 2 semanas en el ambiente.

Además, también es importante lavarse las manos siempre que se preparen alimentos y después de haber ido al baño. 

Conozca más sobre la oxiuriasis y otros tipos parásitos comunes:

Vídeos relacionados