Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué es la microcitosis y qué puede causarla

La microcitosis es un término que se puede encontrar en el informe de la hematología que indica si los glóbulos rojos son más pequeños de lo normal, pudiendo indicar además, la presencia de glóbulos rojos microcíticos. La microcitosis se evalúa a través del Volumen Corpuscular Medio (VCM), este es un parámetro que indica el tamaño promedio de los glóbulos rojos y el valor de referencia es entre 80,0 y 100,0 fL, no obstante, ese valor puede variar según el laboratorio. Conozca más sobre el VCM.

Para que la microcitosis tenga importancia clínica, se recomienda que el resultado del VCM se interprete en conjunto con otros parámetros medidos en la hematología, como: la Hemoglobina Corpuscular Media (HCM), valor de la hemoglobina, Concentración de Hemoglobina Corpuscular Media (CHCM) y RDW, que es el parámetro que indica la variación de tamaño entre los glóbulos rojos. 

Qué es la microcitosis y qué puede causarla

Principales causas 

Cuando en la hematología se verifica que el VCM está alterado y el valor se encuentra próximo al valor de referencia, normalmente no es de gran importancia, pudiendo representar una situación momentánea, denominándose microcitosis discreta. Sin embargo, cuando los valores se encuentran muy bajos, es importante verificar si algún otro parámetro se encuentra alterado. En caso que los otros parámetros evaluados en la hematología estén normales, se recomienda repetir el examen nuevamente.

Generalmente, la microcitosis se relaciona con alteraciones a nivel nutricional o a la formación de hemoglobina. Por lo tanto, las principales causas de microcitosis son:

1. Talasemia

La talasemia es una enfermedad genética caracterizada por cambios en el proceso de la síntesis de hemoglobina, en la que hay mutación en una o más cadenas globinas, resultando alteraciones funcionales de los glóbulos rojos. Además del VCM alterado, es probable que otros índices también se encuentren alterados, como HCM, CHCM, RDW y la hemoglobina.

Como hay cambios en el proceso de formación de la hemoglobina, el transporte de oxígeno para los tejidos es alterado. De esta forma, surgen algunos síntomas de la talasemia, como cansancio, irritabilidad, palidez y alteración en el proceso respiratorio. Vea cómo reconocer los signos y síntomas de la talasemia.

2. Esferocitosis hereditaria

La esferocitosis hereditaria o congénita, es una enfermedad caracterizada por alteraciones en la membrana de los glóbulos rojos que los hace más pequeños y menos resistentes, existiendo mayor tasa de destrucción de los glóbulos rojos. Así, en esta enfermedad confirmar, además de otras alteraciones, menor cantidad de glóbulos rojos y VCM disminuido.

Como lo indica su nombre, la esferocitosis es hereditaria, es decir, pasa de generación en generación y la persona ya nace con esta alteración. Sin embargo, la gravedad de la enfermedad puede variar de persona a persona, siendo importante iniciar el tratamiento inmediatamente después del nacimiento de acuerdo con la orientación del hematólogo.

3. Infecciones

Las infecciones crónicas también pueden causar glóbulos rojos microcíticos, porque la permanencia del agente responsable por la infección en el organismo puede originar deficiencias nutricionales y cambios en el sistema inmunológico, alterando no solo los índices hematológicos sino otros parámetros de laboratorio.

Para confirmar la infección, es importante que el médico solicite y evalué otros exámenes de laboratorios, como la prueba de la Proteína C Reactiva (PCR), examen de orina y examen microbiológico. La hematología puede sugerir infección, pero son necesarios otros exámenes para confirmar el diagnóstico e iniciar el tratamiento adecuado.

4. Anemia por deficiencia de hierro

La anemia por deficiencia de hierro, también llamada anemia ferropénica o anemia ferropriva, se caracteriza por bajas cantidades de hierro circulante en sangre, debido a una alimentación baja en hierro o como consecuencia de una hemorragia o menstruación severa.

La disminución en la cantidad de hierro interfiere directamente en la cantidad de hemoglobina, por ser fundamental en el proceso de su formación. En consecuencia, cuando hay falta de hierro hay disminución en la cantidad de hemoglobina, originando algunos signos y síntomas como debilidad, cansancio frecuente, sensación de desmayo, caída de cabello, debilidad de las uñas y falta de apetito.

La mayoría de los casos de anemia ferropénica ocurre como consecuencias de deficiencias nutricionales. De esta forma, la solución es cambiar los hábitos alimenticios, aumento del consumo de alimentos ricos en hierro, como espinacas, granos y carne. Vea cómo debe ser el tratamiento de la anemia ferropénica.

5. Anemia de la Enfermedad crónica

La anemia de la enfermedad crónica, es un tipo común de anemia que ocurre en pacientes que están hospitalizados, habiendo alteración no solo en el valor del VCM, sino también en el HCM, CHCM, RDW y en la hemoglobina. Este tipo de anemia es más frecuente en los pacientes portadores de infecciones crónicas, enfermedades inflamatorias y neoplásicas.

Como este tipo de anemia normalmente sucede durante el tratamiento, el diagnóstico y el tratamiento son establecidos de forma inmediata, para evitar que haya mayores complicaciones para el paciente. Vea cómo reconocer los síntomas de la anemia.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje