Cómo se trata una lesión en los ligamentos de la rodilla

Una lesión en los ligamentos de la rodilla es una situación de emergencia potencialmente grave que, si no fuera tratada rápidamente, puede tener consecuencias desagradables.

Los ligamentos de la rodilla sirven para dar estabilidad a esta articulación, así, cuando uno de los ligamentos se rompe o se ve comprometido, la rodilla queda inestable y causa mucho dolor. 

En la mayoría de los casos, una lesión en los ligamentos de la rodilla es causada por un gran esfuerzo repentino. El tratamiento para tal lesión, muchas veces es quirúrgico, seguido de algunos meses de fisioterapia y reposo, pero inicialmente puede ser necesario usar una rodillera para evitar los movimientos de esta articulación. 

Cómo se trata una lesión en los ligamentos de la rodilla

Tratamiento fisioterapéutico para la rodilla

El tratamiento fisioterapéutico para la rehabilitación de la rodilla debe ser escogido por el propio fisioterapeuta que orientará al paciente durante el tratamiento. Algunas técnicas que puede utilizar son:

  • Láser: para disminuir el dolor y facilitar la cicatrización;
  • Hielo: para disminuir la inflamación y anestesiar la zona para el masaje transverso profundo;
  • Movilización articular manual: para lubricar la articulación, dar amplitud de movimiento y liberar adherencias;
  • Movilización de la rótula: para aumentar la flexión de la rodilla;
  • Tracción de la rodilla: para aumentar el espacio interarticular;
  • Corriente de Kots o estimulación rusa: para mejorar el tono muscular del muslo anterior y posterior;
  • Ejercicios con Thera-band: para ganar fuerza global con los músculos del muslo y de la pierna;
  • Ejercicios de propiocepción con los ojos abiertos y cerrados.

Para la recuperación de los ligamentos de la rodilla, durante el tratamiento fisioterapéutico, es normal que surjan otras situaciones como, tendinitis, dificultad para doblar y estirar la pierna y debilidad muscular, las cuales también deben ser tratadas al mismo tiempo. Conozca 5 consejos para aliviar el dolor en la rodilla. 

Ligamento colateral medial o lateral

El tratamiento para la recuperación de los ligamentos colateral medial o lateral pueden ser realizados con fisioterapia y raramente requieren de cirugía. La fisioterapia debe iniciarse después del diagnóstico y puede incluir el uso de aparatos y ejercicios prescrito por el fisioterapeuta.

Para acelerar la recuperación puede ser necesario utilizar una compresa de hielo exactamente en la zona de la lesión durante cerca de 15 minutos, 2 veces al día y, usar una rodillera para proteger la articulación de eventuales complicaciones.

En la clínica, el fisioterapeuta puede usar aparatos como Electroestimulación Nerviosa Transcutánea (TENS), ultrasonido, láser, además de ejercicios de estiramiento y de fortalecimiento muscular. La cirugía puede estar indicada cuando el ligamento se ha roto completamente, evidenciando una lesión de tercer grado, en atletas. 

Ligamento cruzado anterior o posterior

El tratamiento para lesiones en los ligamentos cruzado anterior o posterior puede incluir sesiones de fisioterapia o, en algunos casos, cirugía para reconstrucción de ligamento, estando indicada particularmente cuando la rodilla presenta mucha inestabilidad o el paciente es un atleta.

Los aparatos de fisioterapia pueden ser útiles para facilitar la cicatrización y combatir el dolor, pero el fortalecimiento de los músculos del muslo y de la parte de atrás de la pierna son muy importantes para acelerar la recuperación. 

Señales de mejoría y empeoramiento

Las señales de mejoría incluyen disminución del dolor, hinchazón y de la capacidad de caminar y moverse sin dolor o cojeando, mientras que las señales de empeoramiento son exactamente lo contrario.

Complicaciones de la lesiones en la rodilla

La principal complicación de las lesiones en los ligamentos de la rodilla son el aumento del riesgo de lesión en los meniscos de la rodilla, dolor constante e inestabilidad permanente de esta articulación, las cuales pueden evitarse con el tratamiento indicado. Vea cómo identificar y tratar una lesión en los meniscos.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: