Corriente rusa: qué es, cómo funciona y resultados

Revisión clínica: Marcelle Pinheiro
Fisioterapeuta
abril 2020

La corriente rusa es un aparato de electroestimulación que promueve una contracción de los músculos produciendo un aumento de la fuerza y del volumen muscular, siendo utilizado con frecuencia en fisioterapia para el tratamiento de personas que no logran contraer el músculo de forma efectiva, como en el caso de personas que ha sufrido un ACV o que son parapléjicos, por ejemplo.

Debido a que este aparato promueve el aumento de la fuerza muscular, la corriente rusa también ha sido utilizada por atletas para mejorar el rendimiento y para fines estéticos con el objetivo de fortalecer los músculos de la zona abdominal, por ejemplo. Sin embargo, para esto último aún se están discutiendo sus beneficios y los resultados se consideran inferiores a los que se obtienen por medio de la actividad física.

¿Para qué sirve la corriente rusa?

La corriente ruda es utilizada principalmente en fisioterapia durante la rehabilitación de las personas que no logran contraer los músculos de forma correcta, como en el caso del ACV, atrofia muscular y paraplejía, por ejemplo. En estos casos, el número de sesiones depende de la situación muscular de cada personas, pudiendo realizarse sesiones diarias con una duración de 10 a 15 minutos.

La corriente rusa también puede utilizarse para fines estéticos para fortalecer la zona abdominal, glúteos y piernas, y para mejorar el rendimiento del atleta, ya que promueve la contracción muscular, dando como resultado el aumento de fuerza y resistencia. En estos casos la indicación es que la persona continúe practicando la actividad física y la corriente se aplique en el músculo que necesita de una contracción más fuerte.

Cómo funciona

La máquina de la corriente rusa se compone de varios conectores con almohadillas que son los electrodos, los cuales se colocan estratégicamente a la mitad del músculo de la zona a tratar, siguiendo siempre los lineamientos, como no ponerlos al mismo tiempo en músculos agonistas o antagonistas, motivo por el cual debe ser llevado a cabo por un fisioterapeuta o preparador físico preparado.

La máquina dará un estímulo semejante al que el cerebro envía hacia los músculos, generando una contracción involuntaria del músculo, pero para obtener un mejor provecho de la sesión y del equipo, la persona deberá contraer el musculo al mismo tiempo en que recibe el estímulo eléctrico.

¿La corriente rusa sirve para adelgazar?

La corriente rusa ha sido usada en el ámbito estético para mejorar la apariencia de la barriga, piernas y glúteos, sin embargo, no es tan eficaz como el ejercicio físico, ya que las contracciones que produce el equipo no tienen la misma eficacia como las que produce el cuerpo. Por eso, el ejercicio físico no debe ser reemplazado por este equipo.

Se cree que 10 minutos de corriente rusa corresponden a más de 400 abdominales, pero para que estas sean realmente eficaces es importante contraer al mismo tiempo el abdomen, ya que de esta forma todas las fibras del músculo recto abdominal son trabajas. Lo mismo sucede si se encuentra en un centro de estética con el mismo equipo de forma totalmente pasiva.

Es un hecho que la corriente rusa logra reclutar más fibras musculares mientras las persona realice una contracción muscular cuando recibe el estímulo eléctrico. Por lo que en ese caso, debería haber un aparto de corriente rusa en un gimnasio o en un centro de rehabilitación, por ejemplo.

Corriente rusa para tonificar el abdomen

Así, una buena forma para fortalecer el abdomen, obteniendo el mejor provecho de la corriente rusa es colocando los electrodos en el recto abdominal y hacer 2 minutos de plancha abdominal, por ejemplo, repitiendo 3 veces como mínimo este ejercicio.

Una serie de estas es capaz de fortalecer el abdomen, teniendo un efecto satisfactorio, pero sólo si la persona realiza una contracción al mismo tiempo que recibe la corriente. El uso de esta de forma completamente pasiva, es decir, sin contracción muscular voluntaria al mismo tiempo, no es eficaz y tendrá ningún beneficio significativo paa el cuerpo.

Resultados de la corriente rusa

Dentro de los resultados de la corriente rusa se encuentran el aumento del volumen muscular, disminución de la flacidez, mejoría de la circulación sanguínea y del drenaje linfático, mayor facilidad para la realización de movimientos y mayor destreza para los movimientos delicados. Sin embargo, estos resultados se observan con mayor frecuencia cuando la persona acude inicialmente con debilidad muscular secundario a un derrame o sigue un programa de ejercicio físico el cual necesita ser realizado junto con el uso de este equipo.

Los mejores resultados se observan cuando la corriente rusa se usa para:

  • Tratar la atrofia muscular en personas encamadas o en recuperación;
  • Mejorar el rendimiento de atletas;
  • Fines estéticos, como complemento de la actividad física y alimentación adecuada.

En el caso de personas saludables, sedentarias y que no practican ningún tipo de actividad física, cuando la contracción voluntaria no se produce, se puede notar un pequeño aumento de la fuerza y del tono muscular, habiendo muy poco aumento del volumen muscular, por lo que la corriente rusa no podrá sustituir nuca a la práctica de ejercicio como la musculación.

Contraindicaciones de la corriente rusa

A pesar de que es un buen tratamiento para el fortalecimiento de los músculos, la corriente rusa no debe utilizarse en los siguientes casos:

  • Personas con marcapasos o enfermedad cardíaca, para no alterar los latidos cardíacos;
  • Personas que sufren de epilepsia, ya que puede desencadenar una crisis epiléptica;
  • Enfermedad mental, debido a que la persona podría retirarse los electrodos antes de finaliza la sesión;
  • Hipertensión arterial de difícil control, debido a la posible alteración de la presión;
  • Embarazo, debe evitarse la colocación sobre el abdomen;
  • Personas que sufren de varices extensas;

Además, la corriente rusa no debe utilizarse durante un episodio de flebitis o trombosis venosa profunda, o en caso de lesión muscular, en los ligamentos, tendones o en caso de fractura en el área a tratar.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em abril de 2020. Revisión clínica por Marcelle Pinheiro - Fisioterapeuta, em abril de 2020.
Revisión clínica:
Marcelle Pinheiro
Fisioterapeuta
Formada por la UNESA con registro profesional en CREFITO- 2 nº. 170751 - F.