Nefritis lúpica: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Nefritis lúpica es la inflamación de los glomérulos renales, causada por el lupus eritematoso sistémico, lo que resulta en síntomas como disminución en la cantidad de orina, hinchazón de las piernas y sangre en la orina.

La nefritis lúpica afecta a más de la mitad de las personas con lupus, siendo más común en mujeres después de los 30 años, aunque también puede afectar a hombres y personas de otras edades, y cuando no se trata adecuadamente puede causar insuficiencia renal.

Lea también: Nefritis: qué es, tipos, síntomas y tratamiento tuasaude.com/es/nefritis

Aunque es una complicación grave del lupus, la nefritis lúpica puede ser controlada con el tratamiento adecuado indicado por el nefrólogo o reumatólogo. Por lo tanto, es muy importante que las personas con lupus realicen consultas y exámenes regulares para evaluar la presencia de complicaciones.

Síntomas de nefritis lúpica

Los principales síntomas de nefritis lúpica son:

  • Sangre en la orina;
  • Orina con espuma;
  • Hinchazón excesiva de las piernas, pies, cara o manos;
  • Ganas frecuentes de orinar;
  • Aumento de la presión arterial;
  • Fiebre sin causa aparente.

En presencia de síntomas de nefritis lúpica, es importante consultar a un reumatólogo o nefrólogo, para realizar exámenes que confirmen el diagnóstico y, así, iniciar el tratamiento más adecuado.

Lea también: 15 síntomas de lupus y cómo se diagnostica (con fotos) tuasaude.com/es/sintomas-de-lupus

Cómo confirmar el diagnóstico

El diagnóstico inicial de la nefritis lúpica es sospechado por el reumatólogo a partir de la evaluación de los síntomas presentados por la persona con lupus y de exámenes de sangre y orina, siendo que normalmente presenta niveles elevados de proteínas en la orina y bajas cantidades de albúmina en la sangre.

Además, el médico debe solicitar una ecografía renal pues permite identificar alteraciones, como obstrucciones o hinchazón en los riñones, llamada hidronefrosis, y permite también evaluar la anatomía del órgano.

En algunos casos, puede ser necesario hacer una biopsia del riñón para confirmar el diagnóstico. Conozca cómo se realiza la biopsia renal.

Posibles causas

La nefritis lúpica es causada por el lupus eritematoso sistémico, lo que favorece la deposición de inmunocomplejos en los riñones, que son un conjunto de anticuerpos y antígenos producidos por el sistema inmunológico contra el propio cuerpo.

Esto causa una inflamación en los riñones e interfiere directamente en su funcionamiento, llevando al surgimiento de los síntomas.

Lea también: Lupus: qué es, síntomas, tipos y tratamiento tuasaude.com/es/lupus

Cómo es el tratamiento

El tratamiento de la nefritis lúpica normalmente debe ser hecho con orientación del reumatólogo o nefrólogo y, normalmente, se inicia con el uso de medicamentos, para disminuir la respuesta del sistema inmune y disminuir la inflamación en los riñones.

Algunos de estos medicamentos son corticoides, como la prednisona, dexametasona o betametasona, y/o inmunosupresores, como micofenolato de mofetilo, azatioprina o ciclofosfamida.

Además, dependiendo de los síntomas, puede ser necesario usar diuréticos para bajar la presión arterial y para eliminar el exceso de toxinas y líquidos del organismo.

Ya en los casos más graves, en los que el lupus provocó muchas lesiones en el riñón, puede comenzar a surgir insuficiencia renal y, por eso, el tratamiento puede implicar la realización de hemodiálisis o, incluso, trasplante de riñón.

Lea también: Trasplante de riñón: cómo se realiza, riesgos y recuperación tuasaude.com/es/trasplante-de-rinon

En algunos casos puede ser también recomendado consultar a un nutricionista para cambiar la dieta de forma a facilitar el trabajo del riñón y disminuir el avance del lupus.